Balonmano | Gurutz Aginagalde deja paso a una nueva etapa
Secciones

Gurutz Aginagalde se despide emocionado del BM Logroño

Un contenido de:
El Desmarque

Jueves, 15 de noviembre de 2018. 15:07
Gurutz Aginagalde se despide del Balonmano
Gurutz Aginagalde se despide del Balonmano

Gurutz Aginagalde ha dicho este jueves "adiós" entre lágrimas al BM Logroño, club del que ha sido capitán y en el que ha militado en los últimos 14 años. El guardameta se ha despedido en la sala de prensa del Palacio de los Deportes con una enorme expectación y entre los asistentes estaban sus compañeros de equipo y su entrenador, Miguel Ángel Velasco.

"Siempre he dicho que hubiera querido irme de Logroño ganando algún título, pero me llevo un título mucho mayor, el cariño de la gente", ha dicho el guipuzcoano emocionado.

Gurutz Aginagalde llegó a Logroño desde el Bidasoa en 2005, cuando el club aún estaba en Segunda División. A partir de ahora su camiseta no volverá a ser utilizada por otro jugador, y el club riojano colgará su dorsal en el Palacio de los Deportes junto con el de Rubén Garabaya.

Ayer jugó su último encuentro en la Liga Asobal, competición en la que disputó 615 partidos, y a partir del 24 de noviembre aspira a ser el presidente del Bidasoa, y "devolver a este deporte" lo que le ha dado "durante 24 años". Todavía estará el sábado en Logroño, en el partido que su equipo juega con el Kadetten suizo de la Copa EHF.

Incluso viajará a Suiza con su equipo para jugar el día 24 la vuelta de la eliminatoria, y conocerá allí si ha ganado las elecciones a la presidencia del Bidasoa o no, aunque en cualquier caso no continuará como jugador.
El portero irundarra, visiblemente emocionado en algunos momentos, ha dado las gracias en especial a quienes le han ayudado en los últimos 14 años a sentirse en Logroño "como en casa" y, en global, ha dicho que su estancia en este club "creo que ha salido bien".
"Tengo mucho que agradecer a directivos, entrenadores, patrocinadores y compañeros, porque he aprendido mucho de todos", ha insistido, y también se ha acordado "de todos los que trabajan en la sombra en el club y de los aficionados" porque "con todos ellos me he sentido como en casa y eso es lo que me llevo".
Ha afirmado que acumula "una mochila de buenos recuerdos y momentos importantes" en su carrera, desde el ascenso a la Liga Asobal con el conjunto logroñés a sus partidos en Europa, primero, y en especial, en la Liga de Campeones. "Hemos jugado bastantes finales, más de las que hubiéramos soñado. Creo que este club no ha tocado techo y creo que ganará el título que a mi me hubiera gustado tener antes de irme", ha asegurado.
De los 14 años que ha jugado en el mismo equipo se queda con "la victoria conseguida ante el París Saint Germain en Logroño". "Tocamos el cielo con un partido impresionante. Hay otras situaciones, como cuando fuimos a la Copa Asobal con un equipo totalmente roto, en el que vi que aquí había un grupo de personas extraordinarias", ha añadido. Su debut con la selección española, a los 40 años de edad "fue un momentazo, pero por encima de eso me quedo con el partido ante el París", ha asegurado.
Ha recordado también la década que pasó en el Bidasoa, donde empezó a jugar al Balonmano y ha explicado que espera "poder agradecer a ese club, pero de otra forma, ayudando a que crezca". El portero, que ha recibido una larga ovación de sus compañeros durante la rueda de prensa, ha reconocido que a él le hubiera gustado retirarse a final de temporada y ha explicado que cuando empezó a prepara su candidatura al Bidasoa le dijeron que "la actual directiva acababa el próximo verano": "Nunca pensé que las cosas iban a ser así". De hecho, ha afirmado que antes de pensar en su proyecto para el club de Irún, se veía jugando "dos o tres años más, por cómo me encuentro física y mentalmente".
"Las cosas han venido como han venido, pero no pasa nada, los deportistas estamos acostumbrados a superar dificultades", ha asegurado. De hecho, ha explicado, al ver cómo algunos compañeros se retiraban "pensaba como lo haría yo" pero "las cosas han pasado como han pasado y creo que no hay nada mejor que poder seguir ligado a este deporte y devolver todo lo que he recibido de él, en otra perspectiva, para que el balonmano siga vivo".
En más de dos décadas como profesional a él le ha tocado "ver momentos de bonanza del balonmano español, en los que los mejores jugadores del mundo estaban aquí" y "otros, con la crisis económica, en los que las ligas alemana y francesa nos han adelantado".
Su actual entrenador, Miguel Ángel Velasco, que compartió vestuario como jugador con el portero ha subrayado que es "un ejemplo como deportista, como capitán de una plantilla y como persona" y le ha deseado lo mejor en su nueva etapa.
Enviar comentario