El Bilbo Fútbol Sala desaparece

Lunes, 03 de Agosto de 2020. 09:43
El Bilbo FS acaba en 2020 su aventura deportiva (Foto: Bilbo FS).
El Bilbo FS acaba en 2020 su aventura deportiva (Foto: Bilbo FS).

El Bilbo Fútbol Sala deja de existir tras comenzar su andadura allá por 1988, al tomar el relevo del Caja Bilbao. Después de más de tres décadas representando a la ciudad por todo el país en esta especialidad, y siendo un habitual en las categorías nacionales al conseguir éxitos tanto en la categoría masculina como últimamente en la femenina, su Junta Directiva se ve obligada a tomar la triste decisión de decir adiós.

Lo hace a toda su estructura, después de una esforzada aventura deportiva de la que se sienten orgullosos por ser bandera del fútbol sala vizcaíno y vasco. Atrás quedan ya jornadas inolvidables en La Casilla, San Ignacio y en otras pistas de todo el país.

“Para nosotros, en un principio, la posibilidad de desaparecer era impensable. Pero ante determinadas circunstancias y la inviabilidad de lograr un presupuesto suficiente para edificar una estructura de Club, tanto a nivel directivo como de equipo que garantice la continuidad de futuro, nos vemos obligados responsablemente a poner fin a un precioso camino deportivo”, estiman desde el Club.

La plantilla del Bilbo FS posa en el Salón Árabe junto al alcalde Juan Mari Aburto (Foto: Bilbo FS).
La plantilla del Bilbo FS posa en el Salón Árabe junto al alcalde Juan Mari Aburto (Foto: Bilbo FS).

Desde el momento en el que la Federación Española notificó oficialmente al Bilbo Fútbol Sala la circunstancia especial de que no habría descensos en Primera División, éste se puso a trabajar en dos posibles escenarios de cara a poder afrontar un futuro condicionado por el plan de profesionalización pretendido por la Federación en la máxima categoría. Tras acordar con el cuerpo técnico su continuidad, se pusieron sobre la mesa necesidades de mejora y posibles cambios en la plantilla, necesarios para dar continuidad deportiva en los dos escenarios.

Cuáles era las posibilidades del Bilbo FS:

1- Jugar en Primera División: Tras evaluar la respuesta deportiva en la campaña 2019-20 en la que el Club ocupaba puestos de descenso (un partido ganado, tres empatados y 19 perdidos), el compromiso demostrado y las ausencias significativas a encuentros, se necesitaba incorporar un importante número de nuevas jugadoras que mejoraran el nivel y que prestaran una mayor dedicación al equipo en una categoría muy exigente, y más ahora en vías de profesionalización.

También, al considerar las numerosas bajas con las que se iba a contar de cara a esta próxima temporada, unas propias de la exigencia de la categoría y otras después de contactos con otros clubes de Primera y Segunda División, que al parecer mejoraban sus condiciones, el cuerpo técnico consideraba necesaria una restructuración de la plantilla y un mayor compromiso de cara a mejorar el nivel deportivo, algo prioritario tras lo acontecido la temporada 2019-20.

El Bilbo FS no saldrá ni en Primera ni en Segunda División (Foto: Bilbo FS).
El Bilbo FS no saldrá ni en Primera ni en Segunda División (Foto: Bilbo FS).

2- Jugar en Segunda División: Si se diera el caso de no poder afrontar la participación en Primera División, se debería incorporar nuevas jugadoras de perfil joven y con margen de mejora y adaptación, y con ello poder mirar con garantías al futuro y adoptar una visión diferente. Por ello, el cuerpo técnico entregó al club la lista de posibles renovaciones y bajas, y se entablaron contactos con diversas jugadoras según necesidades.

Ninguno de los dos escenarios ha resultado factible. Para participar en Primera División era necesario incrementar sustancialmente el presupuesto. El Bilbo Fútbol Sala ha intentado para ello la búsqueda de patrocinadores que cumplimenten dicho presupuesto, algo que no ha sido positivo.

La demanda por parte de la Federación de dar pasos hacia la profesionalización significa potenciar la economía del club, ya que los gastos resultan mucho más elevados. Y éste es un momento muy difícil, en el que contar con un presupuesto superior se observa lejano. Aun así, se pensaba que siempre y cuando se pudiera mantener el mayor bloque posible de jugadoras disponibles de la temporada pasada y con refuerzos adecuados para la categoría, con un presupuesto serio y real, el Club lo intentaría con todas sus fuerzas.

José Andrés Muñoz, técnico del Bilbo FS.
José Andrés Muñoz, técnico del Bilbo FS.

Y para participar en Segunda División con renovados objetivos, era necesario incorporar nuevas jugadoras, con un perfil diferente y con ganas de crecer y progresar deportivamente. “Aquí es donde nos hemos encontrado con algo que hace que todo esto sea más difícil de llevar: la falta de jugadoras y de colaboración para trabajar en unión y fortalecer proyectos existentes que han llegado hasta lo más alto del panorama nacional".

"El deporte de competición, sobre todo si es en categorías nacionales, necesita de deportistas, directivos… que demuestren ambición y ganas de colaborar y avanzar juntos. Y a vista de los resultados que nos hemos encontrado, esto en nuestra comunidad no parece posible”, zanjan desde el Bilbo Fútbol Sala.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *