Sobre la prórroga del mandato de los actuales compromisarios

Un contenido de:
Mikel Uría 'Jaburu'

Me avergüenzo de ser socio compromisario cuando leo comunicados de otros compromisarios pidiendo al Athletic Club que cometa una ilegalidad, solicitando la suspensión del proceso de renovación de compromisarios, que comienza el próximo 15 de marzo, y la prórroga del mandato de los actuales compromisarios. Bastante descrédito tenemos los compromisarios como para añadir un elemento más.

El artículo 17 de nuestros Estatutos establece que la legislatura de los actuales compromisarios finaliza el próximo 30 de junio. Ningún Decreto publicado, tanto estatal como autonómico, sobre la pandemia permite prorrogar el mandato de los Órganos sociales. En este caso, de la Asamblea.

Cierto es, que en las actuales circunstancias, se dificulta el proceso de recogida de firmas. Pero en ningún caso, a mi juicio, existen restricciones de movilidad, para los necesarios (recogida de firmas) para actos institucionales (elección de compromisarios).

Turno de palabra para Aitor Elizegi ante los compromisarios en la Asamblea (Foto: Athletic Club).
Turno de palabra para Aitor Elizegi ante los compromisarios en la Asamblea (Foto: Athletic Club).

Tampoco existe ningún problema para que una Asamblea conformada por nuevos compromisarios sea la que vote la Reforma de los estatutos. Los actuales compromisarios podemos presentar nuestra candidatura en el proceso que se va a abrir. Cierto es que sería conveniente que la Comisión de estatutos iniciara un nuevo proceso de consenso, que permita llevar a buen fin la Reforma de los citados estatutos.

A la Junta Electoral le he pedido, en escrito enviado el día después de la Asamblea, que mejore los procesos de elección de compromisarios, recalcando que habilite métodos de recogida de firmas (competencia de la Junta directiva, la interpretación de los estatutos), de forma digital, además de la manuscrita. Y si no se acepta dicha interpretación, he sugerido otros procedimientos.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *