Jon Pascua: 'Tras mi salida del Athletic me pregunté qué es lo que quería de este trabajo' - ElDesmarque Bizkaia
Secciones

Jon Pascua: 'Tras mi salida del Athletic me pregunté qué es lo que quería de este trabajo'

Un contenido de:
Asís Martín

Lunes, 31 de diciembre de 2012. 06:18

Jon Pascua Ibarrola sobrevive a las 'turbulencias' de los Mamelodi Sundowns.Jon Pascua aprovecha el parón navideño descansando con familia y amigos en su Bermeo natal. El entrenador de porteros de los Mamelodi Sundowns, equipo de la PSL de Johannesburgo, cnos cuenta en esta entrevista de ElDesmarque que continúa disfrutando de su experiencia humana y deportiva pese al disgusto que fue la dimisión del histórico Johan Neeskens como entrenador.

Al técnico vizcaíno, que trabajara años ha en la factoría de Lezama, el fútbol le ha permitido disfrutar de una vida intensa y aventurera. Sus principios continúan firmes y reconoce que todo lo que rodea al fútbol profesional no le gusta en absoluto. Baste decir que ni siquiera tiene agente. 
- Sigue tu periplo en Sudáfrica del que nos informas en el blog Memorias de Africa, ¿continúas siendo aquel 'negro de piel blanca'? 
Ahora además de ser aquel “negro con una piel blanca”, algunos jugadores bromean llamándome “african man”, tras convertirme en el entrenador que más tiempo lleva en el cuerpo técnico del equipo. Además de ser también el entrenador extranjero que más tiempo lleva en Sundowns desde que este presidente se hiciera cargo del club. Son ya 4 los entrenadores con los cuales he trabajado en los escasos dos años y medio que llevo en Sudáfrica. 
- El 2012 os dejó momentos duros ya que el equipo no dió los resultados requeridos por la directiva y en Sudáfrica se las gastan 'finas'... 
Para que os hagáis una idea, de los 16 equipos que participan en la PSL 7 han cambiando ya de entrenador, uno de ellos en dos ocasiones. El primero de ellos perdió su puesto de trabajo en la tercera jornada de liga tras haber cogido las riendas del equipo durante la pretemporada. El 2012 no ha sido un año bueno para el club, completando un primer semestre de 2012 no muy bueno, y un segundo que se podría calificar como desastroso, en el cual hemos acabado con todas nuestras aspiraciones para hacernos con el título de liga. Comentar también que en este 2012 hemos perdido dos finales de Copa, la Nedbank Cup y la Telkom Cup. 
- ¿Mucha vorágine con la destitución de Johan Neeskens? 
Pues la habitual tras un cambio de entrenador, muchos cambios en todos los niveles, pero creo que aún lo mas “gordo” está por llegar. Vamos a ver lo que me encuentro a mi vuelta a los entrenamientos el día 11 de enero. Seguro que va a haber más de una sorpresa, el club está atravesando momentos muy complicados en los cuales seguro que se realizarán cambios incluso a nivel de dirección. Personalmente es algo que me entristeció bastante, Johan Neeskens es un gran tipo y una buena persona. No obstante, a pesar de que en prensa hablaron de destitución tengo que decir que no fue así, el tomó la decisión y llegó a un acuerdo con el club. 
- No sé si llegaste a temer por tu puesto, ¿qué tal te va con el nuevo técnico? 
No puedo decir “temer”, porque es algo que la verdad no me tiene preocupado, pero si tuve mis dudas de si iba a continuar o no. A pesar de que han firmado un nuevo entrenador de porteros en el club, que colaborará conmigo en los entrenamientos con los porteros de la primera plantilla además de encargarse del fútbol base, el nuevo entrenador me ha manifestado su confianza en mi trabajo. Mi puesto de trabajo es algo que no depende de mí así que no me tiene preocupado.
- ¿Cómo se llevan estos asuntos de 'cocina' allí en la PSL?
Ahora estamos inmersos dentro de un proceso político de toma de decisiones. Todos sabemos cómo es este trabajo, y que disponemos de fecha de caducidad. Procuro no crearme expectativas y pensar siempre lo peor, de esta manera estoy preparado y nunca me siento decepcionado. El día que se acabe se acabó, es algo muy habitual en este trabajo. Es por eso que procuro tomármelo con la mayor naturalidad posible y no pensar demasiado. Más que de perder mí trabajo me preocupa el ambiente en el cual lo realizo. Prefiero que me despidan a tener que estar trabajando dentro de un ambiente enrarecido y complicado. No obstante de momento no es el caso, me siento apreciado, querido y muy valorado a nivel personal y laboral. 
- Lo que si tengo claro es que tampoco eres de los que se agobian. Te he leído alguna vez en tus artículos la frase africana "Dios tiene un plan para mi, y lo estoy esperando”... 
Es que todos los que trabajamos en esto sabemos cómo es este deporte. A menudo no se valora el trabajo y se toman muchas decisiones políticas e interesadas. Yo me he entregado a mi trabajo, que es por lo que me pagan. A partir de aquí ya no depende de mí. Vivo con una tranquilidad absoluta en este aspecto. Tengo una gran confianza en mi trabajo y la esperanza de que siempre voy a tener recompensa por ello. Indudablemente tampoco me agobio por aquello de que más o menos tengo mi futuro resuelto y eso me da una tranquilidad terrible. Yo ya he conseguido mi sueño, lo que tenga que venir a partir de aquí es para mí un “extra”, un regalo. No necesito más de lo que tengo ahora, ni a nivel deportivo ni a nivel económico, aunque siempre estoy abierto al cambio, pero es algo que no me agobia ni me tiene preocupado. Vivo el presente y lo disfruto. 
- 'Esto es Africa' se suele decir en ese continente, ¿aún te sorprenden con detalles como sus animadores de los partidos, aparatos vibradores, etc...? 
Siempre lo digo, es la aventura más interesante y apasionante de mi vida. Me siento muy afortunado de poder tener una vida tan intensa como la que tengo, en la cual cada día es una aventura. Para bien o para mal, es como para estar agradecido. Llegar a este país y este continente es lo mejor que me ha pasado en la vida, bien a nivel deportivo y bien a nivel personal. Me ha dado la oportunidad de crecer en los dos aspectos aunque indudablemente lo segundo es lo que más me ha marcado. 
- Dan un papel clave a la fe. En el Athletic el capitán reza un padrenuestro antes de los partidos, pero allí rezáis antes de cada entrenamiento... 
Indudablemente en un continente como África, que es pobre, la gente necesita agarrarse a algo para tirar para adelante, nada mejor que la fe, la fuente de la esperanza. Rezamos todos los días antes de cada sesión de entrenamiento, antes de cada comida y antes y después de los partidos. Durante las concentraciones, es habitual ver a los jugadores reunirse para leer la biblia, al igual que lo hacen en nuestras instalaciones de entrenamiento una vez finalizada la sesión. Son gente con una sensibilidad especial que no pasa desapercibida para aquellos que vivimos la vida de la misma manera, creamos o no en Dios o en la religión. 
- No tienes agente, adoras el fútbol pero no te gusta lo que le rodea, aparte del apodo de Sweetman ¿se te puede definir como un romántico? 
Ni tengo agente ni estoy bien relacionado políticamente en esto del fútbol, algo que por otro lado es positivo porque no debo favores a nadie ni tengo porque posicionarme. Siempre he recibido una llamada telefónica y he dicho sí o no a la oferta de trabajo. Adoro enseñar, ayudar y colaborar, es algo que me hace sentir mejor persona. Lo hago en el fútbol porque creo que tengo un don y un talento especial para este deporte, concretamente en la demarcación del portero. Esto es algo sobre lo cual reflexioné mucho tras mi salida del Athletic, me pregunté qué es lo que quería de este trabajo y como tenía que ser mi actitud para disfrutarlo.
- ¿Y qué alumbró aquel periodo de autoreflexión?
Desde hace 4 años veo las cosas de otra manera, para mí el fútbol no es el fin, el fútbol es el medio. No tengo aspiraciones deportivas pero si personales, las cuales voy consiguiendo poco a poco través del fútbol. Luego esta la parte que no me gusta, pero que con el tiempo es algo que he aprendido a “capear”. Aunque estoy lleno de defectos, vivo con la inmensa suerte de no saber lo que es la envidia, y aunque puedo cometer errores, y los cometo, jamás tengo una mala intención. He llegado hasta aquí a base de trabajo y sin pisar a nadie, lo cual me enorgullece muchísimo. Yo siempre tuve claro que podía vivir de esto y lo he conseguido, no me importa si es un fútbol más o menos mediático, para mi es lo de menos. No volveré a trabajar en una cadena de producción, ni como teleoperador, ni como estibador en el puerto, ni como embalador. No volveré a trabajar para empresas de trabajo temporal con contratos de un día, o de una semana, ni a cargar ni descargar maletas de los aviones en el aeropuerto de Bilbao. Esta fue mi vida laboral antes de entrar en el Athletic. Ahora tengo la sensación de haber conseguido mi sueño, si todo esto puede definirme como “romántico”, pues entonces lo soy. Pero ante todo, soy una persona afortunada que desde hace unos años tiene un hobby y no un trabajo.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *