Sevilla tiene un dolor especial

Un contenido de:
Alejandro Muñoz Sabugal

Marc Baró y Cala se lamentan durante el Sevilla-Cádiz (Foto: Kiko Hurtado).
Marc Baró y Cala se lamentan durante el Sevilla-Cádiz (Foto: Kiko Hurtado).

Se antojaba difícil que el Cádiz sacara algo positivo de Nervión y, superada la media hora de partido, En-Nesyri se encargó de confirmarlo anotando el primero de sus tres goles. No pudieron reponerse los amarillos que, unida a la cosechada en diciembre en el Villamarín, cierran sus visitas a Sevilla esta temporada con un balance de dos derrotas.

Salieron sin tapujos los de Cervera, buscando la portería de Bono en varias ocasiones durante los primeros compases. Pero llegado el cuarto de hora, los locales le tomaron el pulso al encuentro y empezaron a imponer su superioridad. Se acabó ahí el peligro del equipo cadista, que se defendía de los ataques liderados principalmente por Suso.

Pedro Alcalá lucha un balón con En-Nesyri en el Sevilla-Cádiz (Foto: Kiko Hurtado).
Pedro Alcalá lucha un balón con En-Nesyri en el Sevilla-Cádiz (Foto: Kiko Hurtado).

El gaditano, precisamente, fue protagonista del primer gol del encuentro. Su disparo fue repelido por el palo tras tocar en Ledesma y En-Nesyri no perdonó recogiendo el rechace dentro del área. Minutos después, el delantero marroquí aprovechaba un error en la marca para hacer el segundo y poner el partido cuesta arriba para los de Cervera.

Otro error defensivo terminó de condenar a los amarillos en el Pizjuán. No fue hasta aproximadamente el minuto 70 cuando llegó su primer disparo a puerta y así es muy difícil. Tuvieron varias ocasiones los cadistas para intentar al menos maquillar el resultado, pero no parecía ser el día.

Un calendario poco halagüeño

El calendario inmediato del Cádiz no invita especialmente al optimismo. Atleti, Real Sociedad, Athletic, Barça... Parecen estar en un escalafón superior, aunque vista la primera vuelta amarilla, tampoco puede descartarse ninguna sorpresa. Si el Cádiz quiere seguir el próximo curso entre los mejores debe, como mínimo, intentar competirles.

Cualquier punto en las próximas jornadas sabría a gloria y sería, sin duda, una inyección de moral para afrontar los duelos directos por la permanencia, donde el Cádiz realmente se juega su temporada.

Álvaro Negredo se lamenta durante el Sevilla-Cádiz (Foto: Kiko Hurtado).
Álvaro Negredo se lamenta durante el Sevilla-Cádiz (Foto: Kiko Hurtado).

Derrotas, como la de este sábado ante el Sevilla, pueden llegar a entenderse por la evidente diferencia entre ambos. Lo que no gusta, evidentemente, es que esta llegue por concesiones totalmente evitables del conjunto amarillo.

Será imprescindible corregir errores y aprovechar los últimos días de mercado para incorporar refuerzos que den oxígeno y permitan al Cádiz dar un salto de calidad.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *