Polémica en Carranza: dudosa expulsión de Salvi por un supuesto pisotón

El partido entre el Cádiz CF y el Numancia transcurría por buenos derroteros hasta que todo cambió en la segunda parte. Una falta de Salvi en la que terminó cayendo sobre el jugador rival fue interpretada por el árbitro en el VAR como expulsión, dejando al conjunto amarillo con diez con 40 minutos por delante.

Las protestas llovieron en Carranza desde el momento en el que el árbitro mostró la roja al jugador sanluqueño. Nadie daba crédito a la expulsión. Ni el jugador, ni sus compañeros ni la fiel afición amarilla, que protestó con mucha fuerza durante lo que restaba de partido.

Justo antes de la mencionada acción se produjo otra jugada digna de mención en el área rival. Salvi cayó y todos pidieron penalti, aunque el colegiado no lo interpretó como tal. En la jugada posterior se desencadenó la jugada desafortunada.

Salvi cometió falta sobre un rival y al caer al suelo dio con el pie sin querer al futbolista del Numancia, por lo que vio la amarilla. El árbitro recibió las indicaciones del VAR para comprobar lo sucedido y, tras ello, volvió al verde para mostrarle la tarjeta roja a Salvi.

Nadie daba crédito a la decisión del colegiado, que terminó sacando del partido al conjunto amarillo. Poco después llegó la desafortunada acción del penalti que supuso el 1-2 y con el cuadro amarillo roto llegó el tercero, ambos obra de Curro.

La decisión del colegiado fue muy protestada por la afición, que no paró de animar a los suyos hasta el final y de gritar en contra de cada decisión del colegiado. El enfado fue general hasta el último minuto.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *