Dépor | Los novedosos ajustes de Natxo contra Osasuna

Los novedosos ajustes de Natxo contra Osasuna

Un contenido de:
Carlos Rosende

Domingo, 25 de noviembre de 2018. 13:12
Natxo González, en la banda de Riazor (Foto: Iris Miquel).
Natxo González, en la banda de Riazor (Foto: Iris Miquel).

La victoria del Deportivo contra Osasuna permitió observar dos nuevas variantes diseñadas por el cuerpo técnico que dirige Natxo González: Vicente Gómez disputó los primeros 36 minutos del partido como vértice derecho del rombo en el centro del campo y el equipo se organizó en un 4-2-3-1 con la intención de ocupar mejor los espacios tras el cambio de sistema de Jagoba Arrasate (Osasuna pasó a jugar con tres centrales y dos carrileros largos con la entrada de Nacho Vidal por Kike Barja en el minuto 61).

Por primera vez en la temporada Vicente jugó acostado a la banda derecha. El centrocampista canario, habitual ocupante del vértice izquierdo del rombo, dejó su perfil a Krohn-Dehli y se desplazó hasta el de David Simón y Quique González.

En el primer tramo de la competición, y sobre todo en casa, el Dépor había exprimido más y mejor la banda izquierda (Saúl, Vicente y Carlos Fernández) que la derecha (David Simón, Krohn-Dehli o Edu y Quique). La calidad técnica de los zurdos del Dépor y su facilidad para asociarse resultan más difíciles de contener para el rival. También la tendencia del mediapunta (Carles Gil) a descargar juego con su pierna buena hacia el sector donde cuenta con un mayor campo de visión: el izquierdo. Sin embargo, Natxo González detectó la fragilidad de Osasuna en la parcela defendida por Carlos Clerc, un lateral con clara vocación ofensiva, y decidió alterar el guion habitual.

"Queríamos buscar sobre todo mayor profundidad por la derecha. De alguna manera creíamos que era la zona más débil a nivel defensivo del rival y (lo que buscábamos era) que se moviera un poquito en ese vértice yéndose a la amplitud para sacar a su lateral (Clerc) y romper (a su espalda) con Fede o con Quique. Esa era la idea, pero como no puedes tener tanto balón es difícil generar todo eso".

Vicente Gómez, en el Dépor-Osasuna (Foto: Iris Miquel).
Vicente Gómez, en el Dépor-Osasuna (Foto: Iris Miquel).

La medida adoptada no dio los frutos deseados porque el estado del césped, castigado en las zonas centrales, impidió combinar por dentro. En consecuencia, Vicente no consiguió fijar a Clerc y el Dépor no ganó ese espacio a la espalda del lateral de Badalona. Los envíos profundos de Domingos Duarte buscando esa zona incomodaron a Osasuna, pero a la postre acabaron resultando improductivos.

Consciente de que la disposición de sus dos interiores no le daba un plus al equipo, Natxo González aprovechó una falta en el centro del campo en el minuto 36 para deshacer la medida: Vicente se fue a la izquierda y Krohn-Dehli pasó al sector derecho del centro del campo.

Fede Cartabia, en un lance del Dépor-Osasuna (Foto: Iris Miquel).
Fede Cartabia, en un lance del Dépor-Osasuna (Foto: Iris Miquel).

Ya en la segunda mitad, Natxo movería ficha de nuevo como consecuencia de una primera decisión estructural tomada por Arrasate. Con 1-0 en el marcador, Osasuna dejó atrás su 4-2-3-1 tradicional y mutó a un esquema con Lillo como tercer central y dos carrileros largos, Clerc y Nacho Vidal. La entrada de este último por Kike Barja en el minuto 61 planteó nuevas preguntas para el míster del Dépor, que las respondería siete minutos después, ya con Edu Expósito sobre el césped en el lugar de Krohn-Dehli. Natxo le indicó a Quique que se fuese a la banda izquierda, y mandó a Vicente a la mediapunta y a Fede a la derecha. Edu y Mosquera formaron un doble pivote en paralelo.

El Dépor rompió el 4-4-2 en rombo para plantarse en un 4-2-3-1 que obligó a los carrileros de Osasuna a mantener la vigilancia sobre Fede y Quique. La decisión frenó el crecimiento de un rival que en ese corto espacio temporal de siete minutos transmitía la sensación de sentirse más cómodo.

En el 71', Natxo retiró a Quique y dio entrada a Christian Santos, pero la disposición no varió: el delantero venezolano pasó a ocupar la punta del ataque y Carlos, la referencia arriba hasta entonces, se desplazó a la banda izquierda. Y a falta de solo tres minutos para llegar al 90', Didier Moreno reemplazó a Vicente Gómez y se colocó en el doble pivote, soltando así a Edu Expósito unos metros por delante.

Vicente en la derecha para abrir espacios a Fede y Quique y el 4-2-3-1 como respuesta a equipos con carrileros largos son ajustes que a buen seguro volveremos a ver esta temporada.

1 comentario

  1. Augusto

    ‌buen partido, y jugando a lo único que se podia tal y como estaba el.campo.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *