Halloween en el Athletic

Un contenido de:
Iker Fernández

Miércoles, 28 de Octubre de 2020. 12:56

No busquen más. Olvídense del disfraz de zombi, Conde Drácula o monstruo de Frankenstein. Si lo que realmente quieren es hacer pasar miedo al contrario, si desean que sus paisanos se estremezcan de auténtico pavor este Halloween, no tienen más que calzarse la zamarra rojiblanca. A estas alturas de la película ya les digo que cualquiera que les vea de tal guisa no tendrá por menos que poner tierra de por medio.

Y es que bromas aparte, este Athletic Club da miedito. Básicamente, porque de no estar muerto por lo menos empieza a tener cierto tufillo a fiambre y claro, a todos nos asustan los muertos. El problema es que no parece haber visos de que vaya a resucitar, o tal vez lo haga, como hace un par de semanas lo hizo ante el Levante UD.

El caso es que los “no muertos”, salvo en contadas excepciones, son seres lentos, torpes, imprecisos y sin ningún tipo de conciencia más que la de devorar carne fresca. Lentos, torpes e imprecisos; ¿les recuerda eso al fútbol de alguien?

Ander Capa desborda por la banda derecha en Pamplona (Foto: Athletic Club).
Ander Capa desborda por la banda derecha en Pamplona (Foto: Athletic Club).

¿De verdad le queda crédito a Gaizka Garitano?

Carne fresca o piernas frescas, mejor dicho, es precisamente lo que necesita este equipo, pero parece que el único que no se da cuenta es el encargado de que esto funcione. A Garitano, al que hace tiempo se le agotó el crédito, en el juego del “truco o trato” de este arranque de LaLiga Santander le están tocando todos los caramelos revenidos y es que parece que escoge las casas de los vecinos con menor lustre.

El hecho de cambiar de vecindario le acongoja lo suficiente a pesar de saber que tiene todas las papeletas de terminar dando en hueso. Y hablando de huesos, el esqueleto que conforma esta plantilla es siempre el mismo. Solo varía un ápice en los minutos de la basura cuando toca ir a la heroica y ese menester siempre recae en los mismos protagonistas, los cachorros; las víctimas favoritas del de Derio.

Dani García en el partido perdido por los de Garitano ante Osasuna en El Sadar (Foto: Athletic Club).
Dani García en el partido perdido por los de Garitano ante Osasuna en El Sadar (Foto: Athletic Club).

Por otra parte, los rivales solo tienen que acechar, ser pacientes, y esperar a que tengamos nuestras calabazas llenas de chuches y nos tropecemos nosotros solitos para llevarse todo el botín, y por ende, los tres puntos.

Este Athletic de pesadilla nos persigue como Michael con el cuchillo en ristre desde hace ya demasiado tiempo y como en los sueños, intentamos correr para no avanzar a ninguna parte. Si hay o no luz al final del túnel pronto lo sabremos. Lo único que espero es que no sea demasiado tarde.

Ahora mismo parece que tenemos un cementerio indio enterrado en las instalaciones de Lezama. No sé si habrá que llevar a cabo un exorcismo para ahuyentar a los malos espíritus, pero está claro que algo hay que hacer y ese algo comienza por destituir a Gaizka Garitano.

Ojo, que si de repartir culpas se trata, el míster posiblemente solo sea responsable en parte, pero claro, no podemos lapidar a los millonarios prematuros. Término, por cierto, del que solo nos acordamos cuando vienen mal dadas.

1 comentario

  1. Eki

    Garitano solo tiene un disfraz y da mucho miedo, tanto que nadie le quiere al lado, Garitano vete ya alkorta no pintas nada, elizegi títere

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *