Dépor | Descenso | Dos años para evitar el estrangulamiento económico

Dos años para evitar el estrangulamiento económico

Un contenido de:
ElDesmarque - EFE

Martes, 01 de mayo de 2018. 10:40

Reportar vídeo

El descenso del Deportivo a Segunda no solo supone un golpe futbolístico para el club gallego, sino también un varapalo económico que la entidad blanquiazul puede sobrellevar gracias a la renegociación de la deuda y a los ingresos que percibirá el próximo curso en la categoría de plata.

 
Una de las claves para que el Dépor pueda afrontar con garantías de supervivencia, al menos a medio plazo, su regreso a Segunda es el acuerdo que alcanzó con Abanca antes de que empezara la temporada actual, que le permitió quitarse de encima los compromisos que había adquirido con la Agencia Tributaria al satisfacer esa deuda.
El contrato con la entidad financiera gallega (que le prestó 45 millones de euros) le da, además, un respiro al brindarle dos años de carencia por el descenso de categoría, lo que le permitiría evitar los pagos de 1,5 millones semestrales a los que se comprometió con el banco.
En cambio, a Abanca y a Sabadell Gallego sí tendrá que abonarle la deuda correspondiente al acuerdo singular con ambas para satisfacerles la deuda privilegiada que había contraído antes de 2013 y también tendrá que seguir pagando la deuda concursal ordinaria.
En el lado positivo, la ayuda al descenso, que le reportará cerca de 15 millones de euros (en cuatro plazos a partir de octubre), unido a los ingresos por televisión, que bajarán desde los más de 40 millones de euros de Primera División a unos diez en Segunda, le permitirán disponer de uno de los presupuestos más altos de la categoría de plata.
Los traspasos son otra vía de ingresos para el Deportivo, que podría verse obligado a desprenderse de muchos de los activos de la plantilla porque en algunos casos sus cláusulas de rescisión se reducen a cantidades mínimas tras el descenso y son apetecibles para otras entidades.
Eso sí, también bajarán sus fichas, por lo que podría retener a los que considere fundamentales para confeccionar el equipo que intentará volver a la élite por la vía rápida, como en los dos descensos anteriores.
Y es que el descenso supone un frenazo en seco en la progresión económica del Deportivo y le apremia a lograr el ascenso en dos años para no verse otra vez en serios problemas económicos.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *