Secciones

¿Es Gaizka Garitano un entrenador de diseño?

Un contenido de:
Alejandra Herranz

Domingo, 03 de Noviembre de 2019. 11:13

Desde que comenzó la presente temporada de LaLiga Santander, una preguntita me viene circulando por la mente, como las familiares, inevitables. vulgares y golosas de Antonio Machado en su poema “Las moscas”, que musicalizara el argentino Alberto Cortés.

La dichosa preguntita: ¿Es Gaizka Garitano un entrenador de diseño? Paso a desglosar el sentido de la preguntita, remitiendo a las reflexiones del escritor catalán y culé devoto y confeso Manuel Vázquez Montalbán en su libro Fútbol. Una religión en busca de un dios (DeBolsillo, 2006).

El escritor aludía a la figura del entrenador de diseño: aquel que pone a su esquema de juego por encima del potencial y la versatilidad (si la tiene) de la plantilla disponible.

El Athletic Club modelo Garitano tiene un esquema 1-4-2-3-1 y no se mueve de allí. De último uno, es decir: el centrodelantero, ubica a Iñaki Williams, que no es “9” puro, sino que es un jugador veloz que se desempeña mejor por las bandas entrando en diagonal hacia la portería rival. En la línea de 3, Iker Munain, quien se desempeña mejor por el centro, suele ser situado en alguna de las dos bandas, porque el centro es para Raúl García. Y en el 2, está fijo Dani García y se turnan entre Beñat y Unai López o Mikel San José.

Si algún jugador se lesiona o es suspendido por tarjetas, pone a otro en el puesto. Pero no el que mejor se adapte, sino a otro. Y así se completa el 11.

Garitano no está por la labor de hacer rotaciones. La única que suele permitirse, es la de la portería: si no juega el titular Unai Simón, lo hace Iago Herrerín y generalmente la rotación se hace entre LaLiga y la Copa del Rey.

La rigidez del esquema, y la costumbre de hacer cambios cuando faltan 5 minutos de juego, (bienvenido, Aritz Aduriz), hace que se desperdicie el talento de la plantilla. Me refiero específicamente a los casos de Unai Núñez e Ibai Gómez.

Gaizka Garitano abraza a Gorka Guruzeta tras la victoria conseguida en Balaídos (Foto: LaLiga)
Gaizka Garitano abraza a Gorka Guruzeta tras la victoria conseguida en Balaídos (Foto: LaLiga)

Gaizka Garitano: ¿Por qué no ubicar a Unai Núñez en la línea de 2 en el mediocampo?

Tiene buen manejo de balón, sabe ver los partidos, es listo y batallador. Pero no, parece que no se le piensa para esta tarea: sólo para la línea de defensa, cuyos dos centrales fijos son Yeray e Íñigo Martínez. Entonces, Unai Núñez sólo tiene sitio cuando hay razones de fuerza de mayor, nunca de elección. No es de extrañar, pues, que le salgan novias en la propia LaLiga y en otras competiciones ligueras europeas.

Ibai es otro caso de talento malgastado con Gaizka Garitano. Es verdad que las lesiones lo tienen cada tanto tiempo a mal traer, sin embargo, cuando llega un tiro de esquina o un tiro libre, se le echa en falta que no esté en el campo, sino en el banquillo.

Menciono todos estos apuntes por aquello del “entrenador de diseño”: el esquema es fijo y el talento es aleatorio. En un club como el Athletic donde no sobra nadie de los que están, habría que prestar más atención a sacar lo mejor del talento de la plantilla más que disponer de un esquema fijo de juego.

Por supuesto, esto es un punto de vista y en tanto tal, admite acuerdo o disenso. Aunque, insisto, situando al esquema por sobre la plantilla estamos perdiendo talento. Y eso sí que es un pecado capital en el fútbol. Así que aquí dejo esta columna como un apunte externo para la libretita de Gaizka Garitano, por si le vale.

Alejandra Herranz, periodista y blogger 

@aleherranz

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?