Garitano despista a sus verdugos

Un contenido de:
Kuitxi Pérez

"A uno no deja de darle cierta tristeza ver a uno de los nuestros subido al cadalso". Así lo vivía. Así lo sentía. Así se pronuncia mi compañero Asís Martín en el inicio de la crónica de un partido que habría de resultar 'liberador'. Cadalso en medio de La Catedral. Cadalso en su sentido más trágico. No hay festejo. No hay ceremonia. A no ser que asistir al duelo más desequilibrado de todos los posibles sea un acto ceremonial. La pelea entre la víctima y su verdugo. Víctima propiciatoria y voceada, la figura de Garitano. ¿Verdugo? Verdugos... ¡tantos! Con barba de dos semanas. Esos quince días en los que el míster del Athletic Club se había paseado, de un extremo a otro, por el 'corredor de la muerte'. ¿Athletic versus Real Betis? No. "La milla verde".

Reo. Culpable por sentencia de un 'jurado popular'. Se le quería fuera del 'Universo Athletic'. Pero nadie dispuesto a mojarse las manos con sangre rojiblanca. Lo de siempre, entonces. Recurrir al tan repudiado como necesario verdugo. Verdiblanco él. Frío. Hábil. Acostumbrado. Que no le tiemble la mano.

Tiempo ha tenido para poner a punto el 'vil garrote'. Afilar la guillotina. Escoger el martillo y separar los tres mejores clavos. Leña, jaros y ardorosa carrasquilla como para la hoguera aquella que a Giordano Bruno le esperaba. 'Banquillo eléctrico'. Bala feroz al centro del combate...

Gaizka Garitano, durante un entrenamiento del Athletic en Lezama (Foto: Athletic Club).
Gaizka Garitano, durante un entrenamiento del Athletic en Lezama (Foto: Athletic Club).

La cabeza de Garitano

Tétrica narración. Pero es que...¿acaso no se decía que al final de la partida la cabeza de Gaizka Garitano podría rodar por el verde renovado del estadio de San Mamés? La tan recurrida 'espada de Damocles' flotaba sobre la testa de un entrenador de fútbol. Porque un deportista, no más, no menos, es la persona que, a coro, Josu Urrutia y Aitor Elizegi colocaron al frente del Athletic de seguido a que Berizzo fuera 'ejecutado' por su mala 'cabeza'. Fútbol cruel.

Y he aquí que, cuando todo parecía perdido, la víctima dejó en feo a tanto juez. Sobre el cadalso montado en el centro de la Catedral, el reo maniató al verdugo y saboteó tanta suerte de  tormentos. Ni garrote con su mano vil. Atorada la guillotina. A la Ría el martillo y los clavos. Soplo de titán para apagar el fuego. Los plomos se fundieron; se fue la electricidad. Una flor taponando el cañón, frenando la bala. Damocles sin espada.

Muda, casi de inicio, la afición fiel, y también la otra, al otro lado del campo, en la butaca de lujo de sus casas. No daban crédito. Garitano, sin embargo, aferrándose a la vida, maniobró de ese modo en el que nadie lo esperaba. "Más de lo mismo, ¡va! ¿qué otra cosa podría hacer el que con la soga al cuello se ve?".

El bilbaíno Unai Vencedor fue titular ante el Betis en San Mamés (Foto: LaLiga).
El bilbaíno Unai Vencedor fue titular ante el Betis en San Mamés (Foto: LaLiga).

Apuesta revolucionaria. ¿Por qué? Quería jugársela. "Si pierdo, habré perdido con 'los que' y 'lo que' vosotros me pedíais una y otra vez; demostrándose, así, que jamás os había asistido la razón". Quizás lo había pensado, pero nunca llegaría a verbalizarlo. "En cambio, si gano, habrá quedado patente el don de mi flexibilidad". Entre pensar y decirlo hay un mundo. Y fue así que, obviando lo inquebrantable del entramado defensivo, Vencedor y Vesga asumieron el delicado espacio del centro del campo.

El 'reclamado' Vencedor. Pero el denostado Vesga...

No para este cronista, que se enamoró del Mikel cuando, escoltado por Undabarrena, dirigía de lujo la nave de 'Cuco' Ziganda. Williams, banda derecha. Berenguer, en la izquierda. Muniain, libre, así para crear como para 'matar'. Y arriba, punta de lanza, bisonte a la fuga con melena negra de león disimulando sus fauces. Asier Villalibre. Aunque lo alaba tanto, creía su entrenador que era 'trompeta de banda' y no 'ariete demoledor'.

Asier Villalibre dispara en San Mamés ante el Real Betis (Foto: Athletic Club).
Asier Villalibre dispara en San Mamés ante el Real Betis (Foto: Athletic Club).

Enfrente estaba el Betis. Joaquín, todavía riéndose de sus tres goles en Heliópolis. Podía pasar cualquier cosa. Y aconteció  lo mejor. Lo hermoso lo aprendió el Athletic enseguida. Y lo más terrible no sucedió. Por qué.

¿Tuvo tanta influencia la presencia de Vencedor?

Pues miren ustedes, para el cronista que esto escribe, no. Ni mucho menos. Unai Vencedor, poco presente, ni bien ni mal: no interfirió en el maravilloso hacer de su compañero Vesga. Genial, Mikel. Soberbio, el gazteiztarra. Alumno aventajado de un Ziganda que lo bordaba dirigiendo a los 'katxorros'.

Y sobre todo, inteligente. El mejor 'lector' para un partido que requería 'escritura rápida' y 'en vertical'. 'Muerto' Dani García, se acabó la 'rabia' de la insoportable horizontalidad. Porque lo horizontal es para la cama, así en el sueño como en el amor. Entraron en danza, de seguido, tres cuchillos penetrando en la frágil mantequilla. Iñaki, Iker, Alex, tres jugadores en piñata infantil, pringándose la cara con el merengue de la 'sopa boba'. Y arriba, en lo alto de la pirámide, 'vía libre' para un Asier desatado. Literal: lo soltó su 'dueño' y armó 'la de dios es cristo'.

Recorte del capitán, Iker Muniain, ante el Betis en San Mamés (Foto: Athletic Club).
Recorte del capitán, Iker Muniain, ante el Betis en San Mamés (Foto: Athletic Club).

Le 'asistió' a Víctor Ruiz para que el defensa bético 'matara' a su propio portero. Cabeceó de cine un centro de lujo de su asistente de cámara. Claudio Bravo rechazó. Ander Capa machacó de cabeza sabiendo que tenía una deuda desde el penalti aquel que en El Sadar al equipo le costara la vida. Muniain, Villalibre caído a la banda con los recursos de todo un veterano que sabe devolverle la pelota a su compañero con los ojos cerrados. Iker, en boca de gol. Si no a la primera, con el pie, sí, a la segunda, con la testa.

De cabezas iban los goles. Salvadores  de esa otra que dirige y en juego estaba. Se trataba de tapar el cielo para que sobre Garitano no cayera la tan terrible 'espada de Damocles'. Ver para creer. Tantas bolas de partido en su contra, y capaz de sacarse de la manga tres saques directos nacidos del prodigio de unos jugadores que parecían divertirse luego de tantas tardes de sopor, Gomorra, ¡perdon!: quise decir 'modorra'.

Y es que los 'Athleticzales' llegaron a confesar que "nos dormíamos viendo jugar al Athletic". ¿Dormido, el Betis? ¿O fue la 'pegada' de los leones la que los envió a la llamada "habitación del sueño"?

Álex Berenguer dedica con un corazón su gol al Betis (Foto: Athletic Club).
Álex Berenguer dedica con un corazón su gol al Betis (Foto: Athletic Club).

Sueña Yuri que es extremo con llegada y sin presión...

Sueña Yuri que es Argote. Se recrea en el golpeo. Tocadito. Al corazón del área. Berenguer, libre de marca. O tal vez se desmarcara para ofrecer al balón el interior total de su pie izquierdo. Viaja el esférico al palo largo. El Athletic acaba de consumar la goleada. 4-0. Uno más, y retrocedemos en el tiempo hasta descansar en aquellas tardes de gloria. "Arriba Rojo ese balón / que Uriarte lo prepara / viene Arieta y mete gol". Cinco, seis, siete, ocho...

Cuando había 'General de pie'. Arco sosteniendo el techo de la tribuna principal. Barro en el verde. Porteros con visera. "Centenario y a por todas"...las almohadillas de la 'Casa de Misericordia'. ¿Misericordia? ¿Compasión de los verdugos ante el reo? No. Fue Garitano. Que los evitó a todos con la 'magia' de su 'escapismo'. Harry Houdini no ha muerto. Se le espera el próximo domingo. En la función de tarde del Coliseum de Getafe.

5 comentarios

  1. Manuel

    Ahora a refrendarlo ante el Getafe esa mejoria aúpa athletic

  2. Javier

    Entre el Bufalo, Lapantera , y el enano , pedazo de equipo canteranos criados juera de lezama jajajajaj canteranos

  3. Javier

    Tranquilos Bilbainos que el domingo en Madrid regresais al pozo , o es que pensais ganar la liga y la copa jajajajajajajajajajaj

  4. Victor Telletxea

    Tan difícil era jugar con dos extremos puros y un delantero centro? Hasta clemente lo sabía. Por dios garitano. El athletic tiene que jugar siempre con un delantero centro. Y no poner a Williams ni Raúl García de delanteros, que no lo son. Y Dani garcía al banquillo una buena temporada.

  5. Eki

    Gaditano creías que ibas a perder con los chavales y te has bajado los pantalones athletic geuria

Enviar comentario Ver los 5 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *