Jon Pascua Ibarrola, Sudáfrica grabada en la piel (I) (+video) - ElDesmarque Bizkaia
Secciones

Jon Pascua Ibarrola, Sudáfrica grabada en la piel (I) (+video)

Un contenido de:
Asís Martín

Martes, 28 de febrero de 2012. 07:27

Pascua lleva casi dos años viviendo la aventura africana con los SundownsEl 1 de julio de 2010 Jon 'Sweetman' Pascua Ibarrola daba la ziaboga de su vida. El de Bermeo abandonaba la formación de porteros en las categorías inferiores del Athletic para "descubrir" Sudáfrica. De la mano de Antonio López se enrolaba en los Mamelodi Sundowns, un equipo puntero de Pretoria. López marchó pero Jon, tras un paréntesis, sigue allí, ahora de la mano del mítico Johan Neeskens. El cambio de panorama vital del último año y medio "ha sido brutal", comenta a ElDesmarque: "Una experiencia increíble, no solo en lo deportivo sino también en lo humano". "Estás con gente que no tiene nada pero que te lo da todo, que se esfuerza por hacerte la vida agradable", nos cuenta, "cada mañana te saludan con un África te ama".

En marzo Pascua lanzará una web personal, "un diario de a bordo tanto cultural como futbolístico, con 300 videos para que se pueda entender el país o su forma insólita de ver el fútbol", nos adelanta. Ya está totalmente integrado: "Dicen que soy un negro atrapado en una piel blanca", explica emocionado este aventurero vizcaíno que también va a colaborar como blogger en El Desmarque Bizkaia.
- Hay que ver, un bermeano preparador de porteros de Neeskens. ¿Qué tal va tu trabajo con 'Johan II' en la P.S.L.? 
 
La verdad es que estoy muy contento, la adaptación ha sido muy sencilla, es fácil trabajar con él. Cuando tu implicación es la adecuada lo normal es que todo vaya bien. Lo importante cuando perteneces a un grupo de trabajo es tener muy claro cual es tu “rol” dentro de ese equipo y que es lo que el que “lidera” ese grupo quiere de ti. A partir de ahí, todo es más sencillo. 
 
- De momento sois líderes con cinco puntos de ventaja, es un país donde mejor ir bien que mal... 
 
Hasta el momento lo estamos haciendo bien, es el primer año de Neeskens y las sensaciones son buenas, sobre todo en cuanto a la progresión del equipo, se está construyendo algo. Cuando llegas de Europa el choque es muy grande, necesitas gran capacidad de adaptación, tener paciencia, calma y energía suficiente para ir superando situaciones que como técnico no has vivido nunca. Si a eso le unes la necesidad de conseguir resultados, la cosa se antoja complicada. Johan lo está consiguiendo, está manejando muy bien todos estos aspectos. Pienso que como en todos los sitios siempre es mejor ir bien, no creo que sea diferente a otros países, recuerdo aquel  año del descenso del Zaragoza a Segunda división, no fue fácil para los jugadores vivir aquello. 
 
Jon está integrado y le ven como "un negro de piel blanca"- Ya habeis pasado algún susto, cuando los aficionados se cabrean por los malos resultados ni los griegos, vamos... 
 
El año pasado, el cuerpo técnico al completo, bueno no, sólo los extranjeros, salimos en un furgón policial tras un empate en nuestro campo, recuerdo que éramos líderes con 5 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado. Fueron un cúmulo de situaciones las que desencadenaron aquello, no únicamente un mal resultado, había muchas cosas detrás. Había una tensión interna muy grande dentro del club y se estaba viendo venir. A mi pasar miedo un día y ver como la policía saca sus rifles y dispara al aire para asustar a la gente no me afecta para nada en mi trabajo, sigo acudiendo con la misma ilusión todas las mañanas. He vivido situaciones mucho peores, el fútbol es un mundo de supervivientes, hay que tragar mucho, mirar para otro lado, cualquiera que este metido en esto sabe de lo que hablo. Hay cosas que le hacen sentirse a uno peor que salir en un furgón policial con un par de tiros al aire. 
 
- Viaje de ida y vuelta a Sudáfrica por tu parte, dicen que ese continente tiene magnetismo... 
 
Pues sí, cuando terminé la temporada no sabía si iba a volver, volví a casa con una satisfacción terrible, con el orgullo de haber realizado bien mi trabajo y de disfrutar de cada instante, de haber vivido dignamente, de haber sido en definitiva “feliz”. Me vine con el cariño y el respeto de mucha gente, me llevé muchas, pero que muchas cosas. Durante las vacaciones recibí la llamada del presidente, querían que volviese. Recuerdo que cuando me fueron a recoger al aeropuerto y me llevaron a su mansión me dijeron que de todos los técnicos que habían pasado por Sundowns, era el primero que “comprendía” África, el primero que había “disfrutado” África. Esto, tiene algo especial, se puede explicar pero no hay nada como vivirlo. Llegar a las instalaciones de entrenamiento por las mañanas y oír a uno de los encargados de material decirte “Africa te ama” no tiene precio. 
 
- Magnetismo y minería, tu presidente posee minas, es rico y sois una especie de Barça de Johannesburgo. Pero aquello es otro mundo... 
 
Según la lista de multimillonarios de la revista Forbes 2011, nuestro presidente tiene un patrimonio valorado en 3,3 billones de dólares. Sí, podría decirse que nuestro equipo es un Real Madrid o un Barcelona de la liga española. Pero como bien dices es otro mundo, yo vivo en una zona muy lujosa, pero justo salir del recinto ya puedes darte cuenta de las grandes diferencias en cuanto a escala social existentes en el país. Hay grandes contrastes, mientras vas por la carretera pueden adelantarte coches que no verás en tu vida, deportivos muy lujosos, pero si miras al otro lado de la calzada te preguntas como ese otro coche que circula junto a ti puede hacerlo a mas de 50 kilómetros por hora. Aquí los coches no pasan ITV, hay muchos accidentes por esta razón, hay coches que no están en condiciones de circular, otros en cambio necesitan circuitos de las velocidades que son capaces de alcanzar. 
 
- Es un mundo de contrastes, pero imagino que también ahora cuando vuelves por Bermeo notarás 'algo' distinto o algo que te falta...
 
 
Cuando vuelvo a Bermeo me falta mi “vida”, yo voy de vacaciones y la gente se encuentra trabajando, con sus familias, hijos, estoy como fuera de lugar pero por otro lado tengo a mis padres y a mi hermano y a amigos con los que sigo teniendo contacto desde aquí y con los cuales no dejo pasar la oportunidad de saludarlos cuando vuelvo a Euskadi. Aquí ya tengo mi rutina, mi trabajo, la verdad es como si estuviera en “casa”. Cuando estoy en Bermeo me falta África y cuando estoy en África me gustaría disfrutar de algo más de tiempo en Bermeo, con mi familia y con la gente a la que aprecio. Pero no me quejo, tengo una vida muy apasionante, divertida, e intento cada día, seguir viviéndola de esta manera. 
 
La experiencia africana le ha marcado por completo, aquello es otro mundo- Al menos en casa no hay que hablar zulú en el que ya te defiendes... 
 
Mira, hay veces que intento hablar euskera y las palabras me salen en inglés, aunque la verdad, en casa no es problema, mi padre prefiere eso a que hable castellano. En zulu domino los saludos perfectamente, nadie en el barrio donde vivo ni en el club me saluda en inglés. Dicen que soy un “hombre negro atrapado en una piel blanca”. Cuando llegue no hablaba ni palabra de inglés, era muy gracioso verme aprender los saludos en zulu haciendo la traducción a otra lengua como el inglés, la cual tampoco conocía. De todas formas aquí hablan más de 12 lenguas, necesitaría nacer 3 veces para dominarlas todas. Quién sabe, quizás lo haga, en África todo es posible. 
 
- ¿Dudáste mucho en enrolarte cuando Antonio López te lanzo el reto de África? 
 
Mira, no dude ni un solo instante. La oferta económica no se podía rechazar, y trabajo es trabajo, mi padre se ha tirado más de 20 años trabajando en Senegal, haciendo 4 meses en un barco de madera en alta mar y otros 4 meses en casa con su familia, apenas nos ha visto crecer a mi hermano y  a mi, se ha perdido muchas cosas. A menudo uno se ve obligado a trabajar en sitios donde no se encuentra a gusto, pero no es mi caso, yo vine encantado y continúo de la misma manera. Al final de temporada no se lo que pasará, yo vivo el ahora, el hoy es lo que me toca vivir, el pasado ya se fue y el futuro no se si llegará así que mejor no preocuparme demasiado. Voy al día, disfruto del momento pero teniendo bien claro que algún día, cuando el cuerpo y la mente digan basta, volveré a Bermeo. Eso si, no tengo ni idea cuando, puede ser en 1, 3, 5 o 10 años. La verdad, para serte sincero, no tengo ni la más absoluta idea. Tampoco descarto cambiar de aires y continuar haciendo mi trabajo en otros clubs, sea donde sea. 
 
- En este caso el fútbol es aparte de deporte una herramienta social... 
 
El fútbol es el deporte de la gente de color y el rugby de los blancos, te voy a contar una anécdota. La temporada pasada, el día anterior a nuestro derby frente al Kaizer Chiefs en el Loftus Stadium (Estadio de Rugby) los “Blue Bulls”, uno de los equipos de rugby más importantes del país, jugaban un partido internacional. Acudí a presenciar el encuentro y no vi ni una sola persona de color en las gradas, sólo los repartidores de bebidas. Al día siguiente, a la misma hora, durante nuestro partido, era todo lo contrario, 45.000 personas de color. Esta temporada, el único jugador que habitualmente acude con la selección Sudafricana y no es de color es nuestro portero Wayne Sandilands. La razón es simplemente que muy pocos blancos juegan al fútbol, se decantan más por el rugby. 
 
- En facebook y twitter cuelgas videos, no solo de fútbol (que también), te preocupa reflejar la realidad de un país muy especial y castigado, que vive con la sombra del Apartheid... 
 
En el facebook y twitter lo que hago es contar esta experiencia, que por supuesto va de fútbol, pero lo hago desde un punto de vista global que incluso es divertido para la gente que no es especialmente futbolera. Es un diario, mi día a día en Sudáfrica, intento mostrar la experiencia tal y como yo la estoy viviendo, desde mi lado humano, desde una parte de mí que quizás muy poca gente conozca. Las realidades son relativas, cada uno vivimos nuestra propia realidad, yo vivo la mía y es la que muestro, es la que cuento. 
 
- Ves muchas diferencias sociales, mucha pobreza, pero una gente que se entrega y es amable sin esperar nada a cambio... 
 
Aquí hasta hace unos años la gene de color no podía entrar a los mismos restaurantes ni a los mismos lugares que lo hacían los blancos. Tras el fin del Apartheid pueden hacerlo, es como si les hubieran devuelto una vida que nunca tuvieron y es por ello que se les ve felices, tan sólo por tener la oportunidad de ser como los demás. Siempre tienen una sonrisa en el rostro, muchos es lo único que tienen, pero cuando no tienes nada, eres feliz a nada que tengas muy poco. No son gente ambiciosa, se conforman con lo que tienen. Me imagino que con el tiempo cambiarán, todo tiene un proceso. Ahora ellos están agradecidos, se conforman simplemente con ser, con estar, más adelante desearan algo más, empezaran a tener mayores expectativas, ilusiones. Yo aquí prácticamente sólo trato con gente de color, son gente muy especial, sobre todo entre ellos, ese saludo de “brother”, lo sienten de verdad. Muchas veces se me ponen los pelos de punta cuando les veo saludarse, la forma en que lo hacen, como te digo, es especial. 
 
- Aunque bueno la 'mordida' de la policía no podía faltar en el país y es de lo más 'refrescante'... 
 
Aquí ellos cuando te piden dinero lo llaman “Cold drink” (bebida fría), al principio accedía, ahora ya no. Hace un par de días sin ir más lejos la policía me paro, me pidieron el carnet de conducir y mi pasaporte. Les entregué el carnet de conducir pero no tenía el pasaporte, no me gusta llevarlo por si lo pierdo, aquí sería un gran problema. En su defecto llevo una fotocopia. Me dijo que necesitaba el original, y me preguntó que le ofrecía por no llevarme a comisaría. Le conteste que nada, que me llevara a comisaría y que de allí llamaríamos al club para que me identificaran. Sabía que él no iba a salir de la carretera y perder tiempo conmigo sabiendo que puede conseguir más dinero parando a más coches. Aquí montan infinidad de controles, con el objeto “pillar” a gente con faltas leves como la mía y sacar “tajada”. Algún día acabaré en comisaría pero no les pienso soltar ni un duro más, prefiero dárselo a la gente que realmente lo necesita. Normalmente siempre llevo algo de ropa que ya no uso en el coche y la voy repartiendo por los semáforos. Les pregunto que es lo que necesitan y cuando vuelvo a coincidir con ellos les doy aquello que me pidieron. Estas navidades me traje dos maletas grandes llenas de ropa que ya no uso. Todavía me quedan algunas cosas para dar. 
 
- Cuéntanos alguna anécdota o momento que te haya impresionado en este año y medio, de esos que no olvidarás... 
 
Una anécdota divertida sucedió con una mujer policía, al final de la temporada pasada. Me pidió pasaporte y carnet de conducir, se lo entregué. Cómo lo que quería era sacarme dinero comenzó a darle vueltas a un número de licencia que decía que yo no tenia, que si tal y que si cual, todo para conseguir que le diera dinero. Le dije que me llevara a comisaría, pero que no le iba a pagar ni un rand (moneda sudafricana). Tras 20 minutos cambió de discurso, me dijo que quería una cita conmigo y que le diera mi número de teléfono. Tampoco accedí, acabo anotándome su número de teléfono en una hoja destinada a poner multas y me la metió en el bolsillo de mi camisa. Estuve 35 minutos parado en la carretera.  Aquí es mejor tomarte las cosas con calma, uno sabe a que hora sale de casa pero nunca a la hora que va a volver, cada día es una aventura. 
 
Los horrores del apartheid tardarán tiempo en cicatrizar en la sociedad sudafricana- En marzo vas a lanzar la web: www.jonpascua.com, ¿qué nos vas a ofrecer en ella? 
 
Pues voy a ofrecer fútbol y cultura en un mismo espacio. Mi vida aquí, mi día a día en Sudáfrica contado de una manera amena y divertida. Actualizaciones diarias de mi trabajo en Sundowns, videos con resúmenes de partidos, entrenamientos, lugares que visito, y un montón de cosas interesantes y curiosas tanto en lo deportivo cómo en lo personal.  
 
- Por cierto, por lo que vemos en tus videos los 'prepartido' en el autobús y el vestuario son una fiesta, a Van Gaal le daría un mal si entrena allí... 
 
Pues tendría que adaptarse, no le quedaría otra si quiere obtener resultados. No puedes ir en contra de una cultura, de un tipo de vida y de una manera de entender las cosas. No es mejor entrenador el que mejor método de trabajo tiene, sino aquel que sabe adaptar su método a las peculiaridades del ámbito en cual desarrolla su trabajo. Tienes que valorar donde ser flexible y donde no, ellos se motivan de esa manera, yo personalmente no veo nada negativo en ello, pero claro, yo no soy el entrenador. Tienes que partir del pensamiento de que tú eres el extranjero y no ellos, eres tú el que está en su país y el que debe adaptarse a su forma de vida. Creo que es algo fundamental cuando visitas o vives en otro país. Cada uno tiene que poner de su parte para llegar a un punto de encuentro. 
twitter@jpascuaibarrola 
En este video se puede ver un resumen de la vida y el trabajo de Jon en Sudáfrica:

 

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *