Secciones

Dépor y Málaga, de acariciar el cielo a rozar el infierno

Un contenido de:
Carlos Alberto Fernández

Jueves, 17 de Octubre de 2019. 21:50
El Dépor y el Málaga, del cielo al infierno.
El Dépor y el Málaga, del cielo al infierno.

El Deportivo de La Coruña y el Málaga CF se citarán el próximo domingo en el estadio de Riazor tras haber pasado en cuatro meses de acariciar el cielo a tocar el infierno.

Los dos equipos han llevado una trayectoria similar en los últimos tiempos, un camino que iniciaron juntos en 2018 con el descenso a LaLiga SmartBank. El Málaga bajó aquella temporada como colista con solo 20 puntos en 38 jornadas y el Dépor lo hizo con nueve unidades más, a catorce del decimoséptimo clasificado.

Aquellos dos equipos se convirtieron, junto a la UD Las Palmas, que también había perdido la categoría, en los máximos candidatos a recuperar su plaza en la élite el curso pasado.

Ambos cambiaron de entrenador durante la temporada, fueron incapaces de acceder al ascenso directo a pesar de haber coqueteado con esas posiciones en el primer tramo del curso, sobre todo los andaluces y acabaron clasificándose,  con más apuros en el caso de los gallegos, para la promoción de ascenso a LaLiga Santander.

Borja Valle se lamenta tras una acción durante el Dépor-Almería (Foto: Iris Miquel).
Borja Valle se lamenta tras una acción durante el Dépor-Almería (Foto: Iris Miquel).

En esa segunda vía para estar en Primera, el Málaga, como tercer clasificado, y el Dépor, como sexto, se vieron las caras en la primera eliminatoria. Sólo podía continuar adelante uno de los dos y fueron los herculinos, que se impusieron tanto en el estadio de Riazor como en el de La Rosaleda.

Después, en la segunda eliminatoria, el Dépor ya se veía en la máxima categoría tras ganar 2-0 al Mallorca en Riazor, pero el destino le deparaba un mazazo en las Islas Baleares, donde cayó 3-0.

Se quedó así a las puertas de alcanzar la gloria y, en consecuencia, continuó en Segunda. Allí volvía a partir entre los candidatos al ascenso junto al Málaga, pero ya en un nivel inferior al del curso anterior. El equipo malagueño, que mantuvo al técnico, no como el coruñés, se encontró más problemas con el tope salarial que el Dépor, que pudo inscribir a todos los jugadores. Ya con el balón en juego, a los dos les ha ido igual de mal y al preparador que comenzó la temporada en el Dépor, Juan Antonio Anquela, se quedó por el camino.

Ahora, tras once jornadas, ambos cierran la clasificación de LaLiga SmartBank, muy lejos de las posiciones en las que pretendían estar, con sólo ocho puntos en once jornadas, y en Riazor afrontarán un duelo de urgencias.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?