Gerry Armstrong, del gol en Valencia a la salsa Peri-Peri en Mallorca

Armstrong no viajó a la luna, ni toca la trompeta ni monta en bici, pero es un personaje popular en la isla, ya sea en Gran Bretaña, Irlanda del Norte o Mallorca.El debut de Irlanda del Norte en una Eurocopa trae al recuerdo al Armstrong norirlandés, de nombre Gerry, el delantero que condenó a la selección española al desastre, con aquel gol en Valencia, en el Mundial de 1982, que envió al equipo de José Emilio Santamaría al cruce más complicado, frente a alemanes e ingleses.
Fue el momento de mayor gloria de Gerard Joseph Armstrong, más conocido como Gerry Armstrong, que ya le había marcado un gol a Honduras y le marcaría otro a Francia en el Mundial, convirtiéndose en el máximo goleador británico de España'82.
Armstrong militó en 15 clubes -incluidas cinco temporadas en el Tottenham- y prolongó su carrera hasta los 41 años, pero fue aquel gol en Mestalla, que entonces se llamaba estadio Luis Casanova, el que le encumbró y, curiosamente, le ligó a España.
Un año después, el atacante norirlandés fue fichado por el Mallorca. No triunfó, fue silbado en muchos campos donde se le culpó de la mala actuación de la selección española, y descendió con el Mallorca. En la siguiente temporada, tampoco tuvo una actuación relevante en Segunda y abandonó el club bermellón para enrolarse en el West Bromwich Albion inglés.
Pero ya se había quedado prendado de las Islas Baleares y del fútbol español. Tanto para convertirse, tras ser entrenador sin excesiva relevancia (Worthing) y ayudante en la selección norirlandesa, en un reputado comentarista de la cadena Sky especializado en la Liga española, que no sólo compró una vivienda en Mallorca, sino que se fue a vivir allí con su esposa y sus dos hijas y abrió un restaurante, el Gerry Peri's, especializado en esa salsa hecha a base de una guindilla muy picante (Peri-Peri) que reúne a la comunidad británica de la isla en torno al grill, la cerveza y, cómo no, el fútbol televisado.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *