Notificaciones

El verdadero valor de las finales del Athletic

Foto autor

Un contenido de:
Ramón Orosa - EFE

En esta sociedad moderna todo se consume en un chispazo. Y en el deporte, si hablamos de finales, ya todo se basa en ganar o en perder. Sin término medio. Pues el Athletic Club ha regresado de Riyadh con otra final más perdida. La octava en las diez que encadena en trece años, pero reforzado en su autoestima y su modelo por volver a hacer frente a los tres grandes equipos que dominan el fútbol español en la última década. El Real Madrid, el campeón del torneo, el Atlético de Madrid, al que ganó en semifinales, y el FC Barcelona.

El equipo bilbaíno viajó a la capital de Arabia Saudí con la intención de defender el título logrado el año pasado y soñó hasta el final de la final con poder hacerlo.

Iker Muniain recibe la bandeja de subcampeón en la Supercopa de Arabia (Foto: Athletic Club.
Iker Muniain recibe la bandeja de subcampeón en la Supercopa de Arabia (Foto: Athletic Club.

Una buena Supercopa del Athletic en Arabia

El Athletic remontó en la semifinal al Atlético y en la final le apareció en el minuto 88 un hilillo de esperanza de igualar el 0-2 con el que se había adelantado el Madrid con un penalti a favor que, de marcarlo, le hubiese permitido unos minutos finales de ilusión de mandar el choque a la prorroga.

Pero Raúl García dio con la punta de la bota de un Thiabut Courtois que se lanzaba para otro lado y ahí se le fueron todas las opciones al conjunto vasco en su cuarta final en menos de un año.

Cuatro finales en un año, tres perdidas

De ellas, ha caído en las tres últimas desde que se hiciese con el título de la Supercopa 2021. Las dos de Copa del Rey de 2020 -aplazada en su día por la pandemia- y 2021, frente a la Real Sociedad y el Barcelona, y esta Supercopa 2022.

Óscar De Marcos y Vinícius, en la final de Supercopa perdida en Arabia frente al Real Madrid (Foto: Athletic Club).
Óscar De Marcos y Vinícius, en la final de Supercopa perdida en Arabia frente al Real Madrid (Foto: Athletic Club).

Lo habitual en un equipo que acostumbra sus gestas en semifinales, de las que ha superado las ocho últimas, y en eliminatorias que no sean finales, acumula hasta trece consecutivas, pero no en los partidos definitivos.

Grandes rivales enfrente del modelo Athletic

También es verdad que en las finales se encuentra rivales de gran entidad. Casi siempre el Barça de Leo Messi, su auténtica 'bestia negra'. Aunque fue precisamente a ese Barcelona al que se impuso en sus dos finales ganadas. Ambas de Supercopa, en 2015 y 2021.

Pero ese Barça le ganó hasta cinco, cuatro de Copa (2009, 202, 2015 y 2021) y una de Supercopa (2009).

Las otras tres finales del Athletic, y también derrotas, fueron una de Europa League contra el Atlético del Cholo Simeone y Radamel Falcao, otra de Copa ante la Real Sociedad de Mikel Oyarzabal y la última ésta de Supercopa ante el Madrid de Karim Benzema.

Solo de trompeta de Asier Villalibre en la final de la Supercopa de la Cartuja en 2021 (Foto: Athletic Club).
Solo de trompeta de Asier Villalibre en la final de la Supercopa de la Cartuja en 2021 (Foto: Athletic Club).

Fiel a su historia

A pesar de tanta derrota en finales, el Athletic sigue llegando a ellas una y otra vez, como queriendo recuperar el tiempo perdido entre 1984 y 2009, un cuarto de siglo en los que no llegó a ninguna tras una primera mitad del Siglo XX esplendorosa y un bienio 1983-1984 histórico.

Por eso, repetir escenarios de ese calibre con tanta asiduidad ahonda en la autoestima de un equipo que da mucho valor a verse en peleas que parecen destinadas a plantillas globales y alejadas de la idea de jugar con futbolistas de la tierra como hace el Athletic.

Con un grupo así, los 'leones' remontaron el jueves al Atlético de Madrid en cuatro minutos después de un duro asedio de un cuarto de hora; y mantuvieron un partido igualado en la final frente a un Madrid que, sin alardes, se llevó título.

Nico Williams, frente a Toni Kroos, en la final de Supercopa perdida frente al Real Madrid (Foto: Athletic Club).
Nico Williams, frente a Toni Kroos, en la final de Supercopa perdida frente al Real Madrid (Foto: Athletic Club).

Por cierto, esa fue la tercera derrota del Athletic ante el Madrid en mes y medio con el equipo rojiblanco siempre plantando cara a los de Carlo Ancelotti. Eso es lo que más duele en Bilbao, que, plantándole cara y a veces hasta jugando mejor, el Athletic haya caído ante el Madrid cada vez que se ha enfrentado a él. En el Santiago Bernabéu, en San Mamés y en Arabia Saudí.

Ilusionante nueva camada

Pero de Riad también regresa el Athletic con la confirmación de una nueva camada dispuesta ya al protagonismo. Lo tuvo estelar Nico Williams, la cara más visible con el gol que plasmó la remontada en semifinales, lo tuvieron Oihan Sancet y Oier Zarraga, titulares los dos días, y lo tuvo el juvenil Nico Serrano, atrevido en los minutos finales del torneo.

Faltaron los lesionados Unai Vencedor y Asier Villalibre, que le hubiesen dado más poderío y más opciones a Marcelino García Toral.

Iñaki Williams se lleva arrastrando a Gerard Piqué, agarrado de su camiseta, en San Mamés (Foto: Athletic Club).
Iñaki Williams se lleva arrastrando a Gerard Piqué, agarrado de su camiseta, en San Mamés (Foto: Athletic Club).

Ahora el Barça y la Copa

Pero sin ellos el Athletic compitió, que es lo que se pide siempre, y hasta llegó a una nueva final, que volvió a perder. Aún así, regresó reforzado para sus próximos envites. El primero el del jueves copero ante el Barcelona en San Mamés. Cita que encara con la ilusión que viajó a Riad.

Las miras ahora las tiene puestas en los cuartos de final de una Copa en la que en las dos últimas ediciones llegó a la final. A la que quiere volver, a pesar de las derrotas.

5 comentarios

  1. Joaquín

    algunos, no todos... nadie tiene derecho a pensar que su pensamiento es el Único y el de Todos, eso tiene un nombre... lo que falta es un debate serio y una consulta al aficionado, que no solo el socio, pero mientras se diga viendo al Athletic como una especie de secta étnica y no como un Club Profesional de Fútbol, pues... ajo y agua, sin lamentos ni victimismos

  2. Miguel

    Lo que hay es lo que queremos aúpa atletik

  3. Joaquín

    Al Athletic se le está quedando de Poulidor. Todo el mundo le tenia mucho cariño y reconocia su esfuerzo, pero a la Historia, al palmarés, sólo pasa el ganador. Creo que el Athletic sabe de sobra lo que le falta y a lo que le aboca persistir en lo mismo, asi que solo queda aceptarlo (mientras la mayoría no diga lo contrario) y no quejarse, es lo que hay...

  4. Eki

    Y no es el adecuado para una verdadera regeneración que necesitamos

  5. Eki

    El que sobra es el entrenador que es muy limitado

Enviar comentario Ver los 5 comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando