Juan Carlos Aragón: Elecciones en Andalucía y Manifestación Antifascista | La Torre de Preferencia
Secciones

Cerrado por derribo

Un contenido de:
Juan Carlos Aragón

Domingo, 09 de diciembre de 2018. 09:18

Reportar vídeo

Lo primero que hay que saber para declararse “antifascista” es qué significa “fascista”. Últimamente, observo a mucha gente en este país usando términos de oído. Como yo cuando toco el piano, de oído. A mí me suena, pero quizás a alguien que lo sepa tocar con el debido magisterio le resulte una herejía musical. Es evidente que un fascista y un demócrata lo tienen complicado para coexistir dentro de un mismo individuo. Un demócrata celebra la victoria cuando gana unas elecciones. Y cuando las pierde se jode (pero no jode). De hecho, seguramente tú estés igual de jodido que yo (lo mismo no: lo mismo estás de enhorabuena. Entonces tengo que felicitarte, aunque me reconocerás que, más que ganar tu equipo, ha perdido el mío).

Alguien que haya estudiado poca historia es bastante improbable que conozca el alcance y la significación del término “fascista”. Puede usarlo. Y puede también que se esté mirando en un espejo y no se esté viendo. Es un poco parecida a la acusación de “egoísta”: suele definirse así a la persona que mira por ella… en vez de por ti (que, evidentemente, no eres egoísta, pero atacas al que antepone su interés al tuyo).

Es ciertamente lamentable que la democracia admita el fascismo como posibilidad electoral, pues a la inversa no se contempla. La democracia también admite el sufragio universal, lo cual permite el voto del fascista y del antifascista, del listo y del tonto (y, en breve, de los animales domésticos). Si intentan la convivencia demócratas y fascistas, alguno puede salir escaldado. A mucha gente esta democracia le parece la mejor forma de gobierno. A Platón, por poner un ejemplo de un griego que asistió a su fundación, le parecía la peor. Decía que la democracia corría el riesgo de terminar degenerando en tiranía porque —según él— la gente tiene una puntería del carajo para votar a quien mejor le engaña. A mí, la verdad, y viendo lo visto hasta ahora, la democracia me ha convencido menos que Platón. Pero como tampoco he conocido con uso de razón otra forma de gobierno, pues ahí ando jodido a expensas de lo que mis vecinos quieran. Lo mismo les da por uno que les da por otro. Cuando les sugiero que me razonen el sentido de su voto normalmente busco un punto fijo para no perder el equilibrio. Apuro el café y salgo por patas. Miedo me dan estas navidades.

A propósito del fascismo y la democracia, tengo la sensación de que estas últimas elecciones no las ha ganado nadie. Los fascistas, al igual que los antifascistas, no pueden ganar en democracia, por definición, ya que, en democracia no se puede ser anti nada. Y por eso mismo, los demócratas han tenido que abrir las puertas a los enemigos de la democracia. Qué paradoja más chunga, ¿no? Como mal menor, quiero convencerme de que los antifascistas reales somos los que no nos hemos manifestado más que en las urnas, porque después de habernos visto tan solos y perdidos… nos da hasta corte protestar. Quiero convencerme también de que los que liaron la pajarraca no eran “antifascistas” reales; iban de tripi y punto. Tengo que convencerme de algo, no sé, algo que me permita seguir viviendo en este país. Lo que no tengo ya tan claro es que le siga cantando a la libertad y a su puta madre, porque cuando la medio hemos tenido, mira lo que hemos hecho con ella. De hecho, el grupo me propuso el miércoles acortar el popurrí de La Gaditaníssima porque medía más de once minutos. Estaba claro. Al carajo “La Chacarera de la Libertad”. Ya no pega ni con cola.

Un día de verano de 2009, con el sunami empezando a azotar de lo lindo, miré alrededor; y en el centro del popurrí de Las Noches de Bohemia puse esta desazón:

“Y libertad para qué, si luego nadie sabe qué hacer con ella.
La libertad es un lujo que muy pocos pueden permitirse.
Como dijo el sabio, es verdad que “hay esclavos por naturaleza”,
porque es el miedo a la libertad lo que impide ser libre.
Y la esperanza en un mundo mejor se convirtió en mi emboscada.
Reventé mi puño y mi canción luchando por lo que creía.
Y miro al mundo. y miro a mis heridas. y veo mi sangre derramada…
¡Ya no creo en más revoluciones que en la tuya y en la mía!”

El sabio del que hablo y entrecomillo es Aristóteles. Otro que tampoco iba mucho de demócrata: la veía como un buen gin tonic pero combinada con dos oligárquicos hielos y una rodaja de aristocracia (tú sabe, los griegos estos, que eran unos fascistas… Paulo Church debería hacer otro vídeo en el chalé con su perrito animando a los antifascistas a que asalten, si no el Cielo, las bibliotecas, y quemen la filosofía griega, que es un descaro).

Quise seguir creyendo y combatiendo a mi manera. Pero tras la nueva victoria del PP de junio de 2016, como consecuencia de la demócrata negativa por parte de Paulo Church de la moción de censura propuesta por Pedro Sánchez, que degeneró en nuevas elecciones, dos años más de gobierno popular, rebrote desatado del independentismo catalán, exhibición del monopolio de la violencia de Estado y partido de rugby entre los de las banderas y los de los lacitos (¡cuánto se pudo haber evitado!)… dejé un penúltimo recado a Los Peregrinos:

“De la democracia algún sabio decía,
¿gobierno ideal? Ten cuidado con ella,
que puede acabar en una tiranía
que a la mayoría
la engaña cualquiera.
Que no siempre gana el mejor gobernante.
Que sí, que es bonito decir que el gobierno reside en las manos del pueblo.
Que si es cuestión de elegir, siempre es mejor así que lo que hubo antes.
Que sí, que no viá discutir, que poder decidir, significa progreso.
Pero no, lo siento, pero no,
no se me olvida la frase maldita, la del sabio aquel,
cada vez que contemplo mis alrededores,
miserias y horrores,
los ricos más ricos, los pobres más pobres y resulta que
nuestro gobierno es producto
del miedo y del susto y de lo que tú quieras,
pero de alguna manera
tú le diste su poder.
Y ahora quieres que yo te cante
un himno de rebeldía
contra los mismos gobernantes
que tú votaste en su día.
Ignorando a quien te decía,
y te gritaba “Cuidao,
que en tu voto va tu ruina
y la del que está a tu lao”.
Yo sé que el voto es tan libre
que nadie tiene derecho
a los votantes decirle
“Pero ¿Qué coño habéis hecho?
Mas no alcanzo a comprender
que un paisano y compañero,
un parado y un obrero,
pueda votar al PP*.
Ya no sé sí la cuestión es la poca valentía.
Pero duele el corazón al ver que la mayoría
sigue en la misma miseria, sigue en la necesidad,
pero cuando le dan la oportunidad, le doy la razón a ese que decía,
que la mayor desgracia, es que de una democracia
llegue la tiranía”

*Donde dije “PP” pude haber dicho otro sinónimo cualquiera.
Pero ya hemos ido muy lejos. No creo que llegue la última. Hoy anuncio la disolución de mi banda, el cese de la conciencia y la entrega incondicional de las armas. Se veía de vení. Si vuelvo a escribir algo a propósito será un cuplé. Aunque solo sea por no llorar, que no es poco. La gente no me da para más.

Pd.: si tienen la oportunidad, escuchen una canción de Silvio Rodríguez que habla por voz del Ché a Fidel Castro. “Ya no te espero”, se llama.

JUAN CARLOS ARAGÓN

8 comentarios

  1. Scaramouche

    Las doce, Angelus
    Ego te absolvo a sodomite peccatis tuis in nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti.

    Las dos, El parte
    Los de VOX amontonan piedras en Covadonga. Los del PP ponen belenes y arboles de navidad, para ir marcando las fronteras a los "antiespañoles" y los de Ciutadan's siguen en la garita atentos a la radio. La última izquierda conocida hace cursillos acelerados para adaptarse al liberal hedonismo, la dirigencia se traslada a una dacha de lujo, se apalanca en línea de salida para renovar el escaño con el que cubre la hipoteca y... abomina del chavismo por los medios.

    Las dos y cuarto. Análisis del todólogo habitual.
    Era toreo de salón que se desbanda en cuanto la Autoridad aparece. Alardes de Paquiro y Frascuelo con el toro ausente. Astracanadas folcóricas, bravuconadas aldeanas, cónclaves preparados en Vistalegre, mientras se van repartiendo los papeles de esta tosca Commedia dell'Arte, y quienes tienen el deber de devolverlos al corral permanecen impávidos, sin tan siquiera una pañolada, temerosos de ser rechazados por los rebuznos de esos que los auparon a su intempestiva estancia de Galapagar.

    Las dos y media. Presunciones, figuraciones y disparatadas elucubraciones.
    El andrógino fundador, ambiguo y charlatán, sigue por los platós soplando incienso a su entrañable parte de la pareja real. Acabará en Sálvame, en su salsa.
    Rodriguez, no ha sabido, o no ha querido, independizar a los andaluces de esos granujas, pero tampoco se hace a un lado; que unido a que Cazado y Rayuelo han decidido controlar el cortijo desde los madriles... O sea, como con el PERonismo, pero por la cara. La hacienda sigue bajo el caballo del amo castellano, la cruz y la corona.

    En espera del siguiente grupo que pretenda asaltar los cielos, consiga aproximarse y lo neutralicen untados de zanahoria. Andaluces... para España, lo dice en el contrato.

  2. PRIMO LOBO

    A veces los pueblos tienen la desgracia de conseguir lo que quieren. Luego, la propaganda, la ignorancia y la Ley Mordaza se encargan de mantener a la población en calma.
    El próximo Hitler seguramente ya ha nacido y agradeciendo nuestra desmemoria prosperará sin cometer los errores de su predecesor.

  3. think tupperware

    Hackear el blog de JC ¿en honor a Campechano? Aragón. Empezar a escribir barbaridades y que nadie se dé cuenta.

  4. Tiriti Tran

    Agrupaciones que son una banda. Que se disuelvan, pidan perdón y entreguen las subvenciones.
    Los más clarividentes ya lo han dicho, en el Carnaval solo existen dos bandos: los profesionales contra los demás.
    Como le explico yo a mi novia que el modelo a seguir no es el carnavalero que se forra a partir del Concurso del Falla sino el ingeniero que atiende en el TelePizza.
    Algunos llegan al Carnaval con el puño en alto y salen con los bolsillos llenos.
    Nadie puede negar que, gracias a las medidas adoptadas por el COAC, el Carnaval ha mejorado mucho en Sevilla y la provincia.
    A ver si estáis levantando el Carnaval por el lado que no es.

  5. Niky Nacle y Kolacle

    Isabel, pienso que no se le ha traspapelado nada, sino que no le ha sentado bien la radiografía que hizo de este ególatra el tal quillo y directamente la ha censurado. También la leí, lástima que no la copiase para difundirla a los cuatro vientos. A ver si quillo la repite en otros medios.

  6. Isabel León

    Ayer recomendé a las compañeras la lectura del comentario de un tal quillo que apareció en este artículo. Luego me dijeron que no existía, como he comprobado más tarde, pero recuerdo perfectamente haberlo leído, comentaba sobre la hybris.
    Mira a ver si se te ha traspapelado.

  7. Washisnay

    Definitivamente, el señor González y sus cuates han decidido que los niños de Puerta de Tierra son beduinos, y que por tanto, no les afecta la festividad de la Epifanía. En base a estas consideraciones, ha decidido excluirlos de la ilusión por los Magos de Oriente privándolos de la Cabalgata. La Cabalgata de Reyes solo discurrirá por las tierras de cristianos, el casco antiguo, según han decidido ellos. Brindándole, eso sí, otra oportunidad a la Compañía de Tranvías para hacer caja a costa de las familias de sarracenos adeptas a las tradiciones de estas tierras.
    Hablando de la Compañía de Tranvías, Fran González le propuso municipalizarla, ya que la concesión, que nos cuesta a todos un pico en ayuda$ municipales, vencía durante el primer año de legislatura. En un pleno histórico, el comparsista le contestó que nones, que no lo llevaba en su programa de gobierno. ¡Cohones! Tampoco llevabas la concesión de una gasolinera más en la ciudad, y... ahí está.
    Qué tarda mayo, para dar cajonazo a esta murga del de la velita, la del pelo azul, la Gades, el rapao (que cambió la titularidad de los Bienes Inmuebles a los varones por sus señoras liando el correspondiente pifostio con las domiciliaciones del IBI, aunque eso sí, encima castigó a los ciudadanos con el recargo por impago más el silencio administrativo como respuesta a los pliegos de descargo)... Abusan de que hoy no se estila echar las cortinas.

  8. Kant y Dubi

    "Hoy anuncio la disolución de mi banda, el cese de la conciencia y la entrega incondicional de las armas."
    O sea, que pasas la barrera de los cincuenta, que el corazón entrega el timón precisamente a la conciencia, que ahora comienza mala o buena según cada cual, no es que cese, como expresas confundido, desorientado tras el guantazo del aterrizaje después de años de levitar. ¿Te creías diferente? Sentirse diferente es normal, ya que no existe lo “normal”. De hecho, afortunadamente, así es como debe de ser exactamente.
    En román paladino, ya eres un pureta más. No, no eras especial.

Enviar comentario Ver los 8 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *