Y en el día 40 el Athletic de Marcelino descansó

No sabemos si será buen día para retomar los instrumentos de Orsai, pero seguro que se agradece este viernes. La plantilla del Athletic Club disfruta este viernes de la primera jornada de descanso 39 días después de la llegada al banquillo rojiblanco de Marcelino García Toral, técnico que se hizo cargo del equipo rojiblanco el pasado 4 de enero tras la destitución de Gaizka Garitano.

Han sido seis semanas muy intensas las que ha vivido el conjunto bilbaíno desde la llegada del entrenador asturiano, con diez partidos oficiales -4 de LaLiga Santander, 4 de Copa y 2 de Supercopa- que pudieron haber sido once de no ser por el aplazamiento del choque ante el Atlético de Madrid del 9 de enero.

Apenas 48 horas después de aterrizar en Bilbao el día de Reyes, Marcelino se estrenó en el banquillo de San Mamés con una derrota frente al Barça (2-3).

Marcelino ha dado instrucciones sin parar a su plantilla en Lezama (Foto: Athletic Club).
Marcelino ha dado instrucciones sin parar a su plantilla en Lezama (Foto: Athletic Club).

Tras el aplazamiento del partido del Wanda, tuvo siete días para conocer más en profundidad al grupo e implantar sus primeras ideas de cara a una Supercopa que acabaría conquistando de manera brillante después de derrotar al Real Madrid (1-2), en semifinales, y posteriormente al Barcelona en la final (3-2).

Ni siquiera el día posterior a levantar el título descansó el Athletic. La del lunes 18 fue una intensa jornada en la que el grupo de capitanes representó a la plantilla en los actos institucionales de homenaje antes de regresar al trabajo esa misma tarde en las instalaciones de Lezama.

Avalancha de partidos y de competiciones para el Athletic

Después llegarían el estreno copero en Ibiza (1-2), la primera victoria liguera de Marcelino, el 5-1 frente al Getafe en 'La Catedral', la segunda eliminatoria de Copa, ante el Alcoyano (1-2), y un tercer partido ante el Barça antes de cerrar enero, esta vez en el Camp Nou, saldado con una derrota mínima (2-1).

Febrero arrancó para el Athletic con el pase a las semifinales de Copa tras apear al Betis en el Benito Villamarín en la tanda de penaltis y en menos de 72 horas recibió el pasado domingo al Valencia, con el que firmó un empate a uno.

La ida de las semifinales de Copa de este jueves en San Mamés con el Levante cerró este vertiginoso tramo de temporada para un Athletic que podrá desconectar durante 24 horas para preparar desde el sábado la visita del lunes al Ramón de Carranza, donde le espera el Cádiz en el encuentro que cerrará la vigésima tercera jornada de LaLiga.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *