El día después del Athletic

Un contenido de:
Alejandra Herranz

Sábado, 07 de Marzo de 2020. 09:57

El día después de un marcador final de 2-2 entre el Granada CF y el Athletic Club por el partido de vuelta (2-1) por una de las dos semifinales de la Copa del Rey, desata la locura más feliz de la afición athleticzale.

No hubo un buen desempeño del Athletic en la visita a Los Cármenes. Jugó mejor el Granada, sin embargo, la valía de los goles de visitante pesan más en los marcadores finales y así fue como clasificó el Athletic, con ese gol de Yuri casi in extremis (ese valor de la mística). ¡Zorionak!

El gol de Yuri Berchiche lleva al Athletic Club a disputar su 39ª final de Copa (Foto: LaLiga).
El gol de Yuri Berchiche lleva al Athletic Club a disputar su 39ª final de Copa (Foto: LaLiga).

El día después de la clasificación a la final de la Copa del Rey 2020, en la que el Athletic se medirá con la Real Sociedad, nos hace ver que esta competición es, acaso, una de las más democráticas de este fútbol de la geografía nacional. Porque todos los equipos tienen oportunidades de alcanzar la meta. Porque, además, les dota de una motivación especial y fuerte para alcanzar esa meta.

El día después desata la locura de conseguir billete a Sevilla, para estar en las gradas o en los alrededores de La Cartuja y vivir abrazados en zurigorri esa final 4 años después y a 36 años vista de la última Copa del Rey ganada.

Los aficionados del Athletic han acudido a Lezama para recibir a sus jugadores (Foto: DMQ)
Los aficionados del Athletic han acudido a Lezama para recibir a sus jugadores (Foto: DMQ)

Pero, también, el día después recuerda que la euforia del triunfo se contrapone con una mesura del análisis. Por ejemplo, el de las estadísticas.

En distintas ediciones de la Copa del Rey, Athletic y Real Sociedad se enfrentaron en 18 ocasiones: 8 las ganó el Athletic, 6 fueron para la Reala y 6 resultaron empates. Pero nunca en una final de Copa, lo que equilibra las cosas.

En esta edición de LaLiga Santander, a 26 jornadas disputadas, la realidad de uno y otro es diferente. La Real está sexto, en puestos de Europa League con 43 puntos. El Athletic está décimo, en puestos de zona ni de Europa ni de descenso, con 34 unidades. La Real tiene más partidos ganados (13 versus 8) y más goles marcados (43 versus 25).

El día después, sin embargo, nos recuerda que estamos hablando de la Copa del Rey, esa competición democrática donde todo es posible.

Para mí, al duelo final copero llega la Real con mejor equipo y con más goleo. Me viene a la mente el último enfrentamiento en LaLiga, que terminó 2-1 a favor de la Real, con el equipo donostiarra más decidido y determinante que el Athletic.

Pero ninguna fotografía es definitiva. Pienso en el día después y en los que vendrán antes del 18 de abril, día de la cita final de la Copa del Rey. ¿Qué puede ofrecer la pasión del Athletic a la mesura del análisis, de ese mejor desempeño de la Real Sociedad?

Asier Villalibre tocando la trompeta en la fiesta de los leones en Los Cármenes.
Asier Villalibre tocando la trompeta en la fiesta de los leones en Los Cármenes.

Acaso sea lo que nos hace distintos. Villalibre tocando su trompeta en el vestuario athleticzale tras la clasificación copera. La falta de contundencia en la portería contraria rebatida por un corazón de león capaz de levantar en las circunstancias más duras de juego. Una afición contagiosa y persistente al desaliento. La fuerza y la resistencia de los de la tierra, de esos jugadores motivados por alzar un título con el Athletic, lejos de la experiencia con Marcelo Bielsa en 2012.

El día después de la clasificación copera marca el inicio de una hoja de ruta muy especial hacia Sevilla. La de la oportunidad de ganarla, la de poner el fútbol vasco en una cartografía más abarcadora que la del duopolio de facto de LaLiga.

Es una alegría. También, una incertidumbre y un riesgo. Pero es sentimiento y es fe. Acaso sea como escribió el poeta bilbaíno Blas de Otero en la estrofa final de su poema "Pido la paz y la palabra":

“Ahora vuelvo a mi ser, torno a mi obra

más inmortal: aquella fiesta brava

del vivir y el morir. Lo demás sobra".

Alejandra Herranz, periodista y blogger 

@aleherranz

1 comentario

  1. Eki

    Las estadísticas las variables el diablo, todo lo que dices es verdad, pero el athletic es un equipo de los que menos recibe, de los que mete el gol más tarde y ello significa mucho sacrificio fe en lo que hacen u querer ganar con su idiosincrasia y forma de jugar,es un equipo supercompetitivo que sabe lo que hace y que lo que hace lo hace bien,es nuestra forma de jugar ahora y hay que apoyarla porque es la nuestra y la que nos hará campeon, el que quiera otra forma de jugar tiene otros equipos por ahí,que bonito es jugar en equipos con extranjeros pero es más bonito ganarles con el athletic gora athletic geuria

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *