Secciones

El temor del Dépor ante el ostracismo de Lampropoulos en el Bochum

Lunes, 24 de Febrero de 2020. 22:27

Si la lesión de Michele Somma se hubiese dado antes de la salida de Vasilios Lampropoulos, quizá el griego habría continuado en el Deportivo de La Coruña, al menos, hasta el final de la presente temporada. Sin embargo, la cesión del defensor griego al VfL Bochum de la 2.Bundesliga se hacía oficial escasos 15 días antes de que su homólogo italiano sufriera la aparatosa lesión que le mantendrá alejado de los terrenos de juego lo que resta de campaña.

Tal motivo obliga al Dépor a moverse en el mercado para encontrar un sustituto de Somma. El favorito es Óscar Duarte, que cuenta con una oferta del cuadro herculino para abandonar el Levante UD, pero tampoco se puede descartar el nombre de Gianelli Imbula, un viejo conocido de LaLiga que acaba de rescindir su contrato con el Stoke City. Mientras tanto, la luz de Lampropoulos se va apagando en tierras alemanas, si es que alguna vez llegó a estar encendida.

La salida del central heleno al Bochum se dio el último día del mercado invernal, motivo que justifica su ausencia en la convocatoria ante el Hamburgo SV, dado que el partido se celebró tres días después de su llegada. Sin embargo, ya ha pasado cerca de un mes desde que recalara en el conjunto renano, y Lampropoulos sigue sin hacerse un hueco en los planes de su nuevo técnico, Robin Dutt.

Y es que tras el partido ante el Hamburgo, el Bochum se ha enfrentado al Wehen Wiesbaden, al Stuttgart y al Dynamo Dresden. Tres encuentros en los que Lampropoulos tampoco ha conseguido, ni siquiera, entrar en la convocatoria. Y los números defensivos del unabsteigbaren tampoco justifican el ostracismo al que está siendo sometido desde su llegada, pues ha encajado un total de 41 goles en 23 partidos, lo que le convierte en el tercer equipo que más tantos recibe de la categoría de plata del fútbol germano.

Lampropoulos, durante el Dépor-Mirandés (Foto: Iris Miquel).
Lampropoulos, durante el Dépor-Mirandés (Foto: Iris Miquel).
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *