El camino del Athletic en la Copa del Rey

Un contenido de:
Alejandra Herranz

Raúl García y Berenguer celebran el gol en Ibiza (Foto: Athletic Club).
Raúl García y Berenguer celebran el gol en Ibiza (Foto: Athletic Club).

No resultó sencillo para el Athletic Club el partido ante la UD Ibiza por la Copa del Rey 2020-2021. Acaso porque ya no hay equipos fáciles; que lo cuente, si no, el Real Madrid que fue eliminado a pura moral por el Alcoyano con marcador final de 2-1. En Primera, el Athletic ocupa la plaza decimotercera en la clasificación. En Segunda División B el Ibiza marcha líder en el Grupo 3 (y el Alcoyano, cuarto) al momento de la disputa de este partido copero.

Esta edición número 117 de la Copa del Rey ofrece un formato más democrático, puesto que permite cruces entre equipos de Primera y Segunda División, de Segunda B, de Tercera y las divisiones regionales. Es como sueño para todos; jamás un torneo menor.

Por costumbre, que también por querencia, el Athletic es un equipo copero: ha sido finalista en 23 ocasiones; la última, en 2015 ante el FC Barcelona -cuando todavía era un equipo fuerte y difícil.

Unai Núñez celebra su gol ante el Ibiza (Foto: Athletic Club).
Unai Núñez celebra su gol ante el Ibiza (Foto: Athletic Club).

El cambio de aires de entrenador pareciera haber sacudido la modorra, que también la inercia, en la que había caído el equipo en el último tramo de Gaizka Garitano.

El 1-4-4-2 de Marcelino es una promesa de confort para los jugadores y también de oportunidades para ellos. De momento, hay más rotaciones que las que aplicaba su antecesor en el banquillo -aunque echo de menos no ver a Ibai Gómez en el campo disputando minutos.

La obtención de la Supercopa de España 2021 engrandeció al Athletic, sin embargo, su resaca llevó a hablar más de la cuenta a muchos. Tocaba la UD Ibiza en Copa y había que ganar en el campo, no en los memes ni en la víspera. Que ya no hay equipos grandes o pequeños: a equipos semejantes, gana el que más trabaja.

El partido entre el Ibiza y el Athletic no mostró muchas diferencias en el juego: no hubo un equipo que impusiera su dominio al otro. De hecho, al Athletic le costó ganar por 1-2 y clasificar para octavos de la Copa del Rey. Hubo de trabajar el triunfo y lo logró, en su remontada.

El camino de la Copa del Rey es el de una maratón singular por los partidos a simple eliminación, en un coste de oportunidad definitivo. Si el Athletic mantiene este ritmo, esta resiliencia, esta motivación, no dudo de que en 2021 estará en otra final copera.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *