Secciones

El Barakaldo tendrá que esperar otro año (0-0)

Un contenido de:
ElDesmarque Bizkaia

Domingo, 02 de Junio de 2019. 21:27

El Barakaldo CF no ha podido superar el gol anotado por Benja en el encuentro de ida de la primera eliminatoria del playoff de ascenso a la Liga1|2|3, un lastre que le ha matado en la vuelta de este domingo ante el histórico Hércules de Alicante en el José Rico Pérez. Al equipo local, que acudía como segundo clasificado en el grupo III de Segunda División B, le ha bastado con mantener la portería a cero.

El objetivo no era sencillo

Había que empatar por más de un gol o ganar ante un equipo histórico del fútbol español, pero mientras que soñar continúe siendo gratis, por qué no aferrarse a esa posibilidad. Así afrontaba el Barakaldo su partido, hasta que, desgraciadamente, el Hércules les sacudió y despertaron de la ilusión de ascender a Segunda División.

Los alicantinos que habían empatado ya 1-1 en la ida en Lasesarre, en su estadio, un abarrotado Rico Pérez que bien sabe lo que es acoger partidos de Primera División, se mostraron como un equipo veterano, con experiencia, y con oficio lograron mantener el encuentro controlado y dejar la portería a cero frente a los de Aitor Larrazabal.

Eliminatoria decidida en la ida, en una gran temporada de los bizkainos, pero que por enésima vez vuelven a quedarse a las puertas de la categoría de plata.

Más intensidad que juego

El partido era un canto a la épica. No quedaba otra que ir a por el partido y rezar para que los de Lluís Planagumà, favoritos aunque en la previa quisieran vender lo contrario, no tuvieran su mejor tarde. Tras unos primeros minutos de tanteo llegó la primera buena ocasión local a los siete minutos de partido. Benja se plantó delante del meta Viorel, pero afortunadamente le adivinó la intención al futbolista herculino y desbarató la ocasión. El primer aviso llegaba pronto.

El José Rico Pérez era una olla a presión, tanto en lo climatológico donde el calor pese a la hora de inicio de partido era sofocante, como en lo ambiental, ya que cerca de 30.000 gargantas querían llevar en volandas a los suyos hacia el reto del ascenso. Los primeros minutos estaban siendo de dominio claro del Hércules, mientras que a los de Larrazabal les costaba rebasar el mediocampo. Al menos lograban controlar bien los ataques de los blanquiazules.

El primero en probar fortuna en el Barakaldo fue Víctor Villacañas en el 13’, pero el cancerbero estuvo atento, y cinco minutos después este mismo protagonista no pudo rematar un balón que llegaba desde la banda. Los fabriles iban poco a poco quitándose la presión de encima de los alicantinos y el encuentro entró en una fase de mayor equilibrio. Los locales eran conscientes de que si cometían un error y marcaba el Barakaldo se quedaban sin el objetivo, por lo que, a pesar de gozar de mayores ocasiones, tampoco se lanzaban en tromba a buscar la portería contraria.

El Hércules buscaba hacer daño mediante saques de esquina, pero estaba muy seria la defensa gualdinegra. A la media hora de partido se paró el juego por un choque de cabezas entre Oscar Prats y un futbolista herculino, que afortunadamente solo se quedó en un susto. Durante este parón los jugadores de ambos equipos aprovecharon para hidratarse por culpa de un calor estaba haciendo mella. El choque estaba muy igualado y las dos escuadras querían evitar cualquier riesgo. Los de Larrazabal necesitan marcar, pero tampoco querían descuidar la parcela defensiva. La intensidad y el rigor táctico estaban primando por encima del juego.

Cuando la primera parte entraba en su fase final los de Planagumá volvieron a apretar para intentar llegar con ventaja al comienzo del segundo tiempo. A dos minutos de alcanzar el descanso una gran asistencia de Juli, la remató Benja al lateral de la red, y en el 45 el colegiado anulaba un gol al Hércules por fuera de juego de Fran Miranda en una jugada muy dudosa. El Barakaldo salía vivo del primer tiempo.

Buena intención sin premio

La segunda mitad arrancó con una buena ocasión para el Barakaldo después de que Víctor Villacañas, uno de los mejores de los fabriles, robara el esférico pero Dopi no lograra rematar. Era importante arrancar mostrando las intenciones desde el principio. Jurgi botó una falta peligrosa desde la frontal del área y esta vez pegó en la barrera. No había que desesperarse ya que quedaba mucho tiempo por delante. De esto era consciente el Hércules, que quería jugar con cabeza y tenía el encuentro controlado. Un gol separaba al Barakaldo de la gloria…

El partido seguía la misma tónica que en la primera parte con el choque controlado por alicantinos y vascos, y siendo las defensas más protagonistas que el ataque. Ya cuando quedaba solo un cuarto de hora para finalizar el encuentro los de Larrazabal, viendo que se les escapaba el partido, se marcharon con todo arriba a buscar el gol.

El Hércules estaba muy bien plantado y tiraban de veteranía y experiencia para controlar a un Barakaldo que con más corazón que juego seguía intentándolo hasta el último minuto, pero sin ocasiones claras. No hubo tiempo para más y el colegiado pitó el final del encuentro que deja a los bizkainos de nuevo con la miel en los labios de luchar por estar en Segunda.

FICHA TÉCNICA

Hércules: Ismael Falcón, Juanjo Nieto, Adrián, Pablo Íñiguez, Samuel, Fran Miranda, Juli, Diego Benito, Benja (Jona, min. 83), Carlos Martínez (Paco Candela, min. 89) y Jesús Alfaro (Pol Roigé, min. 73).
Barakaldo: Viorel, Galán, José Picón, Prats, Erik, Jurgi (Fran García, min. 80), Raúl (Barbosa, min. 65), Carles Marc, Antonio Sánchez, Villacañas, Dopi (Sergi, min. 74).
Goles: -
Árbitro: Sergio Usón Rosel. Amonestó a los jugadores visitantes Antonio Sánchez y José Picón.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?