Notificaciones
Final
Semifinales
Cuartos
Octavos
Eurocopa
Suiza Suiza
1-1; Shaqiri, min. 68
1-1
Jornada 2
02 de julio de 2021
18:00
España España
0-1; Jordi Alba, min. 7

¡Gora España!

España está en semifinales de la Eurocopa. Y no hay contra ni pero que reste el gran éxito que representa para la selección, más aún teniendo en cuenta las penurias y el sufrimiento que este equipo lleva ya atravesados en este torneo. La España de Luis Enrique superó a Suiza en una tanda de penaltis con todo el suspense del mundo, en la que remontó tras fallar su primer penalti y acabó poniendo rumbo a Londres, a la semifinal, con el tanto decisivo de Oyarzabal desde los once metros. Eso sí, el mérito, el mayor, debe llevárselo Unai Simón, que sostuvo a España con dos paradas en una tanda de penaltis que se puso muy, muy fea. El portero del Athletic se hizo gigante para iluminar a una España bastante gris. El meta ha pasado en 240 minutos de villano al mayor héroe español, cosas del fútbol, pero cosas también de su enorme personalidad.

Unai Simón y Mikel Oyarzabal aclararon el futuro de La Roja. Un futuro que se había puesto bastante gris, tan gris como el partido que jugó la selección de Luis Enrique, que se adelantó en el marcador pronto pero que luego gestionó fatal el choque, hasta el punto de ver cómo era empatado y hasta el de punto de ver cómo Suiza le superaba en el césped... hasta la roja a Freuler, la discutida roja a Freuler. A partir de ahí y la prórroga resurgió España, ante diez, y ya sí generó fútbol y ocasiones.

España está en semifinales, y es una España limitada, atrás y adelante, una España que es muy mejorable. Pero es innegable que es una España con corazón, con alma, la de un equipo joven, nuevo, que ha logrado alcanzar las semifinales de un torneo como la Eurocopa y pasar a la historia con una actuación que ya ha sido notable, más allá de rivales discretos, más allá de fortunas y más allá de argumentos que resten el mérito, que también los hay y muy válidos.

El gol y adiós España

Suiza y España saltaron bien al campo. España tomando el control de la pelota y jugando con cierta fluidez, incluso pisando área. Suiza, defendiéndose con cierto orden y saliendo a la contra con velocidad. Eran los primeros minutos y los dos equipos ejecutaban su plan con eficiencia, aunque con más continuidad los de Luis Enrique, que a través sobre todo de Pedri y la participación de Ferran, que fue de más menos, encontraron caminos hacia el área helvética. Esa buena disposición española generó, decíamos, aproximaciones, y en un córner se alió la suerte con España en un remate lejano de Jordi Alba que rechazó en Zakaria y se coló en la portería de Sommer. Solo 8 minutos y España se adelantaba, aunque en realidad el partido había estado igualado.

Y en esa tónica de igualdad continuó el encuentro, que de hecho se fue afeando poco a poco por la ausencia de juego. España no encontraba a Busquets, bien defendido por los sacrificados Seferovic y Shakiri. Las alas empezaban a trompicarse y Pedri, el camino siempre más claro, ofrecía soluciones no podía encargarse de acelerar ni mejorar todas las jugadas. Eso, unido a una buena defensa Suiza, convirtió el partido en plomizo. España, con el marcador a favor, arriesgó menos, perdía menos balones en zonas peligrosas y evitaba que Suiza armara contras como las de los 10 primeros minutos, porque además se quedó sin uno de sus mejores elementos a tal efecto, Embolo, lesionado. Los de Luis Enrique, pues, al arriesgar menos, tampoco llegaban arriba. El caso es que el partido hasta el descanso mutó en aburrimiento y monotonía.

La segunda mitad tuvo más animación sobre todo por parte helvética. Bien plantado, con una defensa cada vez más segura y un centro del campo muy superior físicamente al español, Suiza empezó a inclinar el partido de su lado, a un contexto mucho más favorable para sus intereses en el que los de Luis Enrique no encontraban pase, no encontraban posesiones cómodas y en espacios cortos y largos la superioridad física empezaba a imponerse. Tampoco es que los de Petkovic generaran mucho peligro, pero abortaron cualquier intento español y tuvieron algunas llegadas y un par de remates muy peligrosos. El empate, en todo caso, vino de un nuevo error de la zaga española. Un tibio despeje de Laporte se alió con la mala fortuna para dejar un balón franco en el área de Simón que acabó rematando Shakiri.

El partido se ponía bastante, muy feo, porque Suiza en esos momentos era superior físicamente y futbolísticamente España no lograba imponerse en nada, pero de nuevo la suerte o el árbitro le hizo ojitos a España. Una expulsión muy rigurosa de Freuler frenó el ímpetu suizo en el tramo final del partido y permitió a España respirar y volver a recuperar el centro del campo y la pelota. Luis Enrique había sacado a Gerard Moreno por Morata pero lo acostó a una banda, y también Dani Olmo, pero casi no aparecieron hasta que España tuvo superioridad en el campo.

Ocasiones y ocasiones en la prórroga

A la prórroga se fueron los equipos con el regreso al equipo de Llorente, por Koke. Visto el partido, Luis Enrique estaba obligado a dar energía a su equipo, porque ni con uno más lograba imponerse España en ese aspecto.

España sí mejoró en la primera parte de la prórroga. Solo faltaba con uno más, claro. Pero tuvo más paciencia, esperó a encontrar espacios y también encontraba a Oyarzábal, que también salió, o Dani Olmo en el área, y estos generaron acciones de disparo o regate. En realidad, en esos minutos el equipo español tuvo varias ocasiones claras, una llegada por banda con remate de Gerard fuera, otro balón largo con otro remate del catalán que sacó Sommer uno contra uno y varios remates de Oyarzabal y Olmo. Pero no entraron.

Como no entraron más ocasiones de Dani Olmo, Gerard o Llorente en la segunda mitad de la prórroga. El partido había dado la oportunidad y la ventaja de la superioridad, pero cuando España empezó a sacarle fruto faltó eficacia, porque ocasiones las hubo. Así pues, todo se dilucidó en el punto de penalti.

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando