Çolak se queda en la grada frente al Cádiz

Domingo, 19 de Enero de 2020. 14:46
Emre Çolak y Christian Santos, antes del Dépor-Cádiz (Foto: Iris Miquel).
Emre Çolak y Christian Santos, antes del Dépor-Cádiz (Foto: Iris Miquel).

El comité de apelación mantiene la sanción a Emre Çolak tras su expulsión el pasado jueves tras la celebración de su gol frente al Racing de Santander en Riazor. El Deportivo había recurrido el castigo pero la resolución del órgano deportivo superior todavía no se ha resuelto al no haberse reunido antes del partido frente al Cádiz este domingo a las 16:00 horas en el estadio de Riazor. Çolak tendrá que ver el partido desde la grada.

"Çolak va con la esperanza de que le retiren la sanción. Recurrimos la segunda tarjeta amarilla y esperamos que Apelación nos dé la razón". Así explicaba Fernando Vázquez los motivos de la inclusión del turco en la lista de convocados. Sin duda, su presencia en el campo sería de gran ayuda para enfrentarse al líder de la Liga SmarBank y con esa esperanza lo incluyó Vázquez en la convocatoria.

Una emoción con castigo

Emre Çolak fue el protagonista absoluto del partido entre el Deportivo y el Racing de Santander, puro desequilibrio, futbolístico y mental, capaz de marcar un golazo y de una absurda expulsión en cuestión de segundos.

Entró pasada la media hora de juego cuando su equipo perdía por la mínima, fue recibido con aplausos en su regreso a Riazor año y medio después de haberse ido a Emiratos Árabes Unidos, y fue revulsivo y talismán. En cuestión de segundos, su equipo empató con un cabezazo de Sabin Merino.

Los jugadores del Dépor celebran el gol de Sabin Merino ante el Racing (Foto: Iris Miquel).
Los jugadores del Dépor celebran el gol de Sabin Merino ante el Racing (Foto: Iris Miquel).

Antes del descanso inició su repertorio con un disparo sin consecuencias, pero lo mejor lo reservó para el segundo periodo. Corría el minuto 54, cuando Çolak recogió el esférico en la línea de tres cuartos, se abrió espacio en la frontal y, a la altura de la media luna, con el interior del pie izquierdo, sorprendió a Luca Zidane. Golazo.

La euforia y tal vez la inconsciencia, quizás el desconocimiento de las normas, le llevó a celebrar el gol con los aficionados que le aclamaban en uno de los fondos del campo de Riazor. Se fundió con ellos en un abrazo, también con sus compañeros de vestuario, y se ganó la segunda amarilla, una expulsión absurda, cuando quedaban 35 minutos.

Çolak pidiendo perdón a los aficionados tras su expulsión en el Dépor- Racing (Foto:Iris Miquel)
Çolak pidiendo perdón a los aficionados tras su expulsión en el Dépor- Racing (Foto:Iris Miquel)

El turco pidió perdón en su prematuro camino al vestuario por haber dejado al equipo con el marcador a favor pero con un jugador menos producto de su locura mientras Riazor entonaba el 'odio eterno al fútbol moderno' y empezaba a rezar para que el partido acabara como lo hizo, con 2-1.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *