Joxean Figueroa: "El Bilbao Basket puede quedar entre los cuatro primeros de ACB" - ElDesmarque Bizkaia
Secciones

Joxean Figueroa: "El Bilbao Basket puede quedar entre los cuatro primeros de ACB"

Un contenido de:
Asís Martín

Lunes, 25 de noviembre de 2013. 06:58

Joxean Figueroa antes de la entrevista en Gure Toki Berria.

El 'Gure Toki Berria' de la carretera de Ugarte acoge un nuevo ágape de ElDesmarque. Nuestro comensal es una leyendaza del basket, Joxean Figueroa. Conocido entrenador de OAR Ferrol, Breogan, Pamesa y, sobre todo, del mítico Caja Bilbao de los Kopicki, 'Txipiron' Lockhart, Davalillo, Toñín Llorente y compañía de los años 80. Un club que según él "murió de éxito".
 
Hablamos del equipo azulón que volvió a poner a Bizkaia en el mapa del basket jugando incluso una semifinal de Copa en diciembre de 1986 tras eliminar al Real Madrid en Canarias.
Haría falta un libro para glosar el currículo y los millones de anécdotas, -muchas desternillantes-, que salpican la eterna vida baloncestística del 'Figue', elegido en su momento 'Entrenador del año', y que sigue siendo un conversador excelso y ameno donde los haya. Maestro, con una estantería llena de insignias y todo tipo de distinciones profesionales, no se deja nada en el tintero. Lo mismo habla de fútbol, de su relación con los cinco míticos delanteros del Athletic que comandaba Zarra y de que pudo ser futbolista del Castilla, que de jugadas de basket, de americanos que desembarcaban con camperas, sombreros vaqueros y guitarras, o de como está y como debería estar para él una Liga ACB "cuya estructura actual no está acorde con la realidad". Y es que considera que antes el baloncesto "era mucho más inteligente pero menos físico".
Tras repasar su larga etapa como técnico, también se moja sobre el Bilbao Basket. Confía en Rafa Pueyo, rompe una lanza por Carmichael y hasta cree que pese a las marchas de estrellas por dinero hay plantilla para estar entre los cuatro primeros.  
- Joxean, vamos a los inicios. Eres un bilbaíno nacido en Madrid por causas ajenas a tu pesar...
 
Totalmente, me da mucha rabia no nacer aquí como había hecho toda mi familia, y recuerdo como me chinchaban diciéndome que no podía jugar en el Athletic. Esa es una de las cosas que más me fastidiaban de chaval. 
 
- Sobre todo si el que le pincha a uno es nada menos que Piru Gainza... 
Dicho en broma, era un desgraciado conmigo jajaja, le tengo mucho cariño pero siempre me decía "tú no puedes jugar en el Athletic". Desde los ojos de mi ingenuidad infantil me daba pena y una rabia tremenda oírlo. 
 
- Tuviste mucha relación con Piru y su mítica delantera junto a Zarra, Panizo, Venancio e Iriondo.. 
El fútbol era muy distinto, los futbolistas eran gente muy cercana. Cada vez que venían a jugar contra el Madrid y el Atlético visitaban a mi familia en casa. Recuerdo sobre todo lo cariñoso que era Venancio
 
- Lo curioso, ya que el basket es tu vida, es que estuviste a punto de ser futbolista... 
Eso lo desveló el 'butanito', Jose María García, que era de mi colegio. En La Salle-Maravillas, que entonces era la cantera del Real Madrid, me quisieron por un lado Pedro Ferrandiz y por otro el entrenador del Castilla para sus equipos. Ganó Ferrandiz y entré en el Vistalegre que era el segundo equipo del Madrid de baloncesto. 
 
- 'Como gacelas cortando el aire como halcones volando en libertad...'. Aquel Caja Bilbao tuyo permanecerá para siempre en la memoria del aficionado vizcaíno. Y eso que de tela andabais justitos... 
Aquello fue entrañable para mi, por mis raíces. Por fin conseguí hacer en mi tierra el trabajo que había hecho en otras partes. Es la satisfacción más grande que tengo. Vine a un equipo que militaba en una categoría inferior rompiendo un año de contrato con el Breogan al que había metido en la Copa Korac. Y además, no el Caja Bilbao, sino yo mismo tuve que pagar al nuevo entrenador para poder venirme a casa. Pero mi sueño era ascender y jugar en la elite en Bilbao. 
 
- Con una plantilla barata pero guerrillera hasta se jugó una semifinal de Copa en el primer año ACB, campaña en la que se ganó tres veces al Real Madrid de Lolo Sáinz... 
Si hasta me invito el ayuntamiento de Valls a dar una charla titulada 'Como derrotar al Real Madrid', jajaja. Sobre todo fue un tirón muy grande, notando a la gente muy cercana, dándonos mucho cariño. Desde los tiempos del Aguilas y el Kas aquí no había baloncesto de elite, solo había Athletic, y fue muy bonito poder convivir juntos ya que al final uno desde niño es del Athletic y has crecido yendo a San Mamés. Ahora, por cierto, voy muy poco. No aguanto ver como hay equipos que nos superan en intensidad, así que prefiero dejarle el carnet a mi hija. 
 
- Háblanos de Kopicki y Lockhart, dos americanos tan atípicos como buenos, juntos eran TNT. Uno un crack polivalente y el otro el de los triples del cojo... 
Para ascender fichamos primero a Leonard Allen, un saltarín tremendo pero no estaba hecho como jugador y nos tuvimos que poner a enseñarle cosas. Le cortamos, pero luego le ví en Guadalajara y estaba muy agradecido por lo aprendido. Después vino Kopicki, cuando vieron a un blanco gordito en el aeropuerto dijeron "pero qué hemos traído". Luego Joe resultó ser un maravilloso jugador, muy inteligente, que aprovechaba todos sus recursos e inteligencia para compensar el poco físico. Fue vital, tengamos en cuenta que entonces solo había un americano por equipo. Y Darrel Lockhart fue un jugador extraordinario por humanidad y calidad, creo que la gente hablaba siempre de Kopicki por sus números, pero que no sabía el trabajo que era capaz de realizar Darrel. Era inteligentísimo, con una mano excepcional. Lo curioso es que estuvo a punto de irse nada más llegar. 
 
- ¿Por? 
Porque se le dio un coche, el primer día entrenábamos en la cancha del Loiola Indautxu en vez de en La Casilla y él llegó tarde pegando gritos quejándose de el club le había dado un coche que no andaba. El caso es que se había quedado en mitad del puente de Deusto tirado un chico negro de casi 2'10 con el vehículo echando humo por todos los lados. La gente alucinaba, y menos mal que no había móviles con cámara jajaja. ¡Al final resultó que le había echado gasoil a un coche de gasolina! Pero en fin, tras unos gritos nos arreglamos y ya se comportó como un tio genial siempre.  
 
- Esa jugada que diseñaste con Lockhart llegando de trailer y enchufando triples a saco se adelantó en 20 años a tipos grandes y tiradores como Nowitzki o Pero Antic. Al Estudiantes el 'txipiron' una vez le metió un impresionante 5 de 5 en Magariños... 
Tenía una mano de lujo, y nos aprovechábamos de que llegaba el último al ataque medio cojeando. Si su pivot se quedaba esperando en la zona  
tenía libertad para tirar de tres, y si le salía, el balón lo enviaba dentro a un compañero. La verdad es que nos dio un gran resultado. 
 
- Que difícil sería antes, pongamos en los años 70's, controlar el mercado de jugadores para fichar... 
No había ni internet, ni DVD's, ni video incluso. Recuerdo que en Ferrol me robaron del coche unas películas de 16mm que me habían mandado. Era una ciudad militarizada a tope. Total que fui al cuartel de enfrente a preguntar si habían visto algo y me dicen: "¿De qué son las películas que le faltan?", y yo les dije tan normal "pues ejercicios de defensa", y cogieron y se me echaron encima. Para soltarme les tuve que explicar que no eran de 'Defensa', sino de defensas de basket jajaja.
 
- Anécdotas de yankees tendrás como para abrir una nueva wikipedia... 
Imagínate. Así de golpe me acuerdo cuando traje a Lars Hansen, que luego jugó en el Barça, tras verle en el Mundial de Puerto Rico. Fui a recogerle a Santiago. La carretera estaba llena de baches y el coche se estropeó. Llego al aeropuerto y aparece un tio de 2,08, con camperas, un sombrero vaquero y un guitarrón. La gente miraba como si fuera un extraterrestre. En su primera jugada en el primer entrenamiento le mete un viaje a un junior y lo tira rodando tres metros, y encima se gira y nos dice: "el primero". Yo que le llegaba por el estómago me encaré con él y le pegué una bronca tremenda: "¿Pero tú estás loco?". Fue mano de santo, ya no dio un ruido y fue un jugador fantástico. 
 
- Y los de la antigua Yugoslavia telita también... 
Eran terribles, con cierto aire de superioridad en general. Recuerdo en un torneo junior que se dedicaban a entrar al ascensor todo tios de dos metros arrollando a la gente para hacer la gracia. En esto que les ví venir hacia mi, enganché a dos de los abdominales y les saqué hasta el hall. Se quedaron blancos jajaja 
 
- Te sacaste a JM Cabezudo de la manga. Un tio que viene como pivot de lo más profundo y acabó siendo apodado 'Huracán' como alero y haciéndole mates a David Russel en plena cara. ('Cabe' ahora es profesor de gimnasia y sindicalista en Lugo, por cierto)... 
Era un desconocido al que vi en una fase de ascenso en el Clavijo. Entonces o descubrías jugadores o no había forma de fichar a nadie, claro. Me pareció que tenía unas cualidades que había que pulir y lo cierto es que la gente se mofaba porque al principio alguna vez se la botaba en el pie, hacía muchos pasos, dobles... Pero entrenando era muy constante, aprendía mucho, yo estaba muy encima de él y sabía que dándole confianza iba a salir jugador como luego así ocurrió. 
 
- Era muy físico, ¿tendría sitio él u otro de aquellos en la ACB de hoy?
 
Claro que sí. Al Madrid solo se le podía ganar con energía e inteligencia, porque por presupuesto ellos tienen de todo, y tú has de ser un poco más listo y los jugadores fieles a tu idea. Allí concurría todo eso. Fíjate que Cabezudo llegó a ser en Lugo, tras dejar Bilbao, el mejor triplista de toda la Liga. Aquí aparte de puntos defendía a alguien indefendible para casi todos los aleros como era David Russel del Estudiantes, varios años máximo anotador de la ACB. Cabezudo lo defendía y a veces lo secaba incluso.  
 
- Digo porque el basket ha cambiado mucho...
 
Y tanto. Ahora hay mucho físico pero mucha menos estrategia e inteligencia.  
 
- Con un histórico bilbaíno de aquella plantilla, J.J. Davalillo, sin embargo no has tenido demasiado 'buen rollo'... 
No lo voy a negar. Él es un ganador y entrenando y en la cancha era el número 1, se pegaba con quien fuera. Luego al margen de la cancha tenía algunos problemas que perjudicaban al grupo, aunque él no lo crea porque era amigo del grupo. Pero como jugador nunca bajó los brazos porque era un ganador nato, y a alguien así yo no le dejo sin jugar. Digo esto porque alguna vez me han dicho que si Clemente-Sarabia. 
 
- Miribilla es estupendo, pero la bombonera de La Casilla tenía un punto 'serbio' que ponía los pelos de punta... 
Sí, y además aunque la gente estaba cerca era muy respetuosa con los rivales. Nunca hubo incidentes pese a estar al lado de la cancha y casi poder hasta tocarles. Me encantaba como animaba la gente allí. 
 
- Conseguiste que se animara al Caja al grito de “¡de-fen-sa! ¡de-fen-sa!" como si fuera el Madison SG de NY... 
Eso vino por una entrevista que creo que me hicieron en la radio y me preguntaron que qué me gustaría pedirle a nuestra afición. Y dije, "pues que grite defensa" porque es un estímulo para el jugador. Y sorpresa, porque nada más empezar el partido la gente empezó a gritar 'defensa, defensa'... 
 
- ¿Por qué murió aquel Caja Bilbao que no paraba de traer VIP's como Wallace Bryant, Eugene McDowel, López Iturriaga...? 
Murió del éxito. El problema, siempre he dicho, es que cuando las cosas se tuercen es por una mala gestión. Si sigues siendo humilde, todo está en su sitio y nadie se sale de tiesto todo mejora. Pero si hay personas que se inmiscuyen en el trabajo de otros o se creen que ya han conseguido todo es cuando viene el problema. En una plantilla muy aguerrida pero humilde en cuanto empezó a venir gente que se les mimaba y se le ponía todo fácil, malo... Es como hoy con los padres que creen que quieren más a sus hijos porque les conceden todo y no les ponen límites. Pues están en un error, están fabricando un monstruo. Y eso es lo que ocurrió con el Caja Bilbao. 
 
- Los problemas económicos son una constante. El Bilbao Basket no ha tenido mucha suerte con los patrocinadores, ¿temes por su futuro como club o por el basket en Bilbao? 
Sí me preocupa, mucho, todos deseamos baloncesto de elite en Bilbao porque una vez que se pierde es muy difícil recuperarlo. Pero ya hemos hablado aquí de la palabra gestión... Hay momentos de crisis y hay que saber gestionarlas sin estar por encima de tus posibilidades. 
 
- Rafa Pueyo, ¿tiene ante si la oportunidad de su vida o toda una “patata caliente”?
 
Fíjate, a mi con solo un partido ganado me está gustando. Podemos hablar de lo encantado que estaba todo el mundo por ganar al Barça, pero a mi eso no me deslumbra porque el equipo está capacitado para hacerlo. Pero yo estoy viendo cosas muy interesantes en el juego táctico. El uso del poste bajo con Mumbrú o Grimau es muy fino. Nadie ha hablado del traje que le hizo en la zona Roger a Juan Carlos Navarro que hasta lo tuvieron que sentar. Espero que no haya una regresión. Le entiendo a Rafa, que de entrada ha confiado en la columna vertebral como hubiéramos hecho todos, pero el equipo necesita una incorporación mayor de los jugadores que acaban de llegar. Pero insisto, desde el punto de vista estratégico no me desagrada nada el trabajo de Rafa. 
 
- A veces desde la grada se critica rápidamente a esos jugadores 'novatos' en la plaza... 
Claro, el tema es que han de conquistar la confianza que les faltaba, que se gana entrenando. Algunos se confunden al decir "es que tiene que darle más minutos a tal". Pues no. A lo mejor no tiene que dárselos porque puede ser un desastre, sino que entrenando se ganará lo suyo, como pasaba con Cabezudo. Mi planteamiento fue que aunque la gente se riera, yo te voy a conceder mi confianza porque trabajas mucho, porque entrenas a muerte, me da igual que te la botes en el pie. Hombre, ¿es que si no qué hago? ¿Como la gente se ríe de que estás verde yo ahora voy y te siento? Pues no, porque así nunca progresaría nadie. 
 
- ¿El triunfo ante el Barça en Miribilla podía ser el punto de inflexión necesario para arrancar?  
Lo importante es que el equipo ve de lo que puede ser capaz de hacer, que yo creo que es mucho. Ya dije que puede quedar entre los cuatro primeros por mucho que se hayan ido Hamilton, Kostas y Zisis. La plantilla la veo más equilibrada que la del año pasado, e incluso en los pivots, que es donde no está equilibrada, pienso que Mamadou (que ya asomó), Carmichael (que parecía no valer), Kavaliauskas, Hervelle y Gabriel pueden hacer un trabajo muy duro para el rival si de verdad juegas a eso. Pero si de cinco pivots juegan solo tres... Aún sin tener la calidad de Hamilton se puede lograr ponérselo muy difícil al contrincante 
trabajando en defensa, con los rebotes, pero debes provocar tener esa superioridad. Porque Bertans es un jugador fenomenal, la columna vertebral funciona, Pilepic puede hacerlo, Vrkic por físico y condiciones tiene que jugar seguro, pero como te decía antes de Cabezudo ahí debe trabajar Rafa en los entrenamientos con él.  
 
- ¿Existen similitudes entre 'tu' Leonard Allen y el Jackie Carmichael de hoy? 
Sí, se lleva muchas críticas pero ya el otro día en Zagreb demostró lo que puede llegar a hacer. El problema es al igual que con Allen, que le tienes que 'fabricar' como jugador. Es que el Bilbao Basket ha estado muy mal acostumbrado, si no juega bien pues se trae a otro, total como el dueño es agente. Pues no, en estos momentos de crisis te lo tienes que fabricar tú, siempre que valga para algo, claro. Y a Carmichael, aunque no conozco su carácter entrenando, le veo capaz de hacer muchas cosas. Primero hay que saber qué puede hacer, y luego darle la confianza para que lo haga. 
 
- ¿Hay muchas diferencias entre el baloncesto ACB que te tocó dirigir con el actual? 
Sí, hay muchas pero sobre todo por los recursos humanos. En mi ACB solo había dos extranjeros. De hecho, tratamos de hacer un Caja Bilbao lo más euskaldun posible con Davalillo, Carbajo, Txus Llano, Aitor Zarate, etc... pero no podíamos hacer más. Ahora puedes traerte cinco croatas y dos lituanos y lo que sea. Entonces en ese sentido ha variado mucho. Antes te fabricabas al jugador, era un baloncesto mucho más inteligente y menos físico. Ahora mira al Cedevita que equipo tenía... te vienen de frente al rebote como lobos una manada de jugadores jóvenes, grandes, unos atletas estupendos, en eso sí se ha mejorado.  
 
- Aún siendo impopular nunca has escondido que para ti la ACB debería ser una liga cerrada... 
No me corto porque hace mucho que se veía venir lo que pasa ahora, no sube nadie porque no pueden pagar los avales, y bajar es un desastre económico. ¿Qué pasa con los contratos firmados si bajas? Caes a LEB sin sponsors, ni ingresos, ni TV, ¿les pagas o no les pagas lo pactado si no tienes un euro? En aquella época había euforia con el dinero de las teles, y te decían "no cerramos porque se pierde el morbo de subir y bajar...". Pues ya ves como estamos. Lo que sí habría que hacer es igualar presupuestos con un tope por arriba.  
 
- Hasta presentaste un proyecto revolucionario... 
Y tanto, les ofrecí entrenar en ACB -jugando contra todos- a un equipo con la gente joven de los demás, del Joventut, etc... Los juniors, los jóvenes que no jugaban y estaban sin explotar, a esos lo llevaría yo, les enseñaríamos todo tipo de defensas, recursos, etc... en realidad trabajando para esos equipos, que luego cuando quisieran se los podían llevar de vuelta a sus filas. Un tipo siglo XXI. Me hubiese encantado, pero, ayy amigo, todos dijeron que no. 
  
- ¿Qué debería cambiar para hacer del basket un producto de masas o al menos que sirva para que patrocinadores apuesten por este deporte? 
Se ha gestionado muy mal porque hubo épocas donde todo estuvo sobredimensionado, se pagaban cantidades fuera de mercado y de lugar para llevarse a jugadores. La culpa de eso la tenían los clubes y los agentes. Bueno, al final los agentes hacían su trabajo. Pero había que haber sido hormiguitas, porque la estructura de la ACB es, "venga Copa en Vitoria, hoteles de cinco estrellas para todos..." Hay que creérse menos que estamos por encima del bien y el mal porque ahora los clubes lo están pasando fatal. Y luego está lo de las teles. El otro día en Zagreb igual había solo 200 espectadores siendo un buen equipo. Hay que hacerlo más agradable, más atractivo y menos largo. No todos quieren estar cuatro horas con basket. Los árbitros también deben hacerlo más atractivo, todos deben saber que están en un espectáculo pero sin ser actores de segundo nivel. Odio ver gente que se cae, etc... En resumen, que creo que la estructura actual de la ACB no está acorde con la realidad.   
@asismartin

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *