Notificaciones

Yeremay, la revolución del Dépor y la jugada que levantó a Riazor

Foto autor

Un contenido de:
Xane Silveira

Yeremay en el mano a mano ante Natxo Zabal. (Foto: RCD)
Yeremay en el mano a mano ante Natxo Zabal. (Foto: RCD)

Yeremay Hernández ingresó al campo para disputar la última media hora cuando el Dépor todavía iba por debajo en el marcador. Su entrada, junto a la de Héctor, cambió la cara del cuadro blanquiazul y permitió elevar las revoluciones en un partido al que le faltaba descontrol y talento por la parte local. Y cuando se trata de ingenio y descaro, Peke ha demostrado tener más que el resto.

El jugador canario se ha ganado ser una de las primeras opciones para revolucionar los partidos. Yeremay, canario y del 2002, volvió a entrar desde el banquillo y cada vez se hace más habitual que Borja Jiménez recurra a su talento para cambiarle la cara al equipo. Sus primeros partidos con el conjunto herculino están levantando pasiones y, el sábado, directamente puso a Riazor en pie. Su papel fue importante para acelerar las jugadas del Deportivo, pero fue en el minuto 83 cuando dejó una imagen para recordar. Peke recogió la pelota en banda izquierda, dejó plantado a dos defensores y a punto estuvo de hacer el gol de la jornada. Le faltó fortuna, pero volvió a demostrar que le sobra calidad.

Los halagos de Borja Jiménez sobre la actuación de Yeremay ante el Tudelano: "Peke ha hecho 30 minutos buenos. Nos tiene que dar esa continuidad. Hoy ha tenido posibilidad de hacerlo, creo que ha estado a buen nivel, quizás le ha faltado el gol, pero contentos. Que siga haciendo las cosas bien que les vamos a necesitar a todos."

La grada del Dépor lo disfruta y pide más de un Yeremay que convence a su entrenador

El papel de Peke ha cambiado en los últimos meses gracias al trabajo del mediapunta canario. Su descaro y su talento no tienen dudas, aunque sí había que esperar a verlo en acción, con los mayores y al máximo nivel de exigencia, para saber si sería capaz de replicar sus jugadas en el fútbol de primer nivel. El de Gran Canaria ha respondido con buenas sensaciones y destellos de una calidad latente a la que hay que dejar fluir. El sábado, ante el Tudelano, tuvo un papel importante partiendo desde el sector izquierdo, atrayendo en el uno para uno con su lateral y buscando driblar siempre que podía encarar. Junto a Héctor, aportaron mayor fluidez a una banda izquierda en la que Aguirre y De Camargo no tuvieron su mejor día.

Yeremay se ha convertido en uno de los revulsivos principales del Dépor. (Foto: RCD)
Yeremay se ha convertido en uno de los revulsivos principales del Dépor. (Foto: RCD)

Yeremay es talento y voracidad; es un amor fugaz en una estación de autobuses; un control, un giro y un suspiro. Todavía efímero, pero buscando encontrar la línea que le permita crecer y repetir esas acciones espontáneas fruto de su ingenio. Es en los primeros contactos de Peke con el esférico en los que ya se se le ve una técnica de conducción y una capacidad individual que se escapa de los estándares. Necesita cocción y tiempo, exigencia y juego. También error, pues es el fallo quien te permite crecer. El camino, por ahora, lo continúa andando. Y Riazor lo disfruta.

A falta de dos jornadas para acabar la temporada, Borja Jiménez espera poder llegar al playoff con las mejores sensaciones posibles. Como comentó en rueda de prensa, se va a necesitar a todos y, seguro, Yeremay tendrá un papel importante partiendo desde el banquillo.

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando