Marcelino y su reencuentro con Bordalás: "Nuestra relación es inexistente"

José Bordalás y Marcelino García Toral.
José Bordalás y Marcelino García Toral.

Marcelino García Toral y José Bordalás se vuelven a ver las caras en el Athletic Club-Getafe CF que cerrará la jornada 20 de LaLiga Santander. Ambos viven una rivalidad muy intensa desde que se cruzaran por primera vez en un Alicante-Recre, y que alcanzó su punto más caliente en la 18/19 con aquellos duelos de liga y Copa del Rey entre Valencia y Getafe. Por ello, en la previa del encuentro de este lunes, era inevitable que a Marcelino se le preguntara por ello en sala de prensa.

Pero el técnico asturiano esquivaba profesionalmente el tema para centrarse en lo puramente deportivo: "Los entrenadores somos elementos secundarios en este fútbol, a veces se nos da demasiada importancia. Lo importante es lo que ocurre en el césped. Ojalá seamos superiores y logremos la victoria", señalaba Marcelino.

"En cuanto a mi relación con Bordalás, no es ni buena ni mala, es inexistente. Llevo 16 meses fuera del ámbito futbolístico y ahora nos toca jugar contra el Getafe, y afrontaremos el partido como cualquier otro, independientemente de quien esté en el banquillo rival, pero teniendo en cuenta como juega el equipo rival para intentar ser superior", añadía el de Villaviciosa.

Toca centrarse en LaLiga: "La Supercopa es pasado. Ha sido muy bonita, tiene un mérito enorme, pero ahora nos tenemos que centrar en LaLiga. Queremos escalar posiciones, estamos en una posición que creo que no va acorde con nuestro potencial, estamos más cerca del descenso que de Europa. Tenemos que ganar partidos, primero al Getafe".

Con Europa como objetivo: "Es indudable que tenemos una diferencia con los equipos que ocupan posiciones europeas, pero para hacer esa cuenta tenemos que empezar a sumar de tres en tres. Lo ideal es pensar en el Getafe, sumar de tres y alejarnos de los puestos de abajo e irnos a la mitad de tabla, y así paso a paso".

Un croquis del Getafe: "Vamos a enfrentarnos a un equipo difícil de batir, que encaja pocos goles, concede poco, te obliga a robar en tu campo, utiliza una presión alta pero intensa, con una defensa bastante adelantada... Un equipo que te obliga a tomar decisiones rápidas permanentemente y que exige lo máximo a cualquier rival. Creo que tiene una clarísima identidad y sabemos a qué nos vamos a enfrentar".

1 comentario

  1. Eki

    Ederto Ederto

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *