La asamblea del Athletic analizada por Gontzal Sever: habemus presuppositum

Un contenido de:
Gontzal Sever

Se celebró la Asamblea extraordinaria de socios y socias compromisarios del Athletic Club después de que en la Asamblea Ordinaria del 27 de diciembre se rechazaran no sólo las cuentas del ejercicio anterior y el presupuesto para el presente ejercicio, sino incluso también la propuesta sobre la grada de animación (por una diferencia de tan solo 9 votos con 41 en blanco!!!),... Algo esto último que, además de sorprenderme, me pareció absolutamente incomprensible. Casi tanto como los comunicados de esos grupos de los que Vd. me habla.

Ambas Asambleas se celebraron utilizando medios telemáticos y pienso que nadie puede poner en duda que organizativamente han sido un éxito (gestión), habiéndose dado además la opción de poder ejercitar el voto presencial para esa parte de la masa social que o bien no se maneja con estos medios o que carece, por uno u otro motivo, de la posibilidad de utilizarlos.

No sabiendo muy bien en cuál de estos grupos encuadrar al expresidente Josu Urrutia (curiosa la “foto” repetida ayer del expresidente acompañado por alguno de los excomponentes de su Junta Directiva, en San Mamés, para ejercitar su derecho al voto).

El anterior presidente del Athletic Club, Josu Urrutia, este domingo en San Mamés.
El anterior presidente del Athletic Club, Josu Urrutia, este domingo en San Mamés.

Esta Junta Directiva tomó nota de lo sucedido en la anterior Asamblea y, de manera inteligente, separó la aprobación de su gestión de la de las cuentas del ejercicio anterior (apuntándose además en su haber el hacer por fin realidad una reivindicación histórica de los compromisarios, que esperamos se mantenga a partir de ahora y para siempre).

Si bien, y pese a ello, el representante de esos grupos que auguran un armageddon en rojiblanco si continúa esta JD, reiteró su proclama de no aprobar las cuentas (auditadas no sólo por el auditor externo del club, sino también controladas por la LFP y el CSD), confundiendo la gestión con las cuentas.

Como muy bien le explicó otro compromisario, las cuentas son las que son, y se podrá reprobar la gestión efectuada por la JD que ha tenido como resultado esas cuentas, pero no las cuentas propiamente dichas.

Es decir, si no te parece bien, por ejemplo, un concreto gasto (fichaje de Ibai Gómez o de Kenan Kodro, por ejemplo) puedes considerar que la gestión ha sido mala o incluso nefasta, pero no podrás negar la existencia de ese gasto. Y, por tanto, abogar por no aprobar las cuentas porque ese gasto lo consideras superfluo.

Curioso plano de la Asamblea General Extraordinaria del Athletic Club de febrero de 2021.
Curioso plano de la Asamblea General Extraordinaria del Athletic Club de febrero de 2021.

Pues bien, así las cosas, y visto lo sucedido durante estos dos últimos meses dentro del microcosmos zurigorri, el que se mueve en las redes sociales y el que se azuza desde algún medio, estaba más que cantado que la gestión iba a ser reprobada, sí o sí.

Da absolutamente igual lo que haga o diga esta JD...

Desde el 29 de diciembre de 2018 están siendo vigilados con lupa no, con microscopio, y si hay errores (que los ha habido y los habrá) se magnifican 'hasta el infinito y más allá', que diría Buzz Lightyear, y si hay aciertos (que los ha habido y los habrá), se silencian, se tapan, se omiten, se evitan o, en el mejor de los casos, se les añade un “pero...” cuando se mencionan. Eso sí, con la boca pequeña y medio obligados.

Empatía cero. Esta JD cogió las riendas del Club el 28 de diciembre de 2018, es decir, a mitad de temporada, con el primer equipo masculino en posición de descenso, y desde el 14 de marzo de 2020 están pilotando la nave rojiblanca en medio de grandes olas de una tormenta perfecta en forma de pandemia mundial, aunque algun@s actúan como si no existiese.

Así comenzaba la Asamblea General Extraordinaria del Athletic Club.
Así comenzaba la Asamblea General Extraordinaria del Athletic Club.

Es decir, esta JD ha manejado el presupuesto de otra Junta durante 6 meses; el único presupuesto propio que ha gestionado hasta ahora ha sido vapuleado por la pandemia; el presupuesto aprobado ayer se encuentra absolutamente condicionado por la misma; y muy probablemente esta JD se va a encontrar con un escenario tal que su presupuesto para la temporada 2021/2022 seguirá sufriendo dicho condicionamiento.

En definitiva esta JD al final de su mandato no habrá podido trabajar en condiciones de normalidad durante un año seguido. Y esto es un hecho no una justificación, y este indubitado hecho no puede ni debe suponer un cheque en blanco en favor de la JD.

Por supuesto que los socios y socias compromisarios debemos ser críticos y es nuestra obligación ejercitar el control de la JD, pero la crítica ha de ser constructiva. No pretendamos enmascarar dentro del concepto de “crítica”, y menos dentro del de “crítica constructiva”, lo que no es más que una moción de censura encubierta, sustentada además en motivos cuando menos de dudoso fundamento.

Incluso los obsoletos vigentes estatutos del club contemplan la posibilidad de interponer contra la JD una moción de censura. Si la situación es tan grave como algun@s la pintan, ¿por qué no han dado ese paso?

Aitor Elizegi ante la Asamblea General Extraordinaria del Athletic Club.
Aitor Elizegi ante la Asamblea General Extraordinaria del Athletic Club.

La JD del Athletic fue breve ayer en su exposición...

Cierto que en los apartados de cuentas y presupuesto poco había que añadir a lo ya dicho en la anterior Asamblea. Diría que los miembros de la JD que intervinieron fueron bastante más concisos que algunos de los compromisarios/as, debiendo destacar el hecho de que la JD mostró un exquisito respeto por todos y cada uno de ell@s, como no podía ser de otra manera, pese a lo largo de alguna de las exposiciones.

En épocas pasadas y no muy lejanas en el tiempo a más de un@ se le hubiera llamado la atención por dicho motivo.

El presupuesto fue también aprobado, y en ello algo tuvo que ver el editorial de un conocido periódico que solicitaba un ejercicio de responsabilidad a los socios y socias compromisarios en favor de la estabilidad de la institución, además claro está la propuesta cuota 0.

Si bien habrá que esperar hasta octubre de este año 2021 a ver cómo se regularizan las cuotas de estos pandémicos ejercicios así como esa ayuda COVID al club que será lineal (lo que dijeron algun@s en su momento sobre la primera propuesta de la JD sobre las cuotas y el principio de igualdad sin ningún fundamento jurídico daba por sí solo para un artículo)...

El once rojiblanco en el partido ante el Villareal CF jugado en San Mamés (Foto: Athletic Club).
El once rojiblanco en el partido ante el Villareal CF jugado en San Mamés (Foto: Athletic Club).

Y, por supuesto, el éxito de la negociación de una nueva rebaja salarial (la segunda) de toda la plantilla profesional del primer equipo masculino en su conjunto (gestión), por no hablar del acierto del cambio de dirección deportiva (gestión) y el sumar de manera brillante un nuevo título oficial a las vitrinas del Club.

En definitiva, habemus presupossitum, y la JD podrá trabajar con él lo que les dará cierta tranquilidad, si bien estoy convencido de que, pese a todo, no les van a dar tregua, y habrá soci@s que lamentablemente seguirán fomentando el frentismo entre la masa social, para desgaste de la JD, sin darse cuenta (o sí) que quien más lo sufre es la institución. Esa a la que tanto dicen querer.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *