Tercera | Victoria del Portugalete en Bermeo Itxas Gane | Kirolak
Secciones

Galerna del Portu en Itxas Gane (0-3)

Un contenido de:
Kuitxi

Lunes, 18 de febrero de 2019. 10:20
El Portugalete de Loza goleaba en Itxas Gane al Bermeo de Toño Vadillo.
El Portugalete de Loza goleaba en Itxas Gane al Bermeo de Toño Vadillo.

Solía decir Carlos Pouso que "los partidos se deciden en las áreas". Que el juego que un equipo desarrolla de una a otra de nada vale si no hay pericia en la del rival ni rigor defensivo en la propia. El Portu llegaba a Itsas Gane con 48 goles a favor y 11 contra. Para medirse a un Bermeo autor de 17 tantos y castigado con 45. El máximo goleador y menos goleado frente al más goleado y menos goleador.

19 victorias para los de Ezequiel Loza. En tan solo dos encuentros ha vencido este Bermeo que inició la liga con Pablo Turrilas en el banquillo. Baina..."Enbat itzela Gaztelugatxen"...Tremenda galerna en Itxas Gane. "Untzi eder bat zuen hondatzen"...La nave cuyo timón manejaba el mister de Deba parecía irse a pique al parecer de la dirección deportiva del cuadro 'txo'. Turrillas, tras su experiencia en un Sestao 'de Segunda' y 'de Tercera', le había tomado el relevo a Toño Vadillo, un clásico que, tras tres exitosas temporadas, no había renovado con los rojillos.

Tras trece jornadas, el 'Bermeo del buen Pablo' había acumulado 7 puntos. Fruto de una victoria y cuatro empates. Todo lo demás, 8 derrotas, era naufragio. Los números amenazaban con ahogar al equipo. Temor en la directiva. Pánico a que otra galerna como la de "Seirehun urte inguru" mandara la 'nao bermeoatarrra' a pique. El miedo no paralizó a la dirección deportiva. No le tembló la mano. La alzó cual espada de Damocles. Cayó sobre su cuello. Rodó la cabeza de Pablo Turrillas. El Bermeo se dirigió al domicilio de Toño Vadillo. Y el 'viejo amigo' de la casa no le pudo ni le quiso decir no.

El Bermeo que se vio en La Florida [2-0] le causó una grata impresión a este cronista. Táctica y técnicamente. La misma impresión de San Jorge frente al Santurtzi. Un Bermeo que lo hacía bonito. Pero blando en las áreas. Era el decimosegundo partido de Vadillo en el banquillo de 'Itsas Gane'. Puestos a hacer comparaciones, jamás odiosas porque números son amores, y los goles lo marcan todo, dígase que...

Habiendo dispuesto de un partido más que su antecesor, Vadillo ha ganado tantos partidos como Turrillas, o sea, uno. Empatado, cinco. Derrotado en seis 'batallas'. Balances similares. El equipo no ha enderezado el rumbo. Lo que lleva a pensar que el problema no era de entrenadores. Sino de plantilla. De equipo. De jugadores. De goles. Esos a favor, que se dieron en llamar "amores". Esos otros tan "odiosos" que el equipo en conjunto no es capaz de evitar.

LA VISITA DE UN LÍDER QUE EL DEUSTO LLAMÓ "INTRATABLE"

Desde sus 2-9-14. Desde sus 15 puntos. Desde su condición de farolillo rojo. De este modo recibía el Bermeo F.T al Club Portugalete. 19-3-2: medidas del mejor modelo para una pasarela. 60. Esbelto. Fino. En forma. Como un tiro. En La Florida, desfilando para su público junto a ese invitado especial que será siempre el Amurrio del buen Jauregi, el cuadro jarrilero, como 'recién levantado de la cama'. Del todo desarreglado. Mala imagen. Pero uno sabía que era un Portu 'irreal'. Tocaba, al final de la partida, subir Sollube. Bajarlo. Para terminar ascendiendo hasta asentarse en Itsas Gane. Encima del mar. Mirador de lujo para contemplar el Cantábrico. Y representar ante la concurrencia su rol. "Líder intratable". Así lo bautizó el Deusto antes de visitar Etxezuri.

No defraudó el "intratable". Enbat itzela. Tremenda galerna. Pero no de sopetón. De estar la mar casi como un plato...a la marejadilla. Después, marejada. 'Galerna jarrillera'. No se puede decir que hubo desastre. Pero el Bermeo, eso sí, se fue difuminando poco a poco. Camino de alta mar, hubo un golpe de timón. No estaba la trainera para regatas. Eso es cosa de 'Urdaibai. Mejor 'barco amarrado en el puerto' que 'tabla en un mar violento'. Y sin embargo...

EL BERMEO ENTRÓ BIEN AL PARTIDO...

En incluso fue a por él. Empujó. Y hasta logró que el líder se replegara. E incluso lo hacía bonito. En bloque y con individualidades. Arberas, por delante de la defensa. Basaldua, caido a la banda izquierda. La zurda de Zaton creando inquietud en la zaga jarrillera. Provocando faltas. Córners. Iba bien el Bermeo por arriba en acciones de estrategia. Hasta que el Portu de Loza mandó a parar...

Se escuchó la 'orden' en el 25'. Libre directo perpendicular al palo derecho de Marino. Un tanto alejado el balón de la línea del área grande. Ideal para Arbeloa. Desde esa distancia había anotado de lujo en el 'Jesús Mari Zamora'. Por la escuadra. Es Galder, sin embargo, el que toma la pelota. No hay moscones a su lado. Será él. Golpeo perfecto. Supera el esférico la barrera un palmo por encima de sus testas. Vuela. Y de repente cae. Podría decirse que es hoja. 'Folha seca'. 'Galderinho', desde la distancia. El balón se desploma sobre la línea de gol. Ajustado a la base del poste. No hay quién lo pare. Marino, a pesar del esfuerzo de su estirada, no pudo. El Portu, por delante.

Medio partido ganado. 11 goles recibidos en 24 partidos. Guarismos de ganador nato. Y tres cuartas partes tendrá en la cesta de su utillero cuando, por segunda vez en cinco minutos, Galder golee de cabeza. Se sirvió el 'gigante de ébano' de un pase de lujo de Ander Arbeloa, que se habría recreado en la línea de fondo con una perfecta conducción y un inteligente regate. 0-2 en Itsas Gane. Ni el más optimista Toño Vadillo.

O tal vez sí. Se rumorea sobre el tremendo valor de la igualada. O la gesta que supondría una remontada. Meterle tres goles a Ángel Diez. Mediavilla, en el banquillo. Loza quiere a ambos 'dispuestos'. De igual manera obró en la temporada de su ascenso a Segunda B. Cuando, en 2014-2015, repartía partidos entre Urko Macias y Jon Juanes. Yaser también era de la partida en el lateral derecho, relevo de Axel, que habría de saltar al campo con la misión del tercer gol encomendada. Antes...

LA EXHIBICIÓN DE GALDER DWOMOH LOMBAS

Galder Dwomoh. 'Galder 'desencadenado'. Partiendo desde la media punta, este futbolista que hace 'de Gabri' desde que la 'pantera rosa burgalesa' se marchara a Calahorra, estaba llamado a protagonizar en Itsas Gane un partido de escándalo. Y es que este hombre nada tiene que ver con el que, partiendo desde San Jorge, recaló en La Florida[ 2015] para oficiar de ariete en Segunda B. A las órdenes de Ezequiel Loza. La vida los ha vuelto a juntar. 'Casualidades de'. Se prodigó en Malta [Victoria Horspurs] el 'gigante' [1,94; 88 kg]. Se fue a por él. Regresó a La Florida cantando "Cyprus Avenue". Lo repetía a modo de mantra. Qué querrá decir. Ezequiel y Galder, a solas. Hasta conseguir que aquel nueve se convirtiera en una media punta prodigiosa. Qué mejoría, por dios. Qué manera de crecer...

En Itsas Gane, demostró que hay vida más allá de los goles. Ubicado por detrás de Bonilla. Todo lo que vuela lo hace suyo. Lo baja. Lo protege. Se bate con uno, con dos, con tres. Se faja. Como atado por mil cuerdas. Se libera el 'muy cabron'. Y desaparece. Como Harry Houdini. Y 'se escapa'. Mago. Ilusionista. Rompe en carrera. Como Forresp Gump. Y su gente lo acompaña.

Galder, al galope. Como rindiendo homenaje al central jarrillero 'Pegaso'. El mejor partido vistiendo la camiseta de oro y hulla. Y no ya por los dos goles marcados. "No sólo de gol vive el [éste] hombre", sino de todo control, de todo amago, de toda finta, de todo regate. De toda conducción. De todo irse librando de rivales que se cuelgan de sus brazos. De todo pase. De toda apertura a la banda. A su derecha. Donde le acompaña Axel. Lateral derecho que saltó al campo para dar un respiro a Arbeloa...

Controló 'Serio'. Armó su derecha y descerrajó un disparo 'raso'...'rápido'...y, ajustado a la base del palo largo de Marino, a la 'red'. El Portu se había ido 'de tres'. Era el 78'. La suerte estaba echada. El Portu ganaría. Pero no le resultó sencillo doblegar al Bermeo de Toño Vadillo. En el fútbol no hay atajos. En el de esta Tercera tan sufrida, al menos. El que quiere imponerse a su rival está obligado a recorrer la totalidad del camino que marcan los partidos. El Portu lo hizo. Al llamado "líder intratable", por aquel Deusto hoy en día en apuros, le tocó remangarse. Para achicar balones. Así por 'aire' [creó peligro el Bermeo a balón detenido] como por 'tierra'. No se le caen los anillos ni a Loza ni a sus "señores".

Y fue así que, luego de un trabajo solidario a fin de que el Bermeo no lo dañara en lo más suyo, se fue soltando hasta terminar pareciéndose a sí mismo. Comenzó por ligar juego en balones rasos al pie al mando de un Txopi excelso. Con el Bermeo volcado. Con un rival muy digno. El Portu salió en transiciones alegres y vistosas.

¿Lideradas por quién?...Por Galder Dwomoh. Que retrasaba su posición hasta la medular emulando al ciclista gregario que se descuelga hasta el coche para acarrear bidones. Agua para el sediento. El Portu tenía sed. De fútbol y de goles. El Bermeo, también. Cómo no tenerla. Tan escaso de puntos. Dos victorias. No más. Pero beber no le bastará si en la zaga se sigue desangrando. 45 puñaladas a su portero. Mientras en ataque no sea capaz de ir más allá de los 17 martillazos.

Por Luis María Pérez, Kuitxi

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *