Real Sociedad | Xabi Prieto, Tambor de Oro
Secciones

Xabi Prieto, Tambor de Oro

Un contenido de:
Ion Urrestarazu

Sábado, 01 de diciembre de 2018. 09:15
Xabi Prieto celebrando un gol la temporada pasada. (Foto: Real Sociedad).
Xabi Prieto celebrando un gol la temporada pasada. (Foto: Real Sociedad).

Viendo la actualidad más reciente entorno a la elección del tambor de oro no se me pueden remover más las tripas. Hablando claro, y perdón por la expresión, si algún año lo tenían a huevo era éste. Más a huevo que nunca.

De por sí ya viene siendo difícil, compleja y hasta polémica la designación de tal galardón como para desaprovechar, egoístamente por su parte, la oportunidad de no darle más vueltas y tener al menos esta edición un ganador que acapare
un gran consenso. No digo que lo tenga que ser sí o sí pero desde luego podría ser uno de los tambores de oro más aclamados y apoyados popularmente de los últimos años.

No creo que haga falta sacar la lista de méritos y virtudes de Xabi Prieto para justificar todo ese clamor intangible pero lo haré, al menos mostrando como esas premisas tan necesarias para optar al premio nuestro eterno capitán las cumple no, lo siguiente. Sobra decir que ha dado la vuelta al mundo con un escudo en el pecho en el que figuran dos eses: SS, dando ejemplo de educación y mostrando orgullo de su ciudad.

No hace falta decir que a todos los foráneos que han llegado al la Real él les ha inculcado las buenas costumbres de Donostia, incluso les ha llegado a enseñar a que chapurrearan algo de euskera. Y qué decir que ha preferido vivir a escasos metros de la barandilla de La Concha que en ninguna otra parte del mundo porque para él, como tantas y tantas veces lo ha manifestado, no hay mejor lugar en el mundo que Donostia.

Y resulta ahora que no sólo se cargan la posibilidad de que el 10 opte a tan bonito
reconocimiento, sino que además pasan a imponer una pequeña lista de cinco mujeres para que de ahí, porque sí, salga la galardonada. Cinco mujeres que tiene el mismo derecho que el resto de personas (sobra decirlo) pero que a su vez se les está penalizando y debilitando como mujeres desde el momento en que su candidatura pasa a ser firme por decreto, cuando las empujan porque sí, siguiendo un criterio (inclusivo lo llaman) de género que provoca un efecto totalmente contrario, dejándolas como víctimas de una discriminación positiva que no ayuda en nada a seguir haciendo ese camino por la igualdad de géneros.

Es la educación la que tiene que arar ese camino para que después se pueda ir a mayor velocidad, no las imposiciones ni las discriminaciones positivas, que como concepto, es ya en sí mismo una contradicción. Es verdad que esto se escapa ya de lo puramente deportivo, pero si tanto estamos luchando porque las mujeres tengan los mismos derechos y se equiparen sus prestaciones a las de los hombres en el mundo del deporte no se deberían menospreciar a las propias mujeres forzando algunas situaciones como se está haciendo.

No dudo que Xabi Prieto, siempre al lado del equipo femenino de la Real, alabe que finalmente sea una mujer la ganadora pero pienso firmemente que no creo que a día de hoy se lo merezca nadie más que él. El domingo en la visita de la Real a Sevilla, será la primera desde hace muchos años en la que no pueda saludar al bueno de Xabi en el hotel o despedirle con un “vamos, aganar eh?” antes de montar al autobús de camino al estadio.

Para mí es y será mi Tambor de Oro. Qué digo, mi balón de oro. El domingo aunque no estés, estarás.

Enviar comentario