Secciones

Ante la adversidad, más Athletic

Un contenido de:
Ramón Hernández

Martes, 24 de Marzo de 2020. 10:29

Hay que ver lo que ha cambiado el mundo en cuestión de semana y media. O, mejor dicho, lo que se han acercado los problemas que ya tenía el mundo a las puertas de nuestras casas. Lo que empezó siendo una crisis sanitaria lo suficientemente lejos como para no interferir en nuestras vidas, ha encontrado en la globalización una autopista para cambiarnos el presente y cuestionarnos el futuro.

Estando el planeta en un estado de preocupación y de incertidumbre con tanto sufrimiento generalizado, da mucho apuro poner el foco en lo que Jorge Valdano (hay quien asegura que la frase la acuñó Arrigo Sacchi) definió como “la cosa más importante de las cosas menos importantes”, el fútbol.

Y yo añadiría, el Athletic Club. Permitámonos esta licencia con los amigos de ElDesmarque Bizkaia porque seguro que en nuestro confinamiento doméstico también hemos dedicado un buen tiempo a pensar cómo se va a resolver el galimatías del calendario que está todavía pendiente, el que señalará a los campeones y repartirá los premios gordos.

En el momento de escribir estas líneas, acabamos de conocer la decisión de suspender LaLiga Santander de forma indefinida, que llega días después de que la UEFA aplazará hasta el año que viene la Eurocopa de San Mamés. Con el vital permiso que pueda ofrecer el Covid-19, esa era la llave maestra para poder desatascar el embudo del fútbol continental. Siendo no sé si demasiado optimistas, el mes de Junio puede llegar al rescate para cerrar una temporada marcada para siempre por la terrible crisis del coronavirus.

Julen Guerrero y Carlos Marchena en la presentación en Bilbao de la ya no Eurocopa de 2020.
Julen Guerrero y Carlos Marchena en la presentación en Bilbao de la ya no Eurocopa de 2020.

El 23 de marzo UEFA ha anunciado que las finales de la Champions League, la Europa League y la Champions League femenina queden suspendidas y sin fecha establecida

Obviamente, muchas veces sucede que las decisiones que son bien recibidas por un lado, representan un problema por el otro. Por mucho que se trate de un aplazamiento, la no celebración de la Eurocopa este año deja muchos damnificados en multitud de sectores, especialmente en las ciudades sede como Bilbao. Una auténtica pena no sólo por el daño económico con muchos millones en juego, sino también por la ilusión generada en miles de aficionados, entre los que me encuentro, de poder disfrutar en casa de un espectáculo de semejante magnitud.

Por no hablar de la incertidumbre que supone no saber si la UEFA seguirá apostando por un Torneo multisede. Todo dependerá de si para el año que viene se ha encontrado la vacuna en un escenario en el que muchos expertos y científicos vaticinan que el coronavirus ha llegado para quedarse y se hará, aunque con menos virulencia, estacionario.

Pero tiremos por la vía del optimismo y pensemos que en el mes de Junio volveremos a disfrutar del fútbol. A nadie se le escapa que para un athleticzale eso significará la oportunidad de convertir en histórica una temporada ramplona en lo futbolístico y clarificadora en lo que hace referencia a que no es lo mismo una plantilla larga que una plantilla compensada y rica en recursos. La manera en la que estuvo a punto de venirse todo abajo en Granada creo que lo define bien.

Pero personalmente opino que este parón obligatorio puede ser bien aprovechado por el Athletic

Si regresa la competición, si regresa, una cosa será no dejarse llevar en LaLiga y otra no aprovecharla para dosificar jugadores de cara a la final de Copa, en el marco de un calendario saturadísimo. La Real Sociedad tendrá que realizar esfuerzos importantísimos y continuados para seguir metido en plaza Champions, mientras que el Athletic podrá ir algo más aliviado para llegar a la final con el mejor argumento posible: plantear un despliegue físico difícil de neutralizar.

Mensaje de agradecimiento del Athletic Club a los sanitarios en la fachada de San Mamés.
Mensaje de agradecimiento del Athletic Club a los sanitarios en la fachada de San Mamés.

De lo que ocurra en esa final dependerá el calendario particular que tendrá el Athletic la próxima temporada. Si la gana habrá Europa League, más Liga, Copa y Supercopa. Seguramente con algún rojiblanco también con la Selección Española en año de Eurocopa.

Muchos frentes como para no pensar que, este verano sí, tal vez toque hacer un esfuerzo en reforzar una plantilla que demuestre su largura con recambios sólidos. Tengo claro que el coronavirus dejará a su paso un panorama económico complicadísimo también en el deporte. Las pérdidas de esta temporada se notarán en las finanzas de los clubes y en un mercado menos disparatado que tal vez ofrezca alguna oportunidad. En cualquier caso, siempre quedará la fortaleza del Athletic en la adversidad.

Suerte y salud a todos. 

Por Ramón Hernández Arostegui, periodista de Radio Nacional

@RamonHdezRNE

1 comentario

  1. diego

    brillante como siempre

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *