LaLiga Santander
Real Sociedad
Le Normand (25')
Oyarzabal (48')
Willian José (57')
Odegaard (80')
4-1
Jornada 15
30 de noviembre de 2019
16:00
Eibar
Diop (35')

La Real desempolva su pegada

Sábado, 30 de Noviembre de 2019. 17:58

Los jugones, la calidad, la pólvora. En un partido en el que la Real Sociedad no logró la tranquilidad hasta la segunda parte logró llevarse la victoria (4-1) gracias a sus 'fuera de serie'. Oyarzabal, Willian José y Odegaard fueron los autores de los goles, a los que si además sumas a un central como Le Normand, poco más se puede decir ante un SD Eibar que dio la cara, pero al que su voluntad no le fue suficiente.

La Real Sociedad encaraba este partido con la necesidad de ganar. No por apuros en la tabla clasificatoria, o tal vez sí, pero a la inversa. 'Urgencia' por volver a sumar de tres en tres cuanto antes, para mantenerse en la parte alta de la clasificación. Enfrente estaba un SD Eibar que en su caso sí necesitaba el triunfo para no meterse en líos, y por ello su salida fue agobiante para los txuri urdin ya que en cuanto tocaban un balón, tenían a un futbolista armero encima.

Era fácil prever qué tipo de partido se iba a ver en el Reale Arena, y también que superar a los de Mendilibar iba a ser cuestión de paciencia y de madurar el encuentro. Los de Imanol lograron resolver las dificultades del primer tiempo con una gran segunda parte y un estelar Odegaard.

Tres puntos que permiten a los donostiarras mantenerse en lo más alto y volver a recuperar las buenas sensaciones en su estadio que además estrenaba césped y que, al igual que el equipo, logró 'ganar' a la climatología.

Remiro, antes del inicio del Real Sociedad-Eibar (Foto: LaLiga).
Remiro, antes del inicio del Real Sociedad-Eibar (Foto: LaLiga).

Mucha intensidad, poco fútbol

El Eibar salió con todos los jugadores posicionados en campo donostiarra, y con una presión muy alta y adelantada, como suele ser habitual en los equipos dirigidos por Mendilibar, un estilo de juego que no se le ha dado bien esta temporada a los txuri urdin.

En los primeros minutos a la Real le estaba costando interpretar el encuentro ante la presión armera, lo que le costaba lograr buenas combinaciones. A los seis minutos de partido se produjo el primer incidente en el cuadro de Imanol Alguacil, ya que tras un fuerte choque entre Aritz Elustondo y Pedro León dejó KO al beasaindarra, por lo que tuvo que ser sustituido. Robin Le Normand entró al terreno de juego a los ocho minutos.

Con diez minutos que se llevaban disputados de partido apenas había sucedido nada. Los porteros estaban inéditos. La primera ocasión buena tuvo lugar a los once minutos, sin embargo Willian José dudó en el área tras recibir un buen balón de banda de Odegaard, pero a la defensa armera le dio tiempo a reaccionar y desbaratar la jugada.

Le Normand celebra su gol al Eibar (Foto: LaLiga).
Le Normand celebra su gol al Eibar (Foto: LaLiga).

Poco a poco los txuri urdin se iban sacudiendo la alta presión del Eibar, en un partido en el que la intensidad dominaba al fútbol. El balón no corría lo suficiente como para romper la defensa de los de Mendilibar, y así iba a ser complicado encontrar espacios en ese muro azulgrana. Y eso que en el 19' una gran jugada de la Real en la que Monreal centró al segundo palo encontró a un Portu muy solo, pero tras controlar y rematar el esférico pegó en Cote y taponó el disparo. Junto con la de Willian José, la más clara en lo que se llevaba de partido.

Quien no perdonó fue Robin Le Normand en el minuto 25. El galo, que había salido al campo en lugar del lesionado Aritz, lograba de cabeza el 1-0 en lo que era su primer gol con la Real y en Primera División. Falta magníficamente ejecutada por Odegaard y Le Normand remataba al fondo de las mallas. La lata estaba abierta, las prisas a partir de este momento eran para el Eibar.

Odegaard estuvo cerca del 2-0 tras una buena asistencia de Portu, pero el remate del noruego se marchó lamiendo el palo. Y del posible gol realista.... al empate de los armeros, que llegó en el 34' después de un error en la salida de balón de Zubeldia. El balón lo cogió Orellana, que prácticamente disparó a puerta vacía, pero su balón pegó en el palo. Cuando parecía que la Real se había salvado con el poste, el esférico llegó a Pape Diop que cogió a la defensa local desajustada y ya no perdonó para establecer el empate.

Diop celebra su gol ante la Real Sociedad con Inui.
Diop celebra su gol ante la Real Sociedad con Inui.

Vuelta a empezar en un partido en el que, de nuevo, los donostiarras perdían su ventaja. Sin grandes méritos para adelantarse, los blanquiazules habían logrado marcar para minutos después volver a desaprovechar su ventaja. La primera parte no estaba siendo buena, y empate hacía justicia por lo visto sobre el terreno de juego.

El primer tiempo terminó con un gol anulado para cada equipo. El primero a Mikel Oyarzabal por fuera de juego, y el segundo al Eibar por mano de Charles. Además Willian José pudo marcar el gol psicológico en el tiempo de descuento, pero no acertó el brasileño. Mala primera parte en cuanto a fútbol, con pocas ocasiones. La Real debía proponer más en la segunda parte si quería llevarse los tres puntos de este partido.

Los jugones resuelven

El segundo tiempo empezó de la mejor forma posible para la Real Sociedad. Cumplido el minuto dos tras la reanudación, Portu apareció por la derecha, diagonal hacia el medio, el balón le cayó a Oyarzabal quien empalmó una gran volea cruzada, que no pudo detener Dmitrovic

La Real había cambiado. Había metido una marcha más y jugaba de forma más directa, sin correr tantos riesgos atrás. Martin Odegaard estaba apareciendo, algo que sucede con los jugadores de calidad, que cuando un partido se complica asoman para tratar de resolver con su calidad. Los donostiarras estaban jugando mejor y moviendo más rápido el balón. Además el Eibar atrás mostraba bastantes carencias.

Oyarzabal, en el momento del gol al Eibar (Foto: LaLiga).
Oyarzabal, en el momento del gol al Eibar (Foto: LaLiga).

En el 57' Willian José daba la puntilla. Córner que saca en corto la Real, despeja Oliveira el centro, y Willian José, que no estaba en fuera de juego, marcaba a la media vuelta. Parecía la sentencia definitiva.

Mendilibar arriesgó del todo y metió al terreno de juego a Kike García y Quique González. En un  partido que se ponía de cara a la Real, fueron los armeros quienes sin embargo dominaron los siguientes minutos. Parecía que los txuri urdin les cedían la posesión con la intención de esperar al Eibar y encontrar el error rival. Era importante mantener la calma. Un gol eibarrés podía conllevar nervios en los minutos finales del partido, y que el partido 'enloqueciera', algo que no interesaba a los intereses blanquiazules.

Pero como decíamos antes, para eso estaba Odegaard. Corría el minuto 80 cuando el noruego recibió un balón en la frontal del área, y pese a estar solo, disparó con una calidad incuestionable al fondo de las mallas de Dmitrovic. ¡Qué espectáculo! Un jugador que más vale disfrutarlo todo el tiempo que se pueda, porque es un regalo para este equipo. Actuación redonda la del nórdico.

Con el 4-1 en el luminoso acabó el partido. La Real logra sumar de nuevo una victoria tras dos jornadas sin meterse los tres puntos en el bolsillo. Un triunfo que permite a los txuri urdin mantenerse arriba para seguir soñando con cosas importantes esta temporada.

Próxima jornada

El próximo partido que disputará la Real Sociedad corresponderá a la jornada 16, y se disputará el domingo 8 de diciembre, a las 16 horas, en el José Zorrilla frente al Real Valladolid.

Todos los resultados en https://resultados.eldesmarque.com

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *