Tercera | Comparativa Portugalete Sestao River | Kirolak
Secciones

Radiografía comparativa de Portu y Sestao en febrero

Un contenido de:
Kuitxi

Lunes, 11 de febrero de 2019. 09:58
Portugalete y Amurrio saltan a La Florida en una fría mañana.
Portugalete y Amurrio saltan a La Florida en una fría mañana.

Bajas por los dos lados. Sistemas aparte. Consciente el Amurrio de que el juego local no fluye, se dice a sí mismo que por qué no tratar de conseguir lo que frente al Sestao no se pudo. Aquel Sestao. Este Portu. Qué distancia tan brutal. Que mundos tan separados.

Nada que ver aquel River con ese tan reciente que apabulló al Amurrio en Basarte. Nada, tampoco, este Portu con el que asaltó Las Llanas expoliando al River 'uno a uno'. Las 'compras' del 'mercado de invierno'. O la 'compraventa'. Las gallinas que entran por las que salen. El Sestao no regateó. Tampoco, el Portu. Habilidad hasta en la tienda: no se admiten devoluciones...

Ito, Yaser Hamed, Unai Rementeria. Por este orden. Sustituyen a Larrayoz, Mato y Vicky. Se prescindió, en modo de cesión, del talento del joven Ousmane Diatta para que creciera en la 'Bolsa de Cantabria'. El Portu ha 'adelgazado' hasta los 19 jugadores. Plantilla corta. Así lo admite Loza.

Y desequilibrada, al criterio del cronista, en el 'centro del centro', el llamado 'doble medio centro', espacio de dos habitáculos que, tomando en cuenta que sus inquilinos repiten jornada a jornada, diríase comprado por mil puñados de méritos. 500 pone Ukerdi Corres, otros tantos, Txopi, ¿quién pone más?...¡Adjudicados!...

Tanto poderío jugó en perjuicio de Vicky. El medio centro cántabro recaló en agosto procedente del Conquense. Cuidad encantada de la que huyó al Club Portugalete tras una conversación con el propio entrenador, Ezequiel Loza: "Me convenció rápido; nos conocíamos y yo tenía ganas de trabajar con el". Vicky regresaba "a la que considero mi casa: mis recuerdos de mi primera etapa etapa en Portugalete son muy buenos; fui muy feliz y creo que era el mejor momento para volver"...

Cumple este relato todos los requisitos para ser comparado con la evangélica parábola del hijo pródigo. En especial, por estar impregnado de un 'amor paternal'. Túnica gualdinegra. Todo tipo de atenciones. Antaño no existía el fútbol; hoy en día, sí. Fútbol caprichoso que al que tanto deseo derrocha le devuelve reveses. Y fue así que, por motivos que uno desconoce, el hijo tan amado fue cayendo en desgracia. Uno diría que casi de inicio. Apenas participaba con sus compañeros...

Desde fuera era llamativo porque Vicky era "un futbolista que nos puede dar mucho" en palabras de su entrenador. Y su modo de obrar, intachable: "entrena muy bien". ¿Entonces?...No hay un por qué. Aunque resulte chocante que se prescinda de un futbolista tan alabado cuando en su demarcación tan solo hay dos miembros, Txopi y Corres, habiendo sido él el tercero. Será, tal vez, por aquello tan lapidario del 'tercero en discordia'. Juega con fuego el Portu, en cualquier caso. A no ser que al cronista se le escape lo que al Amurrio se le escurrió en el 16'...

Luego de haber desperdiciado una máxima pena, el cuadro de Ivan Urbano concedió una falta lateral, banda derecha, un 'semicorner' perfectamente ejecutado. Vuela el balón al segundo palo. Lo rebasa. Yaser lo devuelve de cabeza al corazón del área. Y en él, quién... y Cubería. Como si fuera un iman de cuero. Atrae el balón. No a su cabeza. Cosa rara. A ras de suelo. Mete la puntera. Un recurso. Cualquier superficie de contacto es buena si el resultado es el gol. Y al marcador subió su tanto. O se iluminó. Aquellos de madera que patrocinaba 'Coca Cola' se quedaron fijados en fotografías en blanco y negro.

El partido, en sí, un encuentro muy sufrido. En el que el Amurrio, desde su baja posición, conducido por Elejalde, fue más que el Portu en lo combinatorio. Ligó más juego. Llegó más en bloque. Como en oleadas. Débiles, en cambio. Al borde del área morían. Lo que no evitó que el líder sintiera el paso de los minutos como un 'sin vivir'. El 1-0 era tan corto como peligroso. La inercia de recibir tan pocos goles. El pecado de carecer de malicia. Alguna opción tuvo el Amurrio. Apenas produjo el Portu. Muy poca llegada: sin Arbeloa, sin Artabe, con Galder en la reserva.

En cuanto al Amurrio, como Jauregi, su presidente, dijera, "el empate era lo justo". Tomando en cuenta lo ortodoxo de una propuesta y la otra, tal vez, sí. Sin el tal vez. Acaso. Quizás. Como si diera miedo escribir que para un 'ser de otro mundo' de gira por la Tierra que hubiera visto de principio a fin este Portu-Amurrio, difícil discernir quién era, quien fue mientras el partido era, el "líder intratable de esta Tercera"...y ese equipo que todo lo da, que todo lo entrega pero nada cobra. Ese Amurrio que generoso se presta para hacer comparación entre Sestao River y Club Portugalete. 'Vara de medir'. Y de medirse a sí mismo. Viene a cuento...

La pasada jornada, el Sestao exhibió su 'look de invierno' en Basarte. Y le endosó tres goles a su anfitrión. Como si pretendiera refrescarle la memoria de aquel 6-0 de la primera vuelta en Las Llanas. En la mañana del 10 de febrero, el Portu a punto estuvo de revivir la pesadilla de aquella quinta jornada. El mal sueño de su primera derrota. 2-1.

Todo salió mal. Desde el gol en propia puerta hasta el penalti matador. Penalti que en La Florida el Amurrio no convirtió. Ángel Diez le evitó a su parroquia comprobar cuán duro habría sido asistir al quizás de un quiero y no puedo. Porque este Portu, cuando pierde referencias, se desvía del camino y hasta da tumbos. ¡Y sin embargo tiene 60! Y si se ha hecho mayor, es por méritos propios; nadie le ha regalado nada.

Pero, ay, que no llegue la tarde o la mañana en la que se eche de menos el poso de Txema Mato para amansar los partidos. O el talento de Vicky para dominarlos. Como sucedió en aquel Portu-Pasaia. 'Segunda cita'. En La Florida. El equipo se gustó hasta el hartazgo. Y la gente no olvida que en aquel centro del campo figuraban Ukerdi Corres, Txopi...y Vicky. Este último, expulsado de la 'casa de su padre' luego de haber regresado a ella como el hijo que en Cuenca se prodigó en todo tipo de 'encantos'.

Ya no hay vuelta atrás. Portu eta Sestao, nor baino nor. Los jarrilleros parten con ventaja. Diez puntos los separan en la tabla. 42 hay en juego. Ezequiel Loza, con un plantel de 19 efectivos, deberá gestionar bien sus recursos. Porque en mente de todos está aquella final de Castalia a la que los de Docando llegaron sin Infante, sin Gabri, sin Arbeloa, y sin Cuberia, sancionado. Aquella final a la que llegaron. Sí. Pero condenados.

Por Luis María Pérez, Kuitxi

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *