Julen Goñi regresa al fútbol: UDLogroñés o Txantrea le servirán de lanzadera - ElDesmarque Bizkaia
Secciones

Julen Goñi regresa al fútbol: UDLogroñés o Txantrea le servirán de lanzadera

Un contenido de:
Asís Martín

Martes, 06 de agosto de 2013. 07:11


Julen Goñi, extremo derecho, 23 años, dos temporadas alejado del fútbol empujado por un asunto extradeportivo, desde que en la temporada 2010-11 fuese cedido en el Barakaldo CF. Aquella campaña se fotografió el día de su presentación con el entonces director deportivo fabril, Jon Pérez 'Bolo', con la elástica errea gualdinegra en la mano y las gradas multicolor de Lasesarre de fondo. Una estampa bajo el sol que perdura todavía en la web del Barakaldo.
Disputó 18 partidos, con unas actuaciones intermitentes. Desde entonces ha vivido al margen del fútbol hasta que hace varios meses se arrancara a entrenar con el equipo de Tercera División de la Txantrea. Vuelve al inicio, al campo del barrio donde le vio nacer, arropado junto a su familia y su cuadrilla, algunos de ellos también futbolistas.  
El pequeño de los Goñi, un futbolista veloz, fino y talentoso, que creció a la sombra de su hermano Adrien, pero dotado de otras características distintas, se quiere reenganchar al fútbol.
Cualidades no le faltan, actitud parece que también, y edad para enmendarse y empezar de cero. Además, al margen del balón ha obtenido el título de fisioterapeuta. La UD Logroñés, precisamente el club donde se ha enrolado su hermano mayor después de su paso por el Amorebieta, le puede servir de trampolín. Se alistaría casi a prueba para ganarse un dorsal y un jornal. Necesita reivindicarse y demostrar al mundo del balompié, que tiene la mente muy frágil, que le queda cuerda, que no acaba de empezar a dar patadas al balón, y que la proyección que apuntaba no se puede apagar para siempre.  
Julen, hermano de Adrien y primo de Iker Muniain, formaba la pandilla de la Txantrea que se desplazaba desde juveniles a Lezama. Un bloque compacto y bien avenido. En ese grupo se encontraban también Iñigo Pérez, y Mikel San José, ambos asentados ahora en la primera plantilla del Athletic, o Anaitz Arbilla, que milita en el Rayo tras su paso por el Barakaldo y el Hércules.
Julen no les tenía nada que envidiar, rápido pegado a la banda y de gatillo fácil, descolló en el Bilbao Athletic de manera endiablada, con más de 50 partidos y 3 goles en dos temporadas. Caparrós, técnico entonces del primer equipo, le reclutó para foguearse en varios partidos amistosos y entrenaba asiduamente con su plantilla.
Pero su estrella se fue diluyendo, desdibujando. Se le envió cedido al Barakaldo y cometió un error que ya lo ha pagado de sobra. Ahora regresa con fuerza. El Logroñés y, sobre todo, su entrenador, Raúl Llona, tienen la palabra. Si la entidad riojana no recoge el guante, la Txantrea le incluiría en su formación para la Tercera navarra. El caso es jugar. Julen ha vuelto con aires renovados. El cuentakilómetros se pone de nuevo en marcha. 
@javirbeltran10  

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *