Klinsmann recibe el trofeo de las manos de Isabel II. La selección germana conseguía su tercera Euro en la primera disputada en Inglaterra.
Galería