Frustración y miedo: el lamento de la afición con el Dépor

Un contenido de:
Pablo Bueno

Martes, 10 de Diciembre de 2019. 12:39

El Dépor va de mal en peor. Cuando parecía que recuperaba algo de sensaciones, nuevo varapalo en casa. El Real Zaragoza se llevó los tres puntos de Riazor y provocó la desesperanza de gran parte de la afición. Una afición que solo ha visto ganar a su Deportivo una vez esta temporada y que, desesperada, busca una respuesta a la actual situación del equipo.

Las cámaras de Movistar+ estuvieron presentes en Riazor para vivir el sentir de los aficionados del Dépor. Algunos de ellos mostraron sus sensaciones. "Nos meten un gol y ya bajan los brazos, no pelean, no corren...", espetó un seguidor herculino.

Una apasionada aficionada deportivista aseguró tras el encuentro que siempre pasa el mismo proceso: "Vienes con ilusión y te vas deprimida". Y así fue también este domingo, con una grada ilusionada hasta que, a la media hora de partido, Guitián anotó el primero del encuentro. Pocos minutos después, Javi Puado dobló la diferencia en el marcador y la afición estalló al ver cómo el equipo carecía de capacidad de respuesta. "Es increíble que estés arrastrando el escudo", aseguró un aficionado tras el encuentro.

Aficionados del Dépor animando en Riazor durante el partido contra el Real Zaragoza (Foto: Iris Miquel).
Aficionados del Dépor animando en Riazor durante el partido contra el Real Zaragoza (Foto: Iris Miquel).

Como bien dice el narrador de El Día Después, "para comprender todavía mejor el momento que atraviesa el Deportivo" hay que ver cómo se celebra en Riazor un gol a favor. Aunque no signifique puntos, como fue el de Borja Valle a poco del comienzo de la segunda parte. Al igual que cuando Dani Giménez paró un penalti al colombiano Luis Suárez en el minuto 67, momento en el que la grada volvió a celebrar y, mínimamente, esperanzarse.

Finalmente, el tercer gol del Real Zaragoza devolvió a la realidad a esa parte de la afición que se generó algo de ilusión por sacar un punto del partido. Acto seguido, cánticos como "¡directiva, dimisión!" o "¡diles que se vayan!".

La desilusión está instalada en el deportivismo, que ve el descenso como "una realidad". Tras el pitido final, algunos aficionados confesaron que "Segunda división B es sinónimo de miedo", que "sería catastrófico para la entidad" y, uno de ellos, opinó que "posiblemente igual desaparezca el club".

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *