What a Wonderful Athletic Club!

Un contenido de:
Alejandra Herranz

En fútbol, no suelo hablar de lo que no puedo ver. Por eso mi silencio desde el 18 de diciembre de 2020. Distintas circunstancias me impidieron ver al Athletic Club en este tiempo hasta la noche del domingo 17 de enero de 2021, cuando ganó la Supercopa de España 2021 por 2-3 al FC Barcelona en el estadio sevillano de La Cartuja desangelado por el frío y la ausencia de público. Retomo donde había dejado. En la última columna hablaba de la diáspora vasca, de la planificación de la presente temporada, de la flexibilidad de la filosofía, de la cantera, del trabajo para mejores resultados. Aunque hoy vengo a ElDesmarque Bizkaia con otras reflexiones.

Veamos. Gaizka Garitano fue invitado a dejar de ser el entrenador del Athletic pese a haber ganado al Elche CF en LaLiga Santander y, en su lugar, se designó a Marcelino García Toral tras las disculpas del caso -aquello de haber criticado al Athletic y reconocerlo con un manto de piedad para llegar al banquillo.

Unai Simón se lleva la red de la portería de La Cartuja tras ganar la Supercopa (Foto: Athletic Club).
Unai Simón se lleva la red de la portería de La Cartuja tras ganar la Supercopa (Foto: Athletic Club).

Me pregunto qué cambió con la llegada de Marcelino...

Porque los jugadores son los mismos, pero su actitud no. ¿Habrá habido una motivación y un trabajo especiales, distintos, para la Supercopa de España 2021? Porque hicieron un torneo impecable, dejando al Real Madrid y al FC Barcelona en la cuneta de la carretera corta de esta competición.

En la misma final de la Supercopa el equipo se mostró sin fisuras y fue capaz de entusiasmar a más de uno y, en mi caso, hasta de hacerme olvidar de mis propias reflexiones. El 1-4-4-2 parece dar buen resultado y los jugadores se muestran más a gusto con el esquema de juego; lo que es mejor, todos parecen ser tenidos en cuenta para disputar minutos.

Me causa gracia escuchar desde la Ciudad Condal que su equipo más emblemático -el ejército desarmado de Catalunya, del que hablaba su hincha ilustre Manuel Vázquez Montalbán- perdió un torneo menor. No conozco ningún club que no aspire a ganar títulos, sean mayores o menores; y el FC Barcelona no será la excepción.

Marcelino García Toral, atento al desarrollo de la final (Foto: Kiko Hurtado).
Marcelino García Toral, atento al desarrollo de la final (Foto: Kiko Hurtado).

Vale, están en horas bajas de recambio, con un Leo Messi anímicamente fastidiado y frustrado, (ay, esa agresión impotente a Villalibre), con un equipo que no termina de aglutinarse en una piña ni en el campo ni en el vestuario, con un entrenador más que respetable que quedó atrapado en un proceso electoral del que casi es ajeno.

Pero es que el Athletic hizo méritos en esta final. Se mostró cohesionado en el campo, altamente motivado para revertir un resultado parcial adverso y un gol anulado vía VAR por correcto fuera de juego y hasta un segundo gol del Barcelona convalidado (aunque se trató de fuera de juego de Griezmann). Y por pelearla hasta el final, hasta los 120 minutos; con el fuelle justo, pero con el alma intacta y la réplica incisiva.

A equipos iguales, gana el que más trabaja. El Athletic parece haberse tomado este trabajo más en serio que sus contrincantes supercoperos, ésos de las chequeras más que de las canteras.

Iker Muniain muestra la Supercopa del Athletic ante la plaza del Ayuntamiento de Bilbao.
Iker Muniain muestra la Supercopa del Athletic ante la plaza del Ayuntamiento de Bilbao.

Dicen que el Athletic tiene algo único que no se puede explicar...

Seguramente. Porque en la alta noche del domingo, en plena celebración del título, sus protagonistas festejaban, pero además recordaban a quienes también contribuyeron para que el equipo llegara hasta aquí. Y salieron los nombres de Garitano, de San José, de Beñat, de Aduriz, entre otros; mientras Griezmann hablaba de falta de una voz de mando en el campo para su equipo blaugrana.

Acaso sea ésta la unicidad del "Athletix": esa aldea vasca del fútbol internacional donde resiste un club de cantera en el que su plantilla se acuerda de quienes también contribuyeron a este logro de la Supercopa de España 2021.

Esta es la esencia del Athletic Club de Bilbao. Qué mundo maravilloso, what a wonderful world, éste del club más emblemático de la capital de Bizkaia. A ver si Asier Villalibre lo toca en su trompeta.

4 comentarios

  1. Eki

    Posteriormente data hijos de vascos nacidos en la diaspora es igual a extranjeros si tendrán sentimiento athletizale pero no han nacido en euskalherria ni se han formado en clubes vascos athletic geuria

  2. Eki

    Orgullosos por lo que somos no por resultados, somos un club histórico que nunca ha bajado a segunda con todas las vitrinas llenas de orgullo athletizale. Y tu necesitas una temporada. No entiendes el sentimiento athletic, los socios y athletizales opinamos defendiendo a nuestro athletic betikoa harrobiaz harro herritik sorteo ziñelako te respeto pero no comparto tus opiniones desde el anonimato pero con respeto

  3. Alejandra

    Lo primero, es bueno saber de geografía. Yo nunca hablé de traer "extranjeros", sino descendientes de vascos que estén en la diáspora. Lo segundo, sigo pensando lo mismo que dije en el post "Contradicciones athleticzales": el mercado donde abrevar es pequeño, se requiere por ende más trabajo de cantera y, por consiguiente, más trabajo en los entrenamientos. Siempre defendí las mismas ideas. La Supercopa de España 2021 fue un torneo corto bien trabajado y aplaudo por ello. Quisiera ver qué pasa al preparar una temporada íntegra de Liga, de 36 jornadas. Y ahí, vuelvo a mis reflexiones anteriores. Por último, qué pena las personas que opinan detrás de un seudónimo. Un saludo.

  4. Eki

    Hoy no hablas de fichar extranjeros, como cambiais los que sólo veis los triunfos el athletic es único caso en el fútbol mundial con todos vascos de euskalherria harrobiaz harro herritik sortu ziñelako

Enviar comentario Ver los 4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *