El Athletic ratifica a Iago Herrerín que regresa en junio - ElDesmarque Bizkaia
Secciones

El Athletic ratifica a Iago Herrerín que regresa en junio

Un contenido de:
Iñaki Benito

Lunes, 06 de mayo de 2013. 08:11

 

El organigrama técnico del Athletic comunicó la pasada semana a Iago Herrerín, portero cedido que se foguea en Segunda con el Numancia, que en junio regresa a Lezama para disputar la pretemporada con el primer equipo. Una noticia ya adelantada por El Desmarque Bizkaia hace dos meses, y ahora corroborada. Competirá por dos puestos con Iraizoz, Raúl (amigo y rival desde el Bilbao Athletic) y Arrizabalaga. El que quede descartado se marchará cedido, mientras que Kepa se quedará sumando minutos en el filial. El director deportivo, José María Amorrortu, que ya le captara para el Atlético B hace tres temporadas, tiene depositadas muchas esperanzas en el despegue definitivo de Iago.
 
Paralelamente, el Betis también se ha interesado por sus servicios. Sus tres actuales porteros, Adrián, Casto y Fabricio, están más dentro que fuera, y sólo el primero podría continuar en la disciplina verdiblanca. De hecho, ya ha atado al danés Andersen y maneja un ramillete de futuribles entre los que está Herrerín. El equipo hispalense fichó hace varias temporadas a Iñaki Goitia, ahora en el Mirandés, y se fija en la cantera vasca: Beñat, Vilarchao o Eizmendi son ejemplos recientes. Mientras, también el joven meta del Barakaldo Javi Montoya podría recalar en el Betis B. 
Herrerín, que llegó a figurar como el arquero menos goleado de Segunda, supera estas últimas semanas un esguince de tobillo que le ha impedido colocarse bajo los palos del Numancia, para beneficio de Biel Rivas, aunque espera recuperar el puesto en el sprint final de la Liga. Buisán, como le denominan sus amigos por su segundo apellido, se ha mostrado en su entorno muy ilusionado por el reto que se le presenta en el Athletic, y por regresar a Castro, donde ha residido, y localidad de la que se siente muy arraigado. 
El fornido portero del Numancia ya superó una cesión anterior saliendo de su etapa de juveniles. Con 18 años participó en la operación de Unai Alba como canje para el Barakaldo. Alba, más veterano y curtido, fichaba por el Athletic y el joven Iago recalaba en el club fabril. A las órdenes de Iñigo Liceranzu se empezó a curtir en Segunda B, intentando amortiguar sus impulsos y sus ansias de medrar. Solía recibir reprimendas por emplearse a fondo en sus saques de puerta, una práctica que le costaba recaer en algunas lesiones de cuádriceps. 
Herrerín siempre ha destacado por su calidad con los pies, producto de su pasado como delantero. En la etapa de Caparrós, en la que se entrenaba asiduamente con la primera plantilla, actuaba con asiduidad como hombre de campo en los partidillos a media cancha. No desentonaba. Ya bajo el arco, es una fuerza de la naturaleza: ágil, valiente y descarado, aunque a veces cometa errores de bulto. Ahora, a sus 25 años, se muestra mucho más asentando, atajando sus problemas con la báscula, su principal enemigo, por su peculiar constitución ósea. Es consciente que este verano debe aprovechar su oportunidad. En Soria aguarda con una estancia mucho más reposada de la que vivió en Madrid. Cultiva su cuerpo en el gimnasio y lleva una vida ordenada con su novia. Iago ha aprendido mucho a la estela de Aranzubia e Iraizoz primero, y en el Atlético, ejercitándose con De Gea, Asensio y Joel. En la retina queda su gol al Getafe B desde su propia portería. @javirbeltran10  
 

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *