Secciones

Hugo, más allá del fútbol

Un contenido de:
Iñaki Alonso

Martes, 26 de Febrero de 2019. 09:23
Hugo juega en el Infantil B del Pauldarrak de futbol femenino y quiere seguir jugando con sus amigas.
Hugo juega en el Infantil B del Pauldarrak de futbol femenino y quiere seguir jugando con sus amigas.

Los que tenemos la responsabilidad de ser Coordinadores de fútbol vivimos constantemente centrados fundamentalmente en todo lo que tiene que ver con entrenamientos, entrenadores, partidos, resultados, jugadores, categorías, horarios, equipaciones, arbitrajes, viajes, padres y madres. Se trata de un sinfín de tareas que consumen nuestro día a día.

Desgraciadamente en muchas ocasiones no somos conscientes de la importancia que tiene nuestro Club en el desarrollo integral educativo de muchos niños y niñas. Desgraciadamente tampoco se nos exige como premisa fundamental por parte de los padres y madres que pretenden en ocasiones centrar todos sus esfuerzos y esperanzas en obtener un deportista de élite a costa de todo.

Pero hay ocasiones en las que el deporte en general y el fútbol en particular te ponen en escenarios que sirven para comprender lo importante que podemos ser para los niños/as y sus familias.

Nuestra sociedad no está preparada para comprender, apoyar y acompañar a todas aquellas personas que tienen una identidad de género diversa. El deporte tampoco

Todo comienza con una madre que agobiada por las circunstancias se pone en contacto con el Club para hablar de la situación de su hija. Inmediatamente lo primero que te viene a la mente son la infinita lista de problemas de los que se puede tratar: algún problema con el entrenador, algún problema con las compañeras, algún problema grave o quizás algún tema familiar que quieran comentarnos. Te preparas para la reunión anticipando posibles soluciones o discursos para cada uno de los temas que visualizas.

Llega el día y la madre no puede articular palabra: “ ¿Se trata del entrenador? No me responde”, “¿Se trata de las compañeras? No me responde”. Finalmente y con hilo tenue de voz me confirma que se trata de la propia chica… Después de unos segundos sin palabras me atrevo a preguntarle si se trata de algún problema académico o familiar. No se trata de eso. Se trata de la identidad de género de su hija. La niña lleva toda la vida con nosotros en el club y desde ya mucho tiempo rumiaba dentro sí una identidad de género que nada tenía ver con el que nació.

Finalmente y después de meditarlo se lo había comunicado a la familia. Ella realmente era él. Llevaba tiempo siéndolo en su interior y su madre después de conocerlo quería comentarlo con nosotros temerosos de la situación y de cómo lo íbamos a manejar.

Este fin de semana Hugo ya ha jugado con la camiseta de portero y su nombre en la espalda.

Nuestra sociedad no está preparada para comprender, apoyar y acompañar a todas aquellas personas que tienen una identidad de género diversa. El deporte tampoco. Pero lo que tenemos mucho más claro, es que la sociedad y el deporte del futuro sí que deberá atenderlo de una manera adecuada.

La única respuesta que debemos aportar es cómo ayudar a estas personas a sentirse bien consigo mism@s y cómo respetar sus derechos fundamentales, mucho más si son menores de edad. El deporte es un medio de socialización muy importante, uno de los más potentes. Cada día nos encontraremos con más casos de menores transexuales que quieren seguir practicando deporte pero tienen miedo de que sientan etiquetados y discriminados.

Las instituciones, federaciones deportivas y clubes solamente tenemos dos opciones: hacer lo correcto o no hacer lo correcto. Ante esta tesitura en un nuestro Club hemos elegido el camino correcto: apoyar a la familia, apoyar a Hugo y desde el primer momento facilitar su tránsito hacia la nueva etapa que ahora afronta.

Para los que trabajamos diariamente en el ámbito de los derechos de infancia hay un principio que es fundamental y se llama “interés superior del menor”. A veces abusamos de este concepto teórico que nos cuesta llevar a la práctica. Casos como este ayudan a aterrizarlo. Hugo es un chico que tiene claro que quiere ser chico y que ama jugar con sus amigas, esas amigas que le han arropado en su decisión. Por lo tanto la mejor decisión para respetar su interés superior es que siendo Hugo siga jugando con sus amigas y nuestro Club así lo hará.

Desgraciadamente algunos chicos y chicas se han quedado por el camino rodeados de incomprensión

No podemos permitirnos como sociedad ni como deportistas que ningún niño o niña que tiene una identidad sexual diversa sufra ningún tipo de discriminación. Ojalá ver jugar a Hugo nos sirva de punto de inflexión para comprender que el futuro es el presente. La sociedad que tendremos en el futuro ya se está empezando a visibilizar en el presente.

Hugo juega en el Infantil B del Pauldarrak de fútbol femenino. Cualquier equipo que juegue contra este equipo tiene no solamente el conocimiento de la realidad con la que se va a encontrar, sino también la oportunidad de usar el caso de Hugo para educar y sensibilizar a sus jugadoras, cuerpo técnico, padres y madres.

Más allá del deporte, más allá del fútbol, más allá de los resultados esta nuestra responsabilidad educativa. La manera en la que respondemos a la diversidad es la manera en la que queremos crecer como sociedad.

4 comentarios

  1. Ainhoa

    Mi hija juega en el kimuak.. y solo puedo decir que tanto Hugo como Aron. Son increibles. Y jamas he visto un comportamiento malo. Que debemos seguir avanzando en este sentido y caminado para ke nuestros hij@s se sientan felices. Un Besazo enorme para ambos. y nos vemos pronto en el terreno de juego.

  2. José Manuel

    El mismo caso de mi hijo Aaron. También juega de portero en el Berrío-otxoa femenino y hoy por hoy no tengo palabras para agradecer a todos los componentes y jugadorasdel club el apoyo recibido desde el primer día.

  3. Nanu

    El mismo caso de mi hijo Aaron también juega de portero en el Berrío-otxoa femenino y hoy por hoy no tengo palabras para agradecer a todos los componentes y jugadorasdel clubel apoyo recibido

  4. Estibaliz Carreño Ortiz

    Eres muy grande Iñaki.En la vida te lo voy a poder agradecer.

Enviar comentario Ver los 4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?