Jon Rahm recupera el número uno mundial

Lunes, 10 de Agosto de 2020. 09:54
Jon Rahm, feliz con su segundo Irish Open (Foto: @JonRahmpga).
Jon Rahm, feliz con su segundo Irish Open (Foto: @JonRahmpga).

Jon Rahm ha arrebatado a Justin Thomas el número uno del Mundo una vez acabado el PGA Championship. La recuperación del cetro ha sido rápida después de que el golfista de Barrika se proclamase hace tres semanas número uno del mundo a sus escasos 25 años. Pero el deporte nunca para. Pronto se lo quitaron, pronto lo ha recuperado.

Había cedido su puesto al estadounidense Thomas, vencedor del torneo FedEx St. Jude Invitational del PGA Tour, en el que el jugador de Barrika estrenaba su número uno mundial. Pero ya vuelve a ser suyo al terminar con siete golpes bajo el par en el campeonato, lo que le daba una posibilidad de regresar a la cumbre del golf. «Si vuelvo al número uno muy bien y si no tendré más opciones. Ahora quiero disfrutar la semana libre y luego tener tres semanas de buen golf», dijo Rahm al terminar su participación.

Fue el sorprendente triunfo del joven Collin Morikawa lo que evitó que Dustin Johnson le arrebatase a Rahm el número uno del mundo. A sus 23 años, Morikawa se ha estrenado en el PGA Championship con una victoria sin grandes ovaciones y sin público, pero igualmente valiosa. Con ella, el golfista de Los Ángeles afincado en Las Vegas se ha embolsado casi dos millones de dólares y se mete entre los cinco primeros del ránking mundial.
Rahm, un furibundo athleticzale, pasaba en julio a comandar la clasificación mundial de golf tras imponerse en el Memorial Golf, uno de los torneos más emblemáticos del calendario internacional. El amigo de Aritz Aduriz culminaba así, de momento, una meteórica carrera marcada por su ídolo de infancia, el legendario Ballesteros
José Ángel Iribar y Jon Rahm posan juntos en Plentzia (Foto: Athletic Club).
José Ángel Iribar y Jon Rahm posan juntos en Plentzia (Foto: Athletic Club).

Fallecido en 2011, 'Seve' era hasta ahora el único español que había llegado al número uno mundial en 1986. Sus logros y su carisma provocaron entonces que miles de personas comenzaran a practicar este deporte, entre ellos el padre de Rahm, quien se enamoró del golf al ver en directo a Ballesteros y el resto de figuras en la Ryder Cup de 1997 disputada en Valderrama.

Al volver a casa, el empresario Edorta Rahm se inscribió en el club de golf de Larrabea, donde su hijo Jon cogió sus primeros palos. Pues no le ha ido pero que nada mal.

Jon Rahm fue el 24 número 1 del Mundo. El segundo golfista español después de Seve Ballesteros en alcanzar ese hito y el quinto más joven después de Woods, Spieth, McIlroy y Thomas. Además el de Barrika es el tercero más rápido en alcanzar el número 1 desde que se convirtió en profesional después de Woods y Spieth.

Con un auténtico recital de juego, Jon Rahm logró en Lahinch su septimo título profesional.
Con un auténtico recital de juego, Jon Rahm logró en Lahinch su septimo título profesional.

Jon Rahm, una familia ligada al Athletic

De padre vasco y madre madrileña, el apellido Rahm le viene de un antepasado suizo que llegó al País Vasco a principios del siglo XIX. El abuelo del golfista, Sabin, fue durante décadas delegado del Athletic, el equipo de fútbol de los amores de Jon, quien lucía su escudo en la bolsa de palos de los torneos hasta que un patrocinador le obligó a retirarlo.

Por el momento, en sus vitrinas tiene cuatro torneos del circuito de PGA estadounidense, el primero de los cuales ganó a los 22 años en San Diego en 2017. También ha alzado otros tres campeonatos internacionales y en 2019 fue nombrado mejor jugador del circuito europeo.

Los torneos de Grand Slam, sin embargo, son todavía una asignatura pendiente, ya que sus mejores resultados son una tercera posición en el Abierto de Estados Unidos de 2019 y una cuarta en el Masters de Augusta de 2018.

Su regularidad y perseverancia, sin embargo, le llevaron a desbancar este domingo al norirlandés Rory McIlroy y a estrenarse en el liderato mundial, un puesto que su venerado Ballesteros ocupó durante 61 semanas.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *