Los cinco "bichos" del vestuario y el hipotético papel de Messi en el Cádiz

Cualquier charla con Álvaro Cervera termina derivando en una valoración sobre su estilo de juego. El entrenador del Cádiz CF lo asume con naturalidad y con orgullo porque así está haciendo historia en el club amarillo. En su participación en el programa El Larguero también habló sobre ello y de la fe que tienen sus jugadores en esa forma de hacer las cosas.

"Nosotros sabemos lo que somos y el primero, yo. El equipo juega así porque lo quiero yo. Podría jugar mejor, pero no sabemos si tendría más puntos. Yo juego como creo que voy a ganar y me baso mucho en lo que miro durante la semana y en el equipo contrario. Me dejo la vida en que no me creen peligro y puede ser que no sea estético, pero cuando el otro día fuimos al Carranza había 500 motos recibiéndonos y ninguno me dijo que había que tener más posesión y que había tocarla más", señala.

¿Le molesta que se menosprecie su forma de jugar y que sólo se destaque el juego de entrenadores como Guardiola? "Antes me molestaba, ya no tanto. Parece que sólo existe un fútbol, que es el de ellos, pero no me molesta tanto porque he conseguido competir con ellos. A nosotros nos gusta controlar los partidos a nuestra manera".

El entrenador cadista remarca qué tipo de jugador encaja en su equipo y bromea sobre si Messi podría entrar: "Miramos mucho a quién traemos y no podemos traer a cualquier futbolista, por muy bien que juegue. Es muy pesado, pero estamos en Primera División y hemos ganado todos en prestigio y en calidad de vida. Messi tendría sitio, pero habría que colocar el equipo en torno a donde pierde la pelota. Habría que poner dos Garridos o algo así".

Reconoce que no le dejan tener dudas sobre su modelo de juego porque cuenta con el apoyo de las fuerzas vivas de la plantilla: "Tengo cinco bichos en el vestuario que si les digo que vayan en dirección contraria, lo hacen. Gente que lleva mucho tiempo conmigo y futbolistas que son perfectos para nosotros. José Mari ha estado en Primera, sabe jugar muy bien y le estoy quitando algo de lo que tiene como futbolista, pero le estoy dando la opción de seguir en Primera y disfrutando de su profesión. Cala, Negredo, Fali, Garrido... profesionales del fútbol que no quieren estar de paso. A mí me hacen la vida mucho más fácil".

Pero cree que todo tiene un final y que ese estilo de juego será su tumba profesional algún día: "El orden llegar a ser aburrido. Entrar en casa y ver siempre los mismos muebles y los mismos libros. El día que no permita jugar contra el Madrid y el Barcelona, será ese orden el que me echará".

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *