Deportivo | Espanyol Nuevo Rival por el Descenso

Próxima parada: RCD Espanyol

Un contenido de:
David Cofán

Viernes, 20 de abril de 2018. 12:31

Reportar vídeo

La victoria del Levante el pasado jueves en el minuto 93 volvió a ser un duro golpe para el Deportivo y su afición. Tras sacar 7 puntos de 9 posibles, el Dépor parecía tener al equipo granota atenazado por el miedo, pero un nuevo golpe de suerte (y ya van unos cuantos) alejó otra vez al Levante. Sin embargo, cuando nadie lo esperaba, apareció otro invitado a esta tétrica fiesta, tras sumar un punto de 15 el Espanyol podría ser el próximo objetivo de los gallegos para eludir el descenso.

Es verdad que los catalanes se encuentran a nueve puntos de los coruñeses, a priori esta sería una ventaja casi insalvable restando 15 puntos para el final de la temporada. No obstante, hay un elemento que acerca al Espanyol al descenso más de lo que se podría pensar: el factor anímico.
Este es el factor real por el que el Deportivo ve al conjunto espanyolista como algo mucho más factible que incluso el Levante. En primer lugar, porque el conjunto valenciano sólo se encuentra dos puntos por debajo de los barceloneses y segundo, porque el destino parece que quiere ver al Levante en Primera división. Esa conjunción de fortuna que aparece en sus momentos más complicados hace que se sientan invencibles, más si cabe cuando el que lo observa es un aficionado deportivista, que teniendo en cuenta la mala suerte que acompaña al Dépor en todos los partidos puede estar empezando a pensar que al equipo herculino le lanzaron un 'meigallo'.
Y es que en una tierra tan supersticiosa como Galicia, este tipo de elementos son tenidos tan en cuenta casi como las estadísticas o datos objetivos. El Deportivo ha vivido esta temporada un divorcio total con su afición, la directiva, incluso creando cierto desapego a la entidad, por eso sabe lo que está sintiendo el Espanyol. En ellos se puede ver un equipo inmerso en una caída libre, sin ilusión y entrando en situaciones de las que es difícil de maniobrar con la premura del calendario.
Pero no todo es superstición, la esperanza de los gallegos no se basa en ello. Los datos claramente advierten de que el club catalán es un rival factible para lograr la permanencia. Como ya mencionamos, suman un punto de los últimos 15; acumulan tres derrotas seguidas (Valencia, Getafe y Eibar); su última victoria data del 11 de marzo (2-1 ante la Real Sociedad); lleva cinco jornadas consecutivas sin anotar un sólo gol y el Dépor le ha conseguido recortar siete puntos en las últimas tres jornadas, que de conseguir emular en las tres próximas dejaría a los de Quique Sánchez Flores a dos puntos del descenso a falta de seis en juego.
Otro elemento a tener en cuenta es el calendario. En esto el Deportivo es el peor parado, pero eso ya no es ninguna novedad. En este ámbito el Espanyol tiene dos salidas muy complejas ante Girona y Atlético de Madrid y una impredecible, que es la de la última jornada en San Mamés.
En casa el calendario sería benévolo, puesto que podría recibir a dos equipos ya descendidos, uno seguro como es el Málaga en la penúltima jornada y otro Las Palmas que visita Cornellá la semana que viene. A priori estos dos partidos se contabilizarían como victorias locales, pero todo podría cambiar, ya que el Espanyol recibiría a dos equipos despojados del miedo y la tensión propias de la batalla por el descenso, algo que los hace más peligrosos ya que buscarán sin complejos victorias para poder despedirse dignamente de la categoría.
Por tanto en los hogares deportivistas ya se empieza a preparar la 'queimada' y a entonar 'o conxuro' para llamar "ás forzas do ar, terra, mar e lume" porque "si é verdade que tendes mais poder ca humana xente, eiquí e agora, facede cos espritos dos amigos que están fora, participen con nós desta remontada".
 

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *