Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Primera Division RFEF
Selector partidos Copa del rey
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Primera División Femenina
Selector partidos UEFA Nations League
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Premier League
Selector partidos Serie A
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Ligue 1

Sin Van Morrison y encima con este Athletic

Foto autor

Un contenido de:
Kuitxi Pérez

Página en blanco. Miedo. Pánico. Terror. Sensaciones que al que de escribir vive le inundan cuando las palabras que necesita no le llegan a los dedos. Podría, como a Saramago le ocurrió durante casi tres décadas, echarse a un lado argumentando, "No tengo nada que decir". El de Azhinaga se permitió el lujo intuyendo un futuro de novelas excelsas coronado con la guinda del 'Nobel de Literatura'.

El que para ElDesmarque Bizkaia 'labora' debe estrujarse los sesos para que rezumen la tinta que una 'contra' bien traída precisa. Pase de mí el 'cáliz del Athletic'. No pasa, sin embargo. Les cuento. Seis de diciembre. Coliseum Alfonso Pérez. Getafe CF vs Athletic Club. Cinco días atrás estaba allí, al calor de 'Sol' y la larguísima cola que provocaba 'Doña Manolita' con su Administración de Loterías.

No era el fútbol, sin embargo, lo que me había movido. Era él, Van Morrison, el 'Leon de Belfast'. Mientras el autobús traqueteaba, ya era consciente del aplazamiento del Concierto del Wizink Center por una inoportuna "enfermedad" del genio de Belfast. Se abría la posibilidad de acercarnos al Bernabéu. No procedía. Ir solo me daba frío.

Marcelino, durante el partido ante el Getafe en el Coliseum (Foto: Athletic Club).
Marcelino, durante el partido ante el Getafe en el Coliseum (Foto: Athletic Club).

Callejeábamos luego de una tarde muy intensa. Haciéndole, por mi parte, ascos a las puertas entornadas de los bares. No quería caer en la tentación de que una sola imagen terminara provocando en mí la deuda de las mil palabras por escribir.

Y resultó que fui lo suficiente hábil como para alcanzar la mañana del domingo 'virgen' de todo conocimiento del 'clásico liguero'. Cuando supe del resultado, y de lo digno del partido protagonizado por el 'Athletic de Marcelino', me inundó la calma.

Sensación transitoria que debería ser puesta a prueba en el Coliseum Alfonso Pérez frente al Getafe de Quique Sánchez Flores. ¿Verlo o no verlo? He ahí el dilema.

En mi última comparecencia en San Mamés, empate triste frente al Granada, pasé tanto frío, así en el cuerpo como en el alma, que llegué a plantearme ingresar en el 'club de los insumisos'. No ver más partidos del Athletic.

Acercarme cada fin de curso al 'txoko' de Piru Gainza y brindar junto al 'Gamo de Dublín por la enésima hazaña que supone seguir siendo [junto a Real Madrid y Fútbol Club Barcelona] equipo que no conoce qué 'cosa' es esa de la 'Segunda División'.

Bronca de Iñigo Martínez ante el Getafe en el Coliseum (Foto: Athletic Club).
Bronca de Iñigo Martínez ante el Getafe en el Coliseum (Foto: Athletic Club).

En la previa, Marcelino, nuestro 'Nostradamus' de cabecera, vaticinaba un partido de lucha, disputa, pelea, balones aéreos, en fin, "feo de ver". Si los compañeros de GOL le hubieran seguido la pista, en un ángulo superior de la pantalla deberían haber impresionado el icono de los rombos, y en el otro, "La contemplación de este partido resultará perjudicial para su salud".

La no advertencia de efectos tales no le exime de culpa a este 'desvencijado' periodista. Con el aviso del técnico de Careñes ya era suficiente. 'Crónica de una muerte anunciada'. Porque cuando el Athletic de fútbol muere, al fuego de la pira me arrojo yo con todos mis leones.

'Batalla campal' ya de inicio. Marcelino se había quedado corto. No era el Getafe. Se trataba de la 'División Azul' lo que el Athletic tenía delante.

Más madera, esto es la guerra, se le llegó a escuchar a Groucho. Y sin embargo, a la hora de hacer balance del primer acto, como si de lo malo nada, como si de lo bueno todo, el Athletic no salía mal parado en mi blog de anillas. "Aguanta el tirón inicial...para terminar soltándose con un juego fluido y elegante: ¡buen Athletic!".

Unai Vencedor, durante el partido ante el Getafe en el Coliseum (Foto: Athletic Club).
Unai Vencedor, durante el partido ante el Getafe en el Coliseum (Foto: Athletic Club).

A la vuelta de los vestuarios, lo no apto para los menores, lo perjudicial para la salud de aquellos que sufren cuando el Athletic deja de serlo y se pierde en los desvaríos que conducen al caos.

¿Qué es lo que falta que la aventura falta?

¡Me espanta este escenario de leones sin instinto y ávidos azulones! Que el Getafe no marque. Para que el Athletic no muera. Que todo se quede a cero. Regresar a casa con el 'punto de la Federación'. Dormir tranquilo a expensas de la crónica del día después'. Darle al sueño la oportunidad de viajar al pasado. Recalar en el 26 de enero de este 2021.

La afición zurigorri estuvo a tope en el partido ante el Getafe en el Coliseum (Foto: Athletic Club).
La afición zurigorri estuvo a tope en el partido ante el Getafe en el Coliseum (Foto: Athletic Club).

Cuando, sobre la firma de Kuitxi Perez, alguien tituló: "¿Será capaz de perdurar el Athletic de Marcelino?". Pregunta lanzada al viento de la Catedral de seguido a que el Athletic destrozara al Getafe de Bordalás encajándole esos cinco tantos [5-1] que conforman la más redonda de todas las goleadas.

Acababa de llegar Marcelino a Lezama cuando aquel alarde de 'pericia'. Era el Getafe. Era Bordalás, también. Érase una vez. Érase que se era. Con este cuento a ti te vengo, Marcelino García Toral.

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando