Notificaciones

Ariadna Priante: la perla de la 'Generación Z' que quiere dar brillo olímpico al vóley español

Ariadna Priante coloca un balón durante el Campeonato de Europa de 2019.
Ariadna Priante coloca un balón durante el Campeonato de Europa de 2019.

La senda por la que avanzan juntos ElDesmarque e Iberdrola discurre en esta ocasión por Las Palmas de Gran Canaria. Allí nos recibe Ariadna Priante, que se ha mudado recientemente a la isla, donde ha fichado por el IBSA Las Palmas, equipo de la Liga Iberdrola de voleibol. Esta jovencísima deportista, perteneciente a la ahora llamada Generación Z -nacidos entre 1994 y 2010-, fue clave en los partidos que la selección femenina de vóley disputó en el Campeonato de Europa de 2019. De su mano, volvemos a insistir en que #EllasValenOro.

Ariadna nació en Barcelona en el año 2002. Sus primeros pasos en este deporte los dio en el colegio y pronto fichó por el Sant Cugat. También ha crecido deportivamente en la Concentración Permanente de Soria. A sus 19 años, ya suma una participación con la selección absoluta en el Campeonato de Europa del pasado año, que tuvo como sedes Turquía, Polonia, Hungría y Eslovaquia y en el que las Leonas de Vóley cayeron en octavos de final ante las polacas. Pero su corta edad no le resta experiencia ni cierta sabiduría que ha adquirido gracias a su paciencia en el campo. En la temporada 2020/2021 afronta un nuevo reto: formar parte de un equipo de la Liga Iberdrola.

Su objetivo principal para esta campaña es "aprender sobre todo de las mayores y aprender a estar en un equipo de la máxima competición". Aunque también añade la colocadora que será su primera experiencia en un piso compartido y de este tema quiere sacar otro tipo de enseñanzas.

La catalana no se fijó en el vóley por ninguna razón específica: sus amigas lo practicaban en el cole y ella se apuntó. "Poco a poco me fue gustando y seguí", recalca. Y vaya si siguió.

Un crecimiento imparable, una generación prometedora

Ariadna forma parte de una generación de jugadoras de voleibol que vienen pisando fuerte y que prometen dar grandes alegrías a nuestro país en el futuro. Confiesa que no sienten presión en ese sentido, pero que sí están concienciadas en mejorar a diario: "No puedes parar de entrenar, no te puedes relajar. No hemos conseguido nada, acabamos de empezar". Una de las cosas que se proponen es que España vuelva a disputar unos Juegos Olímpicos -cosa que no hace desde Barcelona 92- y están dispuestas a luchar por ello: "A mí me gustaría mucho y seguro que a todas".

Para centrarse en buscar metas mayores, Ariadna tiene dos referencias deportivas. Una es la nadadora Mireia Belmonte, de quien ha asumido el lema 'Para alcanzar lo que nunca has tenido tendrás que hacer lo que nunca has hecho'. "No es que sea fan específica de Mireia, pero sí la admiro como deportista por el simple hecho de ser mujer, ha trabajado muy duro y ha ganado lo que se ha propuesto", destaca. Su otro ejemplo, esta vez del mundo del vóley, es Ofelia Malinov, su homónimo en posición en la selección de Italia.

En ese sentido, la catalana destaca que el papel de una colocadora es fundamental en el campo: "Es la jugadora que dirige y distribuye el juego todo el rato. El balón siempre pasa por ella".

Aunque todavía faltan unos cuantos años para retirarse, y por si mudarse desde Cataluña hasta Las Palmas no fuese suficiente reto, Ariadna comenzará este año sus estudios en la universidad. Consciente de que la vida del deportista es corta, ha buscado una alternativa para cuando tenga que dejar el vóley de alta competición y va a hacer la carrera de Diseño y Creación Digital en un campus online, para poder compaginarlo con sus entrenamientos.

Ariadna Priante, durante el Campeonato de Europa de 2019.
Ariadna Priante, durante el Campeonato de Europa de 2019.

Juventud, divino tesoro

Para Ariadna, su juventud no es ni mucho menos un hándicap para su nivel de juego. Siendo una de las más jóvenes de la selección, su papel en el Europeo de 2019 fue clave en el devenir de las Leonas, dirigidas por Pascual Saurín. Se considera una afortunada por el empuje que supuso que sus compañeras de selección creyeran en ella: "Valoro mucho la confianza que me dieron porque todas esas jugadoras estuvieron en el Preeuropeo y lucharon por tener una plaza en el Europeo, y yo no. Me sentí superintegrada en el grupo y me ayudaron mucho".

La catalana, de momento, cree que su edad le puede aportar más ayudas que problemas: "Ahora mismo lo veo como una ventaja porque me fijo en las jugadoras que tienen más experiencia, en cómo trabajan. Pero el ser mayor también tiene sus ventajas", insiste.

Espera que el vóley crezca en los próximos años, aunque es consciente de que para ello tienen que darse varios factores. "Creo que, primero de todo, si se ganaran más cosas, tendría más visibilidad", concreta Ariadna. "Pero aun así me gustaría que mucha más gente fuera a ver el voleibol de forma presencial. Ahora no sé si se va a poder con el COVID, pero sería lo mejor".

El apoyo de fuera es importante, pero tener jóvenes perlas que auguren un futuro prometedor lo es todavía más. Y en Ariadna Priante tenemos a una de ellas.

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando