Cuenta atrás Copa del Rey
Advertisement
LaLiga Santander
Cádiz
1-1, m. 47: Iván Alejo
1-1
Jornada 5
04 de octubre de 2020
18:30
Granada CF
0-1, m. 27: Germán Sánchez

Un punto de mérito en otro escándalo arbitral

El Cádiz CF empató contra el Granada CF un partido que pudo irse al descanso con 0-3 y que al final mereció ser un 2-1. Y no pasó lo segundo porque se le escamoteó un penalti claro a Perea. Otra injusticia más.

El Granada se hizo dueño de la pelota en el inicio. Con jugadores como Milla, Gonalons o Herrera, no era para menos. El Cádiz sabía cómo esperarle para no pasar apuros y salir a la contra después de alguna recuperación. Los visitantes no presionaban la salida del balón y el equipo de Cervera podía avanzar con cierta facilidad, pero estaba fallón en los pases.

La primera ocasión fue de Milla con un disparo lejano en la que Conan no estuvo nada afortunado. El equipo granadino llegaba con peligro por la calidad individual de sus hombres y por cierta pasividad de los amarillos, que en el inicio del choque no estaban tan rocosos como en Bilbao.

Las imprecisiones estaban provocando acciones de peligro cerca del área cadista. El partido se estaba complicando por momentos. Además, Iza se lesionó y recibió un mazazo con un gol en contra después de un córner. La defensa no salió bien y Germán adelantó a los visitantes a los 27 minutos.

Que te marquen por una desaplicación defensiva duele más. El equipo no estaba tan intenso como en otros días y eso contra el Granada se paga caro. Cervera mandó que la defensa diera un paso adelante para no verse tan sometido y fue uno de los muchos momentos en los que echó de menos el calor de la afición.

El Cádiz estaba fuera del partido y el fútbol le daba vida con la suerte de dos balones consecutivos al palo. Primero Puerta y después Kennedy se encontraron con la madera antes del descanso. La respuesta llegó de un tiro lejano de Lozano, pero Rui Silva lo impidió. Acto seguido, Pombo se encontró solo un balón en el segundo palo, pero mandó el balón fuera con mucha inocencia.

El Granada había sido muy superior en el primer tiempo, pero el marcador podía cambiar a poco que el Cádiz despertara. Cervera quiso despertarlo metiendo a Perea y Álvaro Giménez. Y a fe que lo consiguió porque en el minuto 47 empató Alejo después de un centro por la derecha.

Quedaba mucho que pelear ante un rival fantástico, pero ese tanto podía hacerle dudar después de haber merecido una renta más amplia. El partido había cambiado, ahora los amarillos sí estaban despiertos e intensos y hacían daño cada vez que robaban el balón.

En el Granada entraban Machis y Soldado, demostración de la calidad de su banquillo. Quedaba media hora por delante y el partido estaba muy abierto. Un rato antes cualquier cadista habría firmado el empate sin dudarlo. En ese momento, no tanto.

Cervera había agitado el partido y los que habían entrado estaban respondiendo. Pero también los del Granada y Machis obligó a lucirse a Conan en el minuto 68. El susto de la noche se vivió con un sobrcogedor choque del portero cadista con Salvi, que tuvo que ser cambiado.

El partido se había enfriado y eso podía favorecer al Cádiz, que a la contra seguía dando muchos sustos. Lozano pudo hacer el segundo en un remate a bocajarro en el minuto 78. Y Conan volvió a aparecer en el 82 para otro remate brutal de Machis.

El partido podía caer de cualquier lado y debió ser para el Cádiz con un clamoroso penalti sobre Perea que ni el árbitro ni el VAR quisieron ver en el minuto 85. El juego enloqueció y había más ocasiones en el área del Granada que en la del Cádiz, aunque el Granada sacaba a Luis Suárez. Más madera.

El equipo supo mantener el empate, pero se fue con la sensación de que pudo ganar con ese penalti que se fue al limbo.

1 comentario

  1. mario gonzalez

    No os olvideis de la clara roja a Jose mari perdonada y de la segunda a Espino tambien perdonada

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *