Secciones

Salid y disfrutad

Un contenido de:
Ion Urrestarazu

Miércoles, 28 de Agosto de 2019. 08:45
Oyarzabal lanza el penalti en San Mamés en el derbi vasco entre Athletic y Real Sociedad (Foto: LaLiga).
Oyarzabal lanza el penalti en San Mamés en el derbi vasco entre Athletic y Real Sociedad (Foto: LaLiga).

Hay un equipo bonito. Ese podría ser el resumen de la gran mayoría de comentarios y sensaciones que desprenden los realzales tras el buen inicio liguero del equipo txuriurdin. Como siempre que la pelotita entra o que las cosas parecen marchar bien parece más fácil y apetece más charlar y debatir sobre algunas jugadas, los fichajes, la portería, etc. Afortunadamente el arranque está siendo bueno, y por ello, propicio para generar ilusión y expectación de lo que esta temporada nos puede deparar.

Si alguien tenía alguna duda sobre quién era o qué se podía esperar de Martin Odegaard, yo creo que ya se está encargando él solito de mostrar lo gran jugador que es, la calidad que atesora y la gran influencia que va a llegar a tener en los éxitos del equipo. En tiempos del bueno de Kovacevic se decía que “si Darko gol, no problem”. Este año podría decirse algo parecido en relación al joven noruego, si vuela alto, la Real volará alto también.

Salvando las distancias, pero también en una línea positiva, todos estamos contentos con lo que hemos visto de Isak. Sus dos salidas desde el banquillo han influido en una mejora sustancial del marcador a favor de la Real y ha dejado detalles de lo buen jugador qué es, emanando peligro en cada acción en la que ha intervenido.

Tras el partido de Mallorca en un programa televisivo, un experto de fútbol internacional contrastado reconocía que se había sorprendido mucho cuando el Borussia de Dortmund había dejado salir a Isak y más aún cuando éste no iba a un equipo que jugara la Champions League, destacando su nivel y avanzando que, en su opinión, puede ser el fichaje del año de la Liga.

Sin alzar las campana al vuelo ni muchísimo menos, sigue habiendo cosas bonitas que alabar, como el buen estado de forma de Moyá, la solvencia de los jóvenes que están poblando la defensa, la recuperación para la causa de Illarramendi, la gran aparición de Portu y la gestión y lectura de los dos partidos por parte de Imanol, que si bien es cierto que siempre se recurre a que los jugadores son los que ganan los partidos (perder los pierde sólo el entrenador, eso ya se sabe cómo es), sería injusto no reconocer que el oriotarra ha sido valiente y eso ha influido directamente en los resultados cosechados.

Algunas cosas menos bonitas o no tan satisfactorias también las hay, pero esas las dejo para otro momento, seguramente vayan a mejor, pero como digo, me quedo con lo bueno, el cuerpo me pide ser positivo.

Estamos en semana de derbi y metiendo en una coctelera los precedentes recientes y lo visto en estas dos primeras jornadas, no puede salir más que un combinado con sabor a ambición e ilusión, de color blanquiazul por supuesto.

Ayer inauguraban en los aledaños del Camp Nou una estatua del mítico Johan Cruyff bajo la cual se puede leer la legendaria frase que dijo a sus jugadores antes de saltar al campo en la final de la copa de Europa de Wembley en mayo del 92: “salid y disfrutad”. A la vista del plantel que tenemos, la calidad que atesora y la sangre de Zubieta que bombea el corazón del equipo, no se me ocurre una arenga mejor que esa para lograr llevarnos el derbi. Aunque solo sean tres puntos. ¿O son algo más? Según…

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?