Secciones

Una querencia especial para el Athletic

Un contenido de:
Alejandra Herranz

Jueves, 13 de Febrero de 2020. 15:35
Los leones, con Williams y Muniain en primer plano, festejan el gol al Granada (Foto: Athletic Club
Los leones, con Williams y Muniain en primer plano, festejan el gol al Granada (Foto: Athletic Club

Es Copa del Rey, pero la semifinal de vuelta entre el Athletic Club y el Granada CF no deja de ser un partido de primera división, propio de esa maratón que es LaLiga Santander pero también propio de esa urgencia, de ese anhelo, de esa oportunidad que es la Copa del Rey.

Disputadas 23 jornadas en LaLiga, el Athletic está noveno con 31 puntos y el Granada, décimo con 30 unidades; corren parejo los desempeños y los resultados respectivos. Tal vez esto explique el trabajoso triunfo por 1-0 en la ida en un San Mamés pletórico que arropó con sumo cariño al equipo. Aunque hay, también otra explicación en la actuación de los dos porteros: Unai Simón y Rui Silva, dos murallas.

Pero es la Copa del Rey y esta competición de formato novedoso por primera vez, es para el Athletic una querencia especial. La historia pone al Athletic como el segundo equipo que más ha ganado: 23 han sido las ocasiones; la última, en 1984. Adicionalmente, ha disputado 31 finales coperas.

El Athletic desplegó una muy buena primera parte, con los brothers Muniain y Williams compenetrados y artífices del único gol; una perfecta jugada de pizarra: centró Williams tras uno de sus sprints por izquierda y anotó el capitán. Es verdad que hubo otros dos goles; uno bien anulado por fuera de juego y el último, pues creo que también fue correctamente anulado, aunque hay quienes no lo interpretan así.

Iñaki Williams está a una tarjeta de perderse la final de la Copa (Foto: Athletic Club).
Iñaki Williams está a una tarjeta de perderse la final de la Copa (Foto: Athletic Club).

Fue un resultado ajustado: aunque victoria al fin, supo a poco por el exiguo margen de diferencia. Porque si bien es Copa del Rey, el partido de vuelta de estas semifinales será entre dos equipos de primera con realidades ligueras similares, acaso el mejor parámetro para medir desempeños actuales y proyectar los futuros.

El Athletic deberá esforzarse en su visita a Los Cármenes; lo mismo le sucederá al Granada. El uno pierde a uno de sus bastiones en el mediocampo, Dani García; el otro pierde a su ariete, Roberto Soldado.

Sin embargo… Hay un algo que puede hacer que esta semifinal caiga del lado del equipo emblema de Bilbao. Es la querencia, el hambre futbolero.

Han pasado 36 años desde el último título de Copa del Rey y de Liga. La gabarra espera retomar su singladura por la ría, en una singular comunión entre equipo, afición y ciudad. Aduriz, con sus 39 años y aún el centrodelantero más técnico, se retira del fútbol profesional a final de la presente temporada.

Aritz Aduriz intenta marcar en Copa ante la meta del Granada (Foto: Athletic Club).
Aritz Aduriz intenta marcar en Copa ante la meta del Granada (Foto: Athletic Club).

Si la fe y el corazón del Athletic se hacen presentes en Los Cármenes, podremos llegar a la final. Es confiar y esperar. Pero, también, es hacer los deberes: dar lo mejor de cada uno para el equipo, mantener la actitud pese al cansancio. Como en esa primera parte de la ida de estas semifinales coperas 2020.

La hemeroteca no falla. Cuando en la temporada de Liga 1957-1958 el Athletic de los 11 aldeanos ganó por 0-2 al Real Madrid -entonces campeón de Liga y de Europa- en el Santiago Bernabéu, fue el triunfo de la cantera sobre la cartera.

Aquello era un partido de Liga. Esto es la Copa del Rey. Y para el Athletic es una querencia especial.

Alejandra Herranz, periodista y blogger 

@aleherranz

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?