Cuenta atrás Copa del Rey
Advertisement
LaLiga Santander
Cádiz
0-1
Jornada 10
22 de noviembre de 2020
16:15
Real Sociedad
0-1, m. 66: Isak

Misión imposible contra un coloso

El Cádiz CF ha encajado una justa derrota contra un rival en estado de gracia. Las bajas del equipo amarillo fueron una merma insalvable ante un equipo que es mejor en todos los apartados del juego. El gol de la Real no llegó hasta la segunda mitad porque la suerte sonrió durante algunos momentos, pero no se puede objetar nada al resultado.

El partido empezó marcado por el fuerte viento de Levante, que complicaba las cosas a unos y otros. Ni que decir tiene que la iniciativa era de la Real Sociedad ante un Cádiz que regresaba al 4-2-3-1, con Álex Fernández por detrás de Malbasic.

El equipo vasco se permitía el lujo de tener en el banquillo a gente como Portu o William José, pero le quedaba un once de muchas garantías y de una ambición tremenda. Desde el mismo inicio se veía que su primera posición no era producto de la casualidad, sino de un trabajo excelente tanto en lo técnico como en lo psicológico.

Tras unos primeros minutos de cierto acoso, aunque sin ocasiones, Álvaro Cervera ajustó el equipo defensivamente y la cosa se igualó algo más. Aunque la sensación de peligro era constante porque la calidad del rival le permitía salir desde atrás con una inquietante facilidad.

Además, el Cádiz estaba muy impreciso con el balón y eso complicaba todavía más el partido. Por momentos faltaba incluso algo de intensidad, algo muy preocupante. Las segundas jugadas eran de la Real y eso sí que era imperdonable.

Ena ataque estaba claro que el equipo estaba más limitado de lo habitual. Sin Negredo ni Lozano no podía jugar en largo y las llegadas eran mínimas. A la media hora, Fali evitó el tanto de Mikel Merino cuando ya Conan estaba batido. Acto seguido, el Cádiz se salvó milagrosamente de otro gol en una mala salida del portero argentino, pero el cabezazo de Merino.

David Silva hacía mucho daño entre líneas y Januzaj entraba por la derecha en demasiadas ocasiones. El Cádiz no era capaz de mantener el caudal ofensivo de un rival que no estaba por delante en el primer tiempo porque la fortuna estaba del lado amarillo por esta vez.

Había conseguido resistir hasta el descanso con el 0-0 inicial, pero daba la sensación de que tenía que mejorar mucho en defensa para no perder. Lo de ganar ya parecía mucho pedir.

En la reanudación, Cervera quitaba a Garrido, amonestado, para dar entrada a Álvaro Giménez. Había que ser mucho más sólido para no repetir el suplicio del primer tiempo, pero el segundo se inició con un gol anulado a la Real por fuera de juego.

El equipo seguía superado, desbordado en muchos momentos. Cuando la Real tocaba con velocidad, el Cádiz se abría y, además, no había un jugador que mantuviera la pelota para respirar un poco y no estar permanentemente sometido.

Queda media hora y era un mundo. Habían entrado también Akapo y Alejo y parecía que el equipo respiraba un poco, pero Conan salvó el gol en el minuto 64 a un remate cercano de Oyarzábal. Pero ya no pudo evitarlo un minuto después, cuando Januzaj se sacó un centro excepcional a pie parado y el balón acabó en la red con un testarazo de Isak.

Era el resultado lógico por lo que se estaba viendo. La superioridad era total del equipo donostiarra y estaba claro que era cuestión de tiempo. Ahora quedaba por ver la reacción de los cadistas, todavía con más de 20 minutos por delante.

No había mucha fe en el propio equipo viendo lo que tenía enfrente, pero había que intentarlo hasta el final. Entraban Bodiger y Perea para darle algo de frescura a un equipo que no había hecho bien casi nada de lo pactado antes de empezar. La única esperanza es que el fútbol es caprichoso.

En el tramo final, el Cádiz tuvo alguna tímida llegada pero la opción de empatar nunca fue muy real. A centrar los esfuerzos en hacerlo mucho mejor contra el Elche, un rival muy duro pero bastante más terrenal.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *