Secciones

El 'Lehendakari' que surgió del barro

Un contenido de:
ElDesmarque Bizkaia

Jueves, 30 de Mayo de 2019. 21:40
Gaizka Toquero con muletas en un entrenamiento de pretemporada (Foto: Daniel Marzo).
Gaizka Toquero con muletas en un entrenamiento de pretemporada (Foto: Daniel Marzo).

Gaizka Toquero, el inefable 'Lehendakari' Toquero, ha anunciado este jueves su retirada como futbolista. A los 34 años, el delantero babazorro cuelga las botas tras un final de carrera marcada por los continuos problemas físicos y una temporada para olvidar, en la que una grave lesión de rodilla no le ha dejado ni siquiera vestirse de corto.

El punto y final a una trayectoria que le llevó a alcanzar la gloria de la mano del Athletic Club de Bilbao, sacado del barro por Joaquín Caparrós, pero que termina de la peor de las formas como jugador del Real Zaragoza. Ha sido la cara amarga del fútbol para un gladiador con instinto para centrar al sitio adecuado.

Una camiseta, la blanquilla, que Toquero no se enfunda desde el pasado 9 de junio de 2018. Un día duro para el zaragocismo, que quedó apeado de los play off de ascenso tras caer ante el CD Numancia en La Romareda. Desde entonces, el vasco no ha podido disputar ni un solo partido, ni tan siquiera de carácter amistoso.

En algunos mentideros suena el 'run-run' de que Toquero podría fundar una agencia de representación con Markel Susaeta, excompañero del Athletic con el que mantiene una gran amistad

Gaizka Toquero celebra su doblete en el Calderón, en la última victoria bilbaína allí (Foto: Athletic Club).
Gaizka Toquero celebra su doblete en el Calderón, en la última victoria bilbaína allí (Foto: Athletic Club).

En total, ha participado en 30 encuentros como jugador del Real Zaragoza entre todas las competiciones, en los que ha anotado cuatro goles y concedido tres asistencias.

Formado en las categorías inferiores del Deportivo Alavés, Toquero se hizo un nombre en el fútbol español al fichar por el Athletic Club, tras pasar por equipos como Lemoa, Sestao River y SD Eibar, este último en calidad de cedido por los rojiblancos.

Tras verlo en un amistoso 'Jokin' Caparrós soltó aquello de "qué pena que ese chico sea tan mayor, nos podía echar una mano". Cosas de la alopecia, al utrerano se le iluminó la cara cuando le sacaron de su error: "Qué va, si sólo tiene 23 años, lo que pasa es que es calvo".

Gaizka Toquero siempre estará en el corazón de los athleticzales.
Gaizka Toquero siempre estará en el corazón de los athleticzales.

Se endosó el '2' a la espalda, por eso le llamaban 'Il Due' en Lezama, un dorsal reservado, en principio, para defensores, que se convirtió en su seña de identidad. Y rápidamente se ganó el cariño del respetable de San Mamés, convirtiéndose en el fiel escudero de Fernando Llorente y rozando el cielo de Bilbao con sus manos.

Se convirtió en la extensión de la grada sobre el campo. Carreras imposibles, peleas constantes con los defensas rivales y algún que otro gol, como aquel que anotó en la final de Copa del Rey ante el FC Barcelona y que celebró emulando al luchador John Cena, pero que finalmente no sirvió para que pudiera alzar su primer título. Apodado cariñosamente 'lehendakari', permaneció siete temporadas en el Athletic, con 25 dianas en un total de 207 partidos.

El 'Ari, ari, ari Toquero lehendakari' levantaba San Mamés entero.
El 'Ari, ari, ari Toquero lehendakari' levantaba San Mamés entero.

Abandonó el conjunto bilbaíno para fichar por el Alavés, con el que logró el ascenso a Primera División. Dos cursos como babazorro antes de fichar por el Real Zaragoza, club al que llegó con la firme idea de regresar a la categoría de oro del fútbol nacional, pero finalmente, el atacante no puede más en su lucha contra las lesiones. El destino ha sido cruel con Toquero, pero solo queda darle las gracias por tanto esfuerzo y entrega, no solo como blanquillo, sino en cada club que ha defendido.

Toquero, un futbolista que levantaba la epidermis de San Mamés. En Zaragoza no le fueron bien las cosas, pero al menos en Bilbao, siempre quedará para el recuerdo su garra, su trabajo sucio para Fernando Llorente y el 3-0 de la semifinal de Copa ante el Sevilla con Caparrós a los mandos y la grada cantando el legendario eco de "¡Cómeme el rabo Del Nido!".

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?