El peligro de cambiar la gabarra Athletic por el Titanic

Viernes, 02 de Octubre de 2020. 07:34
La afición pasa un momento triste (Foto: Athletic Club).
La afición pasa un momento triste (Foto: Athletic Club).

No nos engañemos la de este jueves es una de esas noches en la que a más de uno le dan ganas de prender fuego a San Mamés, Ibaigane y a Lezama. Pese al pesimismo reinante nadie sospechaba que la llegada de un recién ascendido en el estreno de La Catedral recordase tanto a la despedida de la anterior temporada contra el CD Leganés. En este caso agravada por encajar un gol contra 10 y luego ser incapaz de remontarlo ante un Cádiz CF con nueve.

Es comprensible la frustración que seguro compartimos todos los athleticzales. ¿Cuántos no habrán cenado del disgusto? Pero como la vida sigue probablemente lo más razonable sea soltar sapos y culebras esta noche, en plan catarsis colectiva, y ya a partir de mañana empezar a pensar en ganar el domingo en Vitoria. Que ya sabemos que los parones sin vencer en el Athletic son dinamita... Además no cabe otra, en una temporada con cuatro competiciones y una final de copa lo que no se puede es ir por el mundo, que ya está muy jodido per , entonando el victimismo y el romance de la pena negra.

Un servidor ya había escrito en ElDesmarque Bizkaia que le daba la sensación de que esta iba a ser la última temporada de Gaizka Garitano. Yo no soy de los que piden guillotina al vuelo y un cambio ya de entrenador, pero sí entiendo que el ambiente empieza estar demasiado viciado. Las decisiones del técnico derioztarra son ya un debate permanente. Y sus declaraciones, sin duda abiertamente sinceras, no le ayudan. Las de ayer sobre competir en Primera han levantado ampollas.

Gaizka Garitano, durante el Athletic-Cádiz que le deja tan señalado (Foto: LaLiga).
Gaizka Garitano, durante el Athletic-Cádiz que le deja tan señalado (Foto: LaLiga).

Y aquí, en el Athletic, hay para todos...

Otro incendio. La directiva y la dirección deportiva no han sido capaces de hacerle entender al técnico que debía hacer guiños ilusionantes con la afición. Aunque da ratos a los chavales está claro que el empecinamiento en los mismos nombres y puestos le iban a pasar factura. No se trata de hacer fichajes, sino de marcar el rumbo.

Factura que también se debe empezar a pasar al vestuario. No puede ser que se sostengan esas fichas brutales en algunos casos con un equipo que lleva tres años fuera de Europa y que tiene pinta de que va a sudar tinta china para volver a acercarse a esa situación.

Hasta ahora los jugadores contaban con el parapeto de una afición pausada. Pero la pandemia va a suponer un fuerte golpe a las arcas del club y aquí todo el mundo va a tener que dejarse pluma. Y todos es todos. Directiva, cuerpo técnico, plantilla y afición.

La Junta ha asumido que el fichaje más necesario, el de Fernando Llorente, un delantero con gol, no merecía la pena por no romper la paz social. Perfecto, pues entonces a apostar por la cantera y tirar p'alante. Gastar una fortuna en Berenguer es un placebo que ojalá salga muy bien pero suena a pirotecnia de la directiva.

Iñaki Williams estuvo muy poco entonado en el Athletic-Cádiz (Foto: LaLiga).
Iñaki Williams estuvo muy poco entonado en el Athletic-Cádiz (Foto: LaLiga).

La profunda reflexión de la caseta

Si los socios no saben si les cobrarán el 30% de sus carnets, los jugadores van a tener que hacerse una fuerte rebaja e incluso a partir de ahora, como en el caso de Unai Simón, irse a unos tramos salariales más terrenales. Fijo y variables. Aquí ya no se pueden ganar cantidades del Bayern de Múnich quedando el undécimo o el 16º clasificado. Es obsceno.

Siguiendo con el vestuario está claro que varios futbolistas que deben de tirar del carro no están consiguiendo dar el rendimiento adecuado. Unos porque no encuentran su sitio, otros porque no encuentran su forma y todos probablemente porque la atípica pretemporada tampoco les ha ayudado en nada, al igual que la ausencia del apoyo de la grada en San Mamés. Son ya cuatro derrotas consecutivas como locales... Pero no caben excusas en unos profesionales. Están en LaLiga Santander. Es hora de dejarse de Instagram y reenganchar a la gente.

Como decía, hay que empezar a remar desde mañana mismo para ganar en Vitoria como se ganó en Ipurua. Tras Mendizorroza hay parón otra vez, de no vencer el clima puede ser irrespirable. Los aquelarres del cuanto peor mejor solo llevan a la autodestrucción.

Este Athletic de Gaizka Garitano no ha logrado enganchar a la afición (Foto: LaLiga).
Este Athletic de Gaizka Garitano no ha logrado enganchar a la afición (Foto: LaLiga).

La quinta columna que no descansa

Y en ese sentido una pequeña parte de la afición también tiene que hacérselo mirar. No por el hecho de criticar, que solo faltaba que no pudieran hacerlo cuando además lo que ven es imposible que le satisfaga, pero si a esos cuantos que no hacen más que meter palos en la ruedas, revolver mierda y generar mal ambiente.

Seguro que piensan que con eso están ayudando al Club. A su Club. Si tuvieran perspectiva a medio y largo plazo, deberían darse cuenta de que a ver qué club hay para coger cuando lleguen las elecciones de 2022. Estén estos gestores de ahora u otros socios del Athletic al frente del mismo los problemas deportivos y económicos no van a ser ninguna broma. Y serán para todos, no para el que puso avales. ¿Qué va a quedar de la famosa ‘hucha’ tras el coronavirus? ¿Se han parado a pensarlo?

Las leyes tampoco ayudan a un Club diferente como el Athletic, una Sociedad Deportiva. Si incluso las nuevas normas fiscales le machacan, al igual que la Ley Bosman y el dinero de las televisiones. Es la tormenta perfecta para que la desunión termine de joderlo todo. ¿Han echado un ojo al calendario del mes de enero?

Y solo puedo dejar ese mensaje, sin hacer demasiada sangre pero sin pasar por encima de la cruda realidad, o nos ponemos todos por la labor o esta maravillosa Arcadia que es el Athletic en vez de la gabarra va a tener que sacar el Titanic. Y ya no valdrá rasgarse las vestiduras y decir "yo ya lo avisé".

8 comentarios

  1. José francisco

    Soy de Murcia y del athletic toda mi vida creo que el ciclo de garitano ha terminado el cocinero tampoco me gusta tratan al athletic como un club modesto cuando para mi es un club grande así que si no saben que se vayan.

  2. Aitor Aurrekoetxea

    Millonarios prematuros. SINVERGÜENZAS!!
    Se ríen de todo un pueblo. Destrozan las ilusiones de los niños...Alkorta y garitANO cierren al salir. Y el cocinero dónde está??? Este no es mi ATHLETIC

  3. Eki

    Garitano no tiene salvavidas

  4. Eki

    Somos diferentes pero no tontos

  5. Jlj

    No hay que ser alarmistas, pero sí conscientes de que hay que mejorar, y si no se ve rápidamente, habrá que tomar decisiones

  6. Eusebio

    "Lo de competir en primera va ser muy dificil" dicho por el ENTRENADOR, es como tirar la cuchara antes de comer. Es una caída de brazos por IMPOTENCIA. SR.GARITANO si no se ve capaz de sacar nada positivo de esta plantilla DIMITA USTED, aunque no sea nada más que por dignidad y profesionalismo
    Quiere tener la deshonra de ser el ENTRENADOR que descienda al ATHLETIC. Usted verá pero yo no le veo capaz de liderar esta plantilla.
    ! Ah! Y no crea que el fichaje de Brerenguer va arreglar algo. Pronto se contagiara del resto de la plantilla y será uno más dentro del caos.

  7. Lasa

    Con los capitanes Alkorta y Garitano, el Titanic se hunde seguro.

  8. Eki

    El tictanic se hundió por la incompetencia de unos profesionales que gobernaban el barco no porque alguien puso un iceberg en su ruta, en el athletic ocurre lo mismo hay mucho incompetente en todos los puestos de gestión del club,cualquier ama de casa lo gobernaria mejor. Se te ha olvidado mencionar la labor vuestra de los periodistas que sois demasiado benevolentes con el equipo gestores y club y encima nos pedís que no critiquemos athletizales y afición lo mejor del clib

Enviar comentario Ver los 8 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *