Secciones

Toño Ramírez apuesta decididamente por Remiro

Martes, 31 de Marzo de 2020. 16:00

La pasada temporada recibió el premio 'Guantes de Oro' en Chipre por haber sigo el portero que más veces había dejado la portería a cero en la Liga de este país. Es titular en el AEK Larnaca dirigido por David Caneda y comparte vestuario, entre otros, con Mikel González. Se trata de Toño Ramírez, quien fuera portero de la Real Sociedad en dos etapas diferentes, la última de la 2016 a 2018. Posteriormente puso rumbo al conjunto chipriota, en el que ya había militado también con anterioridad. En ElDesmarque Gipuzkoa hemos charlado con el arquero riojano para saber cómo se encuentra, y cómo está viendo a la Real desde la distancia.

-¿Cómo estás y cómo está la situación en Chipre? "La verdad es que aquí estamos bastante bien, de momento tenemos alrededor de 176 casos y por suerte el Gobierno ha tomado medidas a tiempo y parece que lo están controlando".

-¿Las medidas son las mismas que aquí, confinamiento y salir a lo básico? "Sí, eso es, luego cuando tengas que ir a la compra o salir por necesidades básicas tienes que mandar un mensaje a una centralita y esperar a que te den el 'OK'. Ahora justo han comunicado que solo se puede salir una vez al día, y a partir de las 21 horas hasta las 6 de la mañana no puede haber nadie, lo que es nadie, en la calle".

-¿Y cómo lo llevas tú? "Lo llevo bastante bien porque tenemos un patio y quieras o no al final te da vida, sobre todo con las niñas para sacarlas y que les dé un poco el aire. No sé dentro de una semana, pero por ahora lo llevamos bien".

-Y siguiendo el plan de trabajo que os habrán mandado desde el club... "Cada domingo nos mandan el plan de la semana, y dentro de lo que cada uno puede vamos haciendo los ejercicios. En cuanto al hecho de ser portero, lo mismo de todos: ejercicios de core, aeróbico estático y ese tipo de actividades. Tampoco podemos hacer mucho más".

Toño Ramírez recibió el premio 'Golden Gloves' en Chipre al término de la pasada temporada.
Toño Ramírez recibió el premio 'Golden Gloves' en Chipre al término de la pasada temporada.

-¿Lo más duro hasta ahora está siendo la distancia con los seres queridos? "Sí, aunque bueno tampoco los íbamos a poder ver... estábamos terminando de ver las noticias porque siempre estamos pendientes de lo que pasa en España, y más por cómo está el tema de crítico. Más teniendo en cuenta que mi familia es de Logroño y la familia mi mujer, de Vitoria, dos ciudades que justo son de las que peor están. Todos los días hablamos con ellos para ver qué tal están y de momento, por suerte, no tenemos ningún contagiado en la familia".

-Cuando se paró la Liga en Chipre, ¿cómo estaba la competición? "A nosotros nos quedaban nueve partidos para terminar. En el país teníamos solo 20 casos de contagiados y habían sido sobre todo gente de fuera teniendo en cuenta que Chipre es muy turístico. El Gobierno enseguida, lo primero que hizo fue cerrar colegios, LaLiga y sitios donde había aglomeraciones, cortarlo. Chipre está partida por la mitad de la isla y hace frontera con Turquía, y cerraron la frontera, también los aeropuertos, y estuvieron bastante rápidos".

-¿En qué situación le pilló el parón al AEK Larnaca? "Bien, porque habíamos tenido algunos problemillas como varios cambios de entrenador y parecía que justo estábamos levantando un poco la cabeza, y fue cuando cortaron la competición".

-Cuando vienes de buena racha nunca viene bien parar... "Claro, y estábamos en una buena dinámica, pero lo primero es lo primero, y eso es la salud y el estar bien ahora, no queda otra".

-El año pasado recibiste un reconocimiento por tus buenas actuaciones con el AEK. ¿Cómo estaban yendo las cosas esta temporada? "El año pasado me dieron el 'Golden Gloves', que es el 'Guante de Oro' que aquí se hace por porterías a cero, no por goles en contra. Este año estamos ahí, creo que voy tercero, y lo pelearemos. Nos quedan nueve partidos, pero pelearé para ver si puedo alcanzarlo".

-¿En qué idioma habláis en el equipo? Porque da como para hacer un once solo con jugadores españoles... "Principalmente en castellano, pero si no, en inglés. Aquí en Chipre el 99% de la población habla inglés. El idioma oficial es el griego, pero hablan inglés. En el vestuario, como somos un montón de españoles, es como si estuvieras en un vestuario español".

Toño Ramírez en su regreso a la Real en 2016.
Toño Ramírez en su regreso a la Real en 2016.

-El hecho de que haya tantos jugadores de un mismo país facilitará mucho las cosas para alguien nuevo... "Sí, mucha gente que no ha salido de España y que no se ha atrevido a dar el paso, al final ve que en un equipo hay tantos españoles y eso les llama, les hace dar el paso para decir: 'pues venga sí, vamos a ir para allí'. Sobre todo por el tema del idioma, eso hace que te vengas para adelante porque piensas que no va a haber problemas".

-¿Estabas siguiendo a la Real hasta el parón? "Yo a la Real la sigo siempre. Cuando puedo veo los partidos, pero seguirla lo hago siempre. La verdad es que es espectacular el juego que están haciendo con gente tan joven y con gente también de la casa. La verdad es que estaban haciendo un temporadón muy bueno".

-Fijándonos en la portería, que es tu demarcación, ¿conocías a Remiro en cuanto a verle jugar? "Algún partido le vi cuando estuvo en Huesca, pero no lo conocía futbolísticamente. Personalmente tampoco. Pero lo estoy viendo y además que tiene juventud se ve que es un portero con unas grandes cualidades".

-Seguirás manteniendo contacto con algún futbolista de la actual plantilla... "Con Aritz Elustondo, que fue su cumpleaños hace poco, le escribí para felicitarle, también con Zurutuza. Además con esto de las redes sociales hoy en día tienes más contacto".

-Es la última temporada de Zurutuza. Va a ser raro imaginarse a la Real sin él. "Es lo que suelo comentar con Mikel, siempre compartimos ideas y es lo que decimos, que ya solo queda Zurutuza de nuestra etapa. A Illarra lo podríamos meter, pero es posterior... pero ya ni Agirretxe, ni Markel, ni nadie. 'Zuru' es el último guerrero".

-¿Cómo viviste el hecho de que la Real se clasificara para la final de la Copa del Rey? "Había quedado con Mikel (González) y nuestro segundo entrenador, que es de Miranda, para ver el partido de vuelta. Estuvimos con nuestros piques con el segundo mister metiéndole un poco de caña, y la verdades es que estábamos muy contentos de que la Real se metiera en la final".

Toño Ramírez: "La Real Sociedad estaba haciendo hasta el parón un temporadón muy bueno"

-De entrenador precisamente del Mirandés estaba un exentrenador vuestro en el AEK Larnaca, Andoni Iraola... "Lo cesaron en el invierno pasado. Nos gustaba el hecho de que veíamos que el Mirandés jugaba como lo hacíamos nosotros cuando estaba Iraola aquí, en el AEK, lo veíamos reflejado. Estuvo bien Andoni aquí aunque lo cesaron, porque en estos países hay muy poca paciencia, pero entramos en Europa con él y ganamos una Supercopa. Nos dejó un buen sabor de boca".

-¿Qué te parece la final teniendo en cuenta que es un derbi? "Mikel y yo estábamos deseando que fuera el Athletic porque para la final te da más vidilla. Ya sabemos cómo se llevan los derbis y decíamos que 'ojalá' que la final fuera un Real Sociedad-Athletic. Es lo que queríamos porque ya de por sí es un partido especial en LaLiga, imagínate en una final. Aquello tiene que ser espectacular".

-¿Qué recuerdos guardas de los derbis frente al Athletic? "Lo de siempre. Son partidos especiales y en los que la motivación ya te sale sola. Cuando eres de la casa lo sientes más, pero a los que son de fuera se les transmite y lo viven igual que nosotros. La verdad es que eran partidos muy bonitos, con ese cierto pique porque es nuestro rival, nuestro derbi, peor un pique sano".

-¿Crees que es favorita la Real? "Esto es lo de siempre. En las finales no hay favoritos. A un partido puede pasar cualquier cosa, por mí que gane la Real, pero decir que es favorita, tampoco".

Toño Ramírez, antes de un partido con el AEK Larnaca.
Toño Ramírez, antes de un partido con el AEK Larnaca.

-¿Cómo está Mikel González, compañero suyo de equipo? "La verdad es que está contento. Cuando me dijo que tenía la opción de venir aquí, medio lo intenté convencer de que iba a estar bien y además él siempre había dicho que quería salir de España y vivir otra experiencia. Vino primero a visitar esto para ver cómo era, y cuando lo vio luego dijo ya que se quedaba. Está súper a gusto".

-¿Tendremos posibilidad de volver a verle jugar en la Liga española? "Ya es difícil. Tengo 33 años, me queda uno más aquí y yo lo que espero es acabar aquí la carrera. No puedo decir que no vaya a volver, pero es muy difícil..."

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *